Decisión del Ministerio de Ciencia

El Gobierno elimina el nombre de Ramón y Cajal y de otros científicos de los Premios Nacionales de Investigación

  • A partir de la próxima convocatoria, los galardones se denominarán únicamente por la categoría en la que se convocan

  • Juan de la Cierva, que participó en la sublevación de Franco, ya fue vetado para denominar al Aeropuerto de Murcia

Autorretrato fotográfico de Santiago Ramón y Cajal, en Valencia entre 1884 y 1887.

Autorretrato fotográfico de Santiago Ramón y Cajal, en Valencia entre 1884 y 1887.

Se lee en minutos
Elena Fernández-Pello

Los Premios Nacionales de Investigación, el mayor reconocimiento con el que el Ministerio de Ciencia distingue a los científicos españoles, dejarán de llevar el nombre de investigadores ilustres, como Ramón y Cajal, Menéndez Pidal, Gregorio Marañón o Juan de la Cierva. A partir de la próxima convocatoria, los galardones se denominarán únicamente por la categoría en la que se convocan, en los casos anteriormente citados, respectivamente, Biología, Humanidades, Medicina o Transferencia de Tecnología.

Así, a partir de ahora, el Premio Nacional de Biología ya no será el Santiago Ramón y Cajal, ni el de Humanidades llevará el nombre de Ramón Menéndez Pidal, el de Medicina no se llamará Gregorio Marañón ni el de Ciencias y tecnologías de los recursos naturales Alejandro Malaspina. También se quedan fuera Blas Cabrera que estaba ligado al de Ciencias Físicas, de los Materiales y de la Tierra y Leonardo Torres Quevedo que iba unido al de Ingenierías.

El Ministerio de Ciencia no ha dado ninguna razón para suprimir unos nombres que estaban ligados a estos premios desde su creación, en 1982 y se ha limitado a indicar que ha procedido a la reestructuración de las áreas en que se otorgaban, que antes eran diez y a partir de ahora serán seis, que a su vez se duplicarán, con un reconocimiento al mérito de toda una carrera y otro para los investigadores menores de 40 años. En definitiva, que en lugar de los diez premios que se entregaban se entregarán doce.

Las áreas en las que se entregarán los premios a partir de la próxima convocatoria serán Biología y Medicina; Ciencias Químicas, Físicas y Matemáticas; Recursos Naturales, Ciencias de los Materiales y de la Tierra; Ingenierías y Transferencia de Tecnología; Humanidades y Ciencias Sociales y, por último, Tecnología de la Información, de las Comunicaciones y de la Inteligencia Artificial.

Los premios están a punto de cumplir 40 años y el Ministerio de Ciencia ha indicado, al comentar esta reorganización, que no es la primera vez que se hacen cambios en la convocatoria y que en algún momento repararon en la necesidad de subsanar la falta de representatividad femenina, ya que ninguna de las categorías ha llevado nunca el nombre de una investigadora española destacada.

Juan de la Cierva y el franquismo

Noticias relacionadas

Uno de los nombres que deja de estar vinculado a los premios es el de Juan de la Cierva, ingeniero de Caminos, Canales y Puertos e inventor del autogiro, y algunos medios nacionales ven ahí, por sus vinculaciones con el franquismo, la razón de este cambio en la denominación de los premios, idea que refuerza la retirada del nombre del inventor de las ayudas postdoctorales que concede el mismo ministerio, según trascendió este miércoles.

El Ministerio de Transportes prohibió hace unos días que el Aeropuerto Internacional de Murcia llevara el nombre de De la Cierva, apelando a la Ley de Memoria Histórica y argumentando que el ingeniero había estado directamente implicado en el golpe de Estado del Ejército en 1936, que había sido uno de los conspiradores contra la II República desde Londres y que había hecho de intermediario en la compra de armamento para apoyar la causa de las tropas sublevadas. Su mediación fue decisiva para conseguir el Dragon Rapide, el avión en el que Franco viajó de Canarias a Tetuán, en Marruecos, para ponerse al frente del levantamiento.