22 sep 2020

Ir a contenido

Llaman a la responsabilidad

Los enfermeros urgen a actuar ante "el aumento sin control" del coronavirus

Consideran que España, con 3,.000 nuevos casos diarios, está "en un punto crítico"

El Periódico

Enfermeros trasladan a una mujer a las Urgencias de un hospital de Madrid.

Enfermeros trasladan a una mujer a las Urgencias de un hospital de Madrid. / DAVID CASTRO

El Consejo General de Enfermería (CGE) ha instado a las instituciones sanitarias a "actuar con urgencia" para tomar las medidas necesarias y frenar la 'segunda ola' "a la que se dirige el país" y el "aumento sin control" de casos.

"Hemos ido viendo los datos diarios con muchísima preocupación y ahora, con casi 3.000 positivos en un día, estamos en un punto crítico. Todavía estamos a tiempo de contener la expansión, pero las comunidades autónomas y el Gobierno central tienen que dejar de dar bandazos y tomar decisiones claras y concisas que nos eviten acabar con los hospitales al borde del colapso y en un nuevo confinamiento general como el pasado mes de marzo y abril", ha destacado su presidente, Florentino Pérez Raya, en un comunicado que recoge Europa Press.

El presidente de los enfermeros se ha mostrado "muy preocupado ante el avance sin control de la pandemia", que ya "está volviendo a llenar los hospitales de todo el país y, lo que es muchísimo peor, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI)". "Fuimos uno de los países con el confinamiento más estricto y que consiguió mejores resultados en estos meses, pero ahora, con la desescalada y la entrada en la nueva normalidad, estamos viendo que algo vuelve a fallar.

Esta situación también pone en riesgo a nuestros profesionales sanitarios, exhaustos tras una primera ola que les dejará secuelas de por vida", ha puntualizado Pérez Raya.

"No se podrá soportar la carga asistencial"

En este sentido, ha recalcado que "el sistema sanitario y, dentro de él, sus activos humanos no podrán soportar la carga asistencial de hace unos meses". Por este motivo, considera imprescindible que desde las autonomías se pongan todas las medidas necesarias y se realicen las contrataciones oportunas para poder hacer frente a la nueva situación que se avecina."

Los enfermeros, médicos, auxiliares, celadores, personal de limpieza... están agotados y, ahora más que nunca, las instituciones deben materializar en hechos todos los aplausos que se escuchaban cada tarde desde los balcones. Pero no solo las autoridades sanitarias deben poner todo de su parte, también debe hacerlo la población. Demostrar que esos aplausos eran de verdad supone cumplir con las recomendaciones sanitarias.

La mascarilla, la distancia física y la higiene de manos son los tres puntos imprescindibles que debemos cumplir no solo en la calle, sino en las reuniones con familiares y amigos, bares, restaurantes...", ha explicado.

Llamamiento a los jóvenes

Desde la Organización Colegial han querido hacer un llamamiento también a los más jóvenes para que sean responsables, no solo por ellos, sino por sus padres, sus madres y sus abuelos. "Estamos viendo un aumento claro de positivos en personas más jóvenes, pero también observamos en las calles como esto es consecuencia de la relajación y la dejadez. No llevan la mascarilla puesta, ignoran el distanciamiento o, incluso, celebran botellones multitudinarios como los que hemos podido ver en los medios de comunicación. Hay que luchar contra estos comportamientos, formando e informando a la sociedad de todo lo que nos jugamos", ha constatado Pérez Raya.

Para los enfermeros, hay que controlar esta tendencia porque, además de ser un caos para la sanidad y la salud pública, también lo es y será para la economía del país. "Una parte importantísima de la economía española viene del turismo y si estos visitantes no se sienten seguros, no vendrán. Además, los efectos de un segundo confinamiento serían demoledores, por eso es necesario no tener que llegar a ello. En definitiva, parar este escandaloso aumento es vital para que la economía de nuestro país vuelva a resurgir", ha planteado.

Prudencia en el ocio nocturno

Aunque son conscientes de la necesidad de reactivar la economía, también han vuelto a pedir prudencia con el ocio nocturno, uno de los grandes problemas a los que se enfrenta el país en esta pandemia. "Es muy difícil guardar un equilibrio entre la salud de las personas y la economía del país, que se ha visto gravísimamente afectado por la pandemia. [...] Tal y como dijimos en su momento, como profesionales sanitarios, nos genera preocupación la apertura de discotecas y locales nocturnos, porque el ambiente puede ser propicio para que las personas bajen la guardia", ha afirmado Pérez Raya.