02 dic 2020

Ir a contenido

CHOQUE DE GOBIERNOS

Ayuso hace caso omiso a la petición de Sánchez de blindar Madrid

Solo ha propuesto limitar los movimientos en las áreas de salud que tienen mayor incidencia de covid

El Gobierno central ya le había advertido de que aprobaría el estado de alarma si no cerraba la capital

Pilar Santos

Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado 21 de septiembre en la Puerta del Sol, sede de la Presidencia del Gobierno autonómico.

Pedro Sánchez y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado 21 de septiembre en la Puerta del Sol, sede de la Presidencia del Gobierno autonómico. / EMILIO NARANJO (EFE)

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha hecho caso omiso a la petición del Gobierno central de confinar la capital y ha propuesto esta mañana limitar los movimientos solo en las áreas de salud con más positivos por coronavirus. Así lo ha anunciado el consejero de Sanidad del Gobierno regional, Enrique Ruiz Escudero. La respuesta de la Moncloa ha sido decretar por su propia iniciativa el estado de alarma, para que los ciudadanos de Madrid capital no puedan salir si no tienen una causa justificada.

Los ciudadanos podrán ir al colegio o a trabajar, como estaban haciendo esta semana, hasta que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) tumbara este jueves la orden dictada por la Comunidad por considerar que la ley que blandía para limitar la movilidad era insuficiente para respetar los derechos individuales.

Según Escudero, con las áreas de salud ya se protege la salud de los madrileños y se puede “contener” la pandemia, porque, a su juicio, "los datos" así lo demuestran. En concreto, ha planteado implantar medidas en 51 zonas básicas de salud y ha bajado criterio de los 1.000 contagios de incidencia acumulada en 14 días por 100.000 habitantes a 750.

Ayuso ha dado a conocer su plan basado en las áreas de salud a Pedro Sánchez por teléfono este mediodía, unas medidas que la Moncloa ha considerado insuficientes. El jefe del Ejecutivo le ha comunicado en esa conversación que decretaría el estado de alarma. 

Preguntado el consejero por esa decisión, ha respondido que los madrileños no van a entender esa medida y que el Ejecutivo regional pedirá cada día que lo levanten. El consejo de Justicia de la Comunidad de Madrid, Enrique López, ya ha calificado el estado de alarma de "atropello constitucional" y de "un ataque a todos los madrileños". "Pedimos su retirada inmediata por razones sanitarias y también de higiene democrática", ha subrayado. 

La propuesta de Aguado, descartada

Antes de ese desenlace, el vicepresidente de Madrid, Ignacio Aguado (Cs), había mantenido una reunión esta mañana con Ayuso, Escudero, el consejero de Justicia, Enrique López, y los técnicos, y en ella había defendido que la mejor solución era volver a redactar la orden que había rechazado el TSJM y sustentarla mejor jurídicamente, con el objetivo de pudiera obtener  la luz verde de los jueces. "El estado de alarma erar totalmente evitable", ha afirmado. "A ver cómo se implementa, yo voy a seguir trabajando para que haya consenso, para que no haya ultimátums. Vamos a seguir trabajando para que no haya tanta imposición y haya más diálogo", ha añadido. En Twitter ha pedido disculpas a los ciudadanos antes de admitir: "Lamentablemente, los políticos hemos vuelto a fracasar".