13 detenidos y 10 heridos

Disturbios en Linares tras la paliza de dos policías a un padre y su hija

  • Los vídeos que recogen la paliza han provocado una concentración de repulsa y altercados en el municipio

  • Los agentes, que no estaban de servicio y fueron arrestados el viernes, han tenido que declarar desde la comisaría de Jaén

Concentración en Linares en protesta por la agresión protagonizada por dos policías nacionales, este sábado.

Concentración en Linares en protesta por la agresión protagonizada por dos policías nacionales, este sábado. / DIARIO JAÉN

Se lee en minutos

El Periódico

Los disturbios que se han producido este sábado en la localidad de Linares (Jaén) en protesta por la agresión este viernes de dos policías nacionales fuera de servicio a un hombre y su hija de 14 años en la terraza de un bar se han saldado con un total de trece detenidos, dos de ellos menores de edad, y diecinueve policías heridos.

La gravedad de los hechos ha llevado al comisario jefe provincial de la Policía Nacional de Jaén y el de Operaciones a desplazarse este sábado por la noche a Linares para hacerse cargo de la situación después de que decenas de personas se apostasen durante horas ante la sede del juzgado número tres de la ciudad, donde en un principio estaba previsto que declarasen los dos policías detenidos. La crispación popular había ido creciendo con las horas al circular vídeos de la paliza por las redes sociales.

El paso a disposición judicial se había tenido que retrasar hasta las cinco de la tarde por el nuevo ingreso en el hospital de una de las víctimas por lesiones en la córnea, al que la juez quería tomar declaración, según fuentes policiales. La titular del juzgado número tres de Linares, por seguridad, ha decidido el traslado de los dos agentes a la Comisaría de Jaén donde esta noche aún continuaban prestando declaración por videoconferencia, tal y como se hace en otras detenciones en los últimos meses por la crisis sanitaria.

La tensión en la calle ha aumentado hasta derivar en enfrentamientos con la policía, destrozos de contenedores e incluso de un vehículo de la policía local, que se han saldado con tres detenciones. A través de las redes se ha organizado también una concentración de repulsa por la paliza ante la comisaría de Linares, informa Efe.

Expediente y sanciones

Los dos policías que fueron detenidos el viernes son un agente y un subinspector de la Policía Nacional, que presuntamente agredieron brutalmente a un hombre y su hija en una terraza de un bar de la localidad, cuando se encontraban fuera de servicio, mientras eran grabados por varios testigos que difundieron los vídeos a través de las redes sociales.

El herido fue ingresado en el Hospital San Agustín de Linares con lesiones en la nariz y la cornea, y también resultó herida, aunque de menor gravedad, su hija de 14 años.

En el material audiovisual se ve cómo varios hombres empiezan a dar golpes y empujones en plena calle a otro hombre, que acaba cayendo al suelo, siendo víctima de varios golpes y contusiones.

La Dirección General de la Policía (DGP) ha abierto un expediente disciplinario en el que se determinarán las sanciones que correspondan a los dos policías, a los que ya se retiró el arma y la placa. Estos "tendrán que responder tanto al juez en el apartado penal como ante la Policía Nacional por los lamentables hechos que han sucedido", según han asegurado fuentes de la Policía.

Hasta Linares se desplazaron el viernes desde la Comisaría Provincial de Jaén varios agentes, uno de ellos jefe de la UDEF, para que la instrucción del caso se desarrolle de la forma más aséptica posible.

Te puede interesar

La DGP ha lamentado y muestra "su más enérgica condena por los hechos ocurridos y por la actitud de estos dos policías, que no representan el trabajo diario de servicio público de los hombres y las mujeres de la Policía Nacional".

El Ayuntamiento de Linares y partidos políticos también han condenado "enérgicamente la brutal agresión", al tiempo que han exigido "que se actúe con contundencia contra una actitud que ensucia la imagen de un cuerpo que siempre ha velado por la seguridad de los linarenses".