Investigación abierta

El ADN confirma que la mujer enterrada en Pontons era la pareja del detenido, el actor Jorge Ferrandis

Jorge Ferrandis plantó lavanda y rodeó con una valla la tumba.

Jorge Ferrandis plantó lavanda y rodeó con una valla la tumba.

2
Se lee en minutos
EFE

Las pruebas de ADN han confirmado que los restos de la mujer hallada descuartizada y enterrada a más de un metro y medio de profundidad en una finca de Pontons (Barcelona) son los de la pareja del detenido como presunto autor del crimen, en prisión provisional y sin fianza desde el pasado 5 de enero.

Según informa este martes la Guardia Civil, la investigación continúa abierta para el total esclarecimiento de este asesinato, que se habría cometido en el verano de 2021 en el piso que la pareja compartía en Barcelona, y que era propiedad del hombre arrestado, el actor Jorge Ferrandis, de 43 años.

Las pruebas genéticas realizadas en los laboratorios del Servicio de Criminalística de la Guardia Civil han confirmado la identidad del cuerpo descubierto el pasado día 3 en esta finca rural de Pontons, y que corresponde a la pareja del detenido, Ruth R.P. de 42 años y vecina de Barcelona.

El mismo día del hallazgo de los restos de la mujer, fue detenida su pareja como presunto autor del asesinato, el cual había excavado la fosa en esta finca para ocultar el cadáver.

Dos días después, el 5 de enero, el Juzgado de guardia de Vilafranca del Penedès (Barcelona) decretó prisión provisional comunicada y sin fianza, para el detenido en esta causa abierta por los delitos de homicidio o asesinato, extremo que se concretará según avance la investigación.

De acuerdo con la información judicial, no existían antecedentes por violencia de género.

El Servicio de Protección de la Naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil había recibido informaciones que indicaban un movimiento inusual de tierras en una finca de Pontons, por lo que se estaba investigando la posibilidad de un enterramiento ilegal de alguna especie de animal o incluso de alguna irregularidad medioambiental.

Tras unas primeras indagaciones del SEPRONA, el juzgado de Instrucción número 4 de Villafranca del Penedés ordenó y autorizó la excavación e inspección del lugar, una zona vallada y adornada con flores de lavanda, usando una máquina retroexcavadora.

Noticias relacionadas

Fue entonces cuando se descubrió el cuerpo de una persona en varias bolsas de plástico a más de metro y medio de profundidad, que se correspondía con el de una mujer.

En los registros practicados en dos viviendas del detenido en Barcelona, los agentes encontraron en una de ellas herramientas y utensilios susceptibles de haber sido utilizados para la excavación del terreno.