Tercera edad

Los geriátricos acusan a Salut de "recortar" los pañales que da a sus ancianos

La 'conselleria' niega que haya reducido los servicios y esgrime una mayor "eficiencia" de la prestación farmacéutica

A 33ºC y sin aire acondicionado en plena ola de calor: así viven los ancianos de un geriátrico de BCN

La Generalitat deriva a pacientes de salud mental a geriátricos entre críticas de las residencias

Una mujer, en una residencia de ancianos

Una mujer, en una residencia de ancianos / CARLOS MONTAÑÉS

Beatriz Pérez

Beatriz Pérez

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

Un nuevo protocolo de la Conselleria de Salut tiene en pie de guerra a los geriátricos catalanes. Las residencias acusan a la Generalitat de "recortar" aún más sus recursos al reducir de cinco a cuatro los pañales diarios para cada anciano (tres durante el día y uno para la noche). El Departament, por su parte, niega haber tomado ninguna medida para "reducir las prestaciones de productos sanitarios absorbentes" y habla de "promoción de la calidad, seguridad y eficiencia de la prestación farmacéutica". La prestación farmacéutica incluye tanto medicamentos como productos sanitarios.

Los CAP aseguran que el departamento les ha marcado como objetivo este año "reducir el gasto en farmacia"

Salut publicó en 2021 un nuevo protocolo sobre incontinencias urinarias. Sin embargo, no lo había puesto en marcha hasta hace unas semanas. "La realidad es que, desde hace unos meses, diferentes centros de atención primaria (CAP) están intentando personalizar el uso o necesidad de absorbentes diarios para cada anciano, en función de si es incontinente moderado o severo. El protocolo demuestra bastante desconocimiento de la realidad asistencial", asegura Andrés Rueda, presidente de la Associació Professional Catalana de Directors de Centres d'Atenció a la Dependència y director del geriátrico Sant Pere de les Fonts (Terrassa).

Rueda explica que hay usuarios en los geriátricos que son doble incontinentes (es decir, que pierden orina y heces). "Este es un perfil de residente que necesita más de cuatro pañales al día, porque están encamados o sentados todo el día", dice Rueda, quien califica de "barbaridad" el nuevo protocolo de Salut. "Más del 40% de nuestros ancianos están en sillas de ruedas. De ahí nacen cantidad de úlceras que luego se infectan. Esta racionalización de pañales va en detrimento de la calidad y fomenta la aparición de lesiones", denuncia.

Trabajadores denuncian que esta racionalización "va en detrimento de la calidad y fomenta la aparición de lesiones"

Salut, sin embargo, niega los recortes y esgrime que las residencias sí pueden superar los cuatro pañales por usuario si así lo necesitan. "El sistema emite avisos únicamente informativos si se prescriben más de cuatro unidades diarias de pañales -en el caso de pañales de día- o uno -en el caso de pañales de noche o 'supernoche'. El sistema de receta electrónica informa sobre las condiciones de financiación y las recomendaciones vigentes, pero no limita el volumen de pañales prescritos", dicen fuentes de Salut.

Sin embargo, las residencias aseguran que este mes los CAP les han comenzado a enviar circulares para informar de que, en vez de cinco, los pañales para cada mayor serán cuatro, algo que ellas consideran un "recorte" que se suma a las bajas ratios de trabajadores. "Estamos absolutamente en contra de esta medida. Es malo para la higiene y malo para la salud. Más maltrato para las personas mayores", se queja Rueda.

"El sistema emite avisos únicamente informativos si se prescriben más de cuatro unidades diarias de pañales", se defiende Salut

Médicos de familia que trabajan en los CAP confirman que uno de los objetivos que les ha marcado Salut este año es, precisamente, reducir el gasto en farmacia. "Nos amenazan de forma velada diciendo que si no llegamos a esos objetivos, a lo mejor no tendrán dinero para cubrir al personal que se va de vacaciones", dicen fuentes consultadas por este diario. Tienen la sensación de que las cosas, desde hace unos meses, están "peor". "Esto no solo afecta a las residencias, sino también a los ancianos que están en casa. Los pañales suelen ser productos caros", añaden.

"Una barbaridad"

Una trabajadora de un geriátrico en Tordera (Barcelona), que prefiere mantenerse en el anonimato por miedo a las represalias, denuncia que "recortes" como el de los pañales "están ocurriendo en todas las residencias". Como Rueda, los califica de "barbaridad". "Hay abuelos que están encamados 12 horas al día. Un solo cambio de pañal por la noche es muy poco porque cuando se acuestan es cuando más miccionan porque se relaja más la vejiga", explica esta empleada.

Esta nueva medida, dice, hace que los ancianos "se levanten mojados hasta el cuello" y que la cama esté "empapada". "En verano es inhumano. Algunas familias no lo saben y otras callan", asegura. Esta trabajadora está ahora de baja, pero dice que va a hacer "todo lo posible por no volver". "Esto puede con mi salud mental. Todas las residencias están buscando personal y no encuentran auxiliares porque la gente ya no quiere trabajar ahí. Lo de los pañales se suma a la sobrecarga de trabajo que llevamos encima", concluye.