LA SEGUNDA OLA DE LA PANDEMIA

Catalunya prorroga 10 días más el cierre de bares y restaurantes

Mantiene también el resto de medidas, excepto para los centros de estética, que ya podrán comenzar a trabajar

Toda la actividad al aire libre abrirá el día 23 y las restricciones de movilidad serán las últimas en levantarse

La ’consellera’ Alba Vergés y el ’conseller’ Miquel Sàmper. 

La ’consellera’ Alba Vergés y el ’conseller’ Miquel Sàmper.  / EUROPA PRESS / DAVID ZORRAKINO / ANNA MAS

4
Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +

El Govern de la Generalitat alargará 10 días, hasta el 23 de noviembre, las medidas restrictivas vigentes, ente las que se encuentran el cierre de bares y restaurantes, el confinamiento perimetral y de municipios (este último, durante los fines de semana) y el toque de queda nocturno. El Ejecutivo ha tomado la decisión teniendo en cuenta las cifras de ingresados en las ucis, todavía demasiado elevadas. Bares y restaurantes, o al menos sus terrazas, podrán abrir dentro de 10 días si bajan los ingresos de las ucis, como ya avanzó EL PERIÓDICO. 

Esta prórroga de 10 días (que permite al Govern mantener la limitación de movilidad durante dos fines de semana más) también afecta a restricciones de otros sectores, como el cierre de teatros, cines y gimnasios, que Catalunya hace dos semanas. En cambio, el Procicat ha acordado permitir la reapertura de los centros de estética y masajes con servicios individuales, previsiblemente a partir de este sábado, según la 'consellera' de Salut, Alba Vergés. La misma ha anunciado otra modificación de las restricciones: "Los centros de culto podrán abrir con una limitación de 100 personas".

Lo que es seguro es que, a partir del lunes 23, Catalunya abrirá toda la actividad al aire libre, entre la que se encuentran, por ejemplo las terrazas, abrirán. "Abriremos toda la actividad al aire libre y otras actividades las analizaremos a partir del 23 de noviembre. Pero, sean cuales sean los resultados de nuestros indicadores, abriremos toda la actividad al aire libre", ha asegurado el secretario de Salut Pública, Josep Maria Argimon, que este jueves se ha incorporado a las habituales ruedas de prensa tras un mes de baja por coronavirus.

"Abriremos toda la actividad al aire libre el 23 de noviembre, sean cuales sean los indicadores. Las otras actividades las analizaremos"

Josep Maria Argimon

Secretario de Salut Pública de Catalunya

La decisión de prorrogar el cierre de barres y restaurantes se produce en medio de intensas presiones del sector de la hostelería, que en las últimas horas ha recibido apoyo de diversos alcaldes. Y ha supuesto un nuevo episodio de discrepancias en el seno del Govern, después de que la Conselleria d'Empresa que dirige Ramon Tremosa planteara una reapertura de estos locales al 50% a la hora del almuerzo.

Mientras, el colectivo sanitario reclama al Govern que no se precipitara con la reapertura de la hostelería y personalidades como el presidente del Col.legi Oficial de Metges de Barcelona (COMB), Jaume Padrós, piden mantener las medidas al menos 15 días más.

Presión asistencial

"La tendencia de la pandemia es buena, pero no es suficiente. Los datos asistenciales son elevados, estamos en el pico de esta segunda oleada", ha dicho la 'consellera' Vergés. Según ella, la atención primaria está experimentando una "relajación" de los nuevos contagios y Salut trabaja ya en un plan de retorno a la actividad que ha sido desplazada a causa del covid-19.

Para el doctor Argimon, aunque las medidas son "difíciles", Catalunya "necesita estos días 10" de prórroga. "Necesitamos desacelerar los ingresos a las ucis para mantener la actividad no covid. Dentro de 10 días, tampoco saldremos con unos indicadores extraordinarios, saldremos, pero intentaremos que la velocidad de contagio [o Rt] no se vaya más allá de 1", ha explicado.

Por su parte, el 'conseller' de Interior, Miquel Sàmper, ha anunciado "medidas de descomprensión" a partir del 23 de noviembre. Es decir: ese día comenzará una progresiva desescalada de las restricciones en Catalunya, con un ojo puesto en lo que se hizo mal en junio para que el desconfinamiento sea progresivo. Lo ha apuntado el subdirector de Protecció Civil, Sergio Delgado: "En cuanto a la reapertura, para Interior y Protecció Civil es importantísimo cómo hacerla para evitar una tercera oleada. Debe haber un cambio de hábitos y elementos estructurales.  Hay que reforzar la distancia, mascarilla e higiene de manos".

Para el 'conseller' de Interior, las medidas que deben durar más son las "estructurales", las que impliquen movilidad

Noticias relacionadas

Además, Sàmper ha dejado caer que las últimas medidas que se levantarán serán el confinamiento perimetral y el toque de queda. "Las medidas que deben durar más son las estructurales, de cambios de hábito", ha dicho. Y, junto a él, ha reforzado esta idea también Argimon: "Las medidas relacionadas con la movilidad son seguramente las que cueste más retirar. La movilidad hay que intentar reducirla al máximo".

Preguntado por qué Madrid, aun con la hostelería y restauración abierta, tiene una buena evolución de la pandemia, el doctor Argimon ha reconocido que no tiene una explicación, aunque ha recordado que la mayoría de los países europeos la restauración está cerrada. Aun así, ha apuntado a varios motivos, como el hecho de que Madrid comenzó la segunda oleada a mediados de agosto, mucho antes que Catalunya, y llegó a su pico a mediados de septiembre, con un "desbordamiento" en muchos hospitales. "Ahora Madrid lleva tres semanas bajando y la parte hospitalaria se comienza a estabilizar", ha contado. Además, ha recalcado que Madrid también realiza unas 170.000 pruebas PCR y antígenos a la semana, frente a las 250.000 que hace Catalunya.