LA SEGUNDA OLA DE LA PANDEMIA

Catalunya prepara un plan de retorno a la actividad a partir del 23 de noviembre

Las primeras actividades que se retomarán serán "todas aquellas al aire libre" y las terrazas de la restauración

El 'conseller' Sàmper avanza que el toque de queda nocturno se mantendrá "bastante tiempo"

La plaza Real con todas las terrazas cerradas.

La plaza Real con todas las terrazas cerradas. / ELISENDA PONS

Se lee en minutos

Montse Baraza

El Govern ha decidido prorrogar 10 días más las restricciones para controlar la pandemia en Catalunya, incluidos los cierres perimetrales, el toque de queda nocturno y el cierre de bares y restaurantes. Sin embargo, según han anunciado los 'consellers' Alba Vergés y Miquel Sàmper este jueves, el Ejecutivo catalán ya trabaja en un plan de retorno progresivo a la actividad a partir del próximo 23 de noviembre, día en que vencen esos 10 días de prórroga.

Y las primeras actividades que podrán retomarse serán aquellas de bajo riesgo al aire libre y las terrazas de bares y restaurantes. "Nuestro compromiso es que el día 23, sean cuales sean los indicadores sanitarios, que creemos serán buenos, retomaremos toda la actividad al aire libre", ha asegurado el 'conseller' Sàmper. Ello incluiría la práctica de deporte de base y las extraescolares al aire libre como el fútbol. "El resto, las iremos analizando una a una", ha añadido el titular de Interior.

El secretario general de Salut, Josep Maria Argimon, ha apuntado que quizás las restricciones de movilidad serán las que costará más de eliminar. Le ha dado la razón Sàmper: "Las restricciones que durarán más serán las estructurales, las de cambio de hábitos" y ha avanzado que, por ejemplo, "el toque de queda nocturno, que afecta relativamente poco, se quedará bastante tiempo".

Te puede interesar

El 23 de noviembre se revisará el cierre perimetral de fin de semana --que de municipio se podría ampliar a la comarca, a la región sanitaria o a la provincia, ha planteado Sàmper--.  Sin embargo, ha advertido, las modificaciones se harán "en la medida en que los datos médicos se estabilicen y tengamos mejora.

El Govern ha hecho hincapié en la necesidad de gestionar el "cómo" se realiza la desescalada y cómo vuelve a la actividad para evitar que se produzca una tercera ola de la pandemia. Y ha subrayado la necesidad de actuar con prudencia y de insistir en el uso de mascarillas, la higiene y vigilar las intereacciones sociales. Este proceso se negociará con cada uno de los sectores implicados.