Comunicado del Govern

MeToo en la universidad: Catalunya actualizará los protocolos antimachistas en la enseñanza superior

La ’consellera’ de Igualtat i Feminismes, Tània Verge, en una foto de archivo.

La ’consellera’ de Igualtat i Feminismes, Tània Verge, en una foto de archivo. / Joan Cortadellas

1
Se lee en minutos
El Periódico

La Generalitat ha reaccionado a las denuncias de violencia machista en las universidades catalanas reveladas por EL PERIÓDICO con el anuncio de la preparación de un protocolo-guía para que los centros de enseñanza superior de Catalunya puedan actualizar sus procedimientos ante la aparición de casos de abuso y acoso.

En un comunicado hecho público este lunes, las 'conselleries' de Igualtat i Feminismes y de Recerca i Universitats consideran que los casos denunciados han puesto en evidencia que estos protocolos y los procedimientos administrativos que los sustentan "tienen que mejorar su funcionamiento, tanto en la vertiente preventiva y de detección como en la vertiente de la atención, el acompañamiento, la investigación y la eventual sanción".

Una dirección general, la de Erradicació de les Violències Masclistes, coordinará la elaboración del protocolo-guía, en el cual participarán la Comisión Mujeres y Ciencia del Consell Interuniversitari de Catalunya, profesionales con conocimientos en la materia y los vicerrectorados competentes en políticas de igualdad. En su comunicado, el Govern asegura también que se establecerán indicadores para identificar las omisiones o déficits de las intervenciones que pueden producir violencia institucional .

"Compañeras, os creemos"

Noticias relacionadas

"Desde el Govern decimos muy alto y claro 'compañeras, os creemos', y ponemos de manifiesto nuevamente nuestro compromiso de adoptar todas las medidas para erradicar las violencias machistas de todos los ámbitos, también del ámbito universitario", destaca la nota del Ejecutivo catalán.

El comunicado recuerda que el pasado noviembre la Comisión Mujeres y Ciencia del Consell Intruniversitari remarcaba que “las universidades, como instituciones generadoras y transmissores de conocimiento y valores, tienen que convertirse en instituciones referentes en igualdad y en compromiso con la erradicación de las violencias contra las mujeres”.