27 sep 2020

Ir a contenido

CRISIS GLOBAL

Colau moviliza a sus profesionales para cubrir las bajas en residencias

Barcelona crea una oficina técnica para afrontar de forma unificada y coordinada con la Generalitat la crisis en los 255 geriátricos de la ciudad

900 trabajadores municipales se han ofrecido voluntarios para trabajar en el plan, que persigue desinfectar todos los centros

Helena López

Bomberos del ayuntamiento asumen labores de desinfección el pasado sábado en una residencia de Sant Andreu.

Bomberos del ayuntamiento asumen labores de desinfección el pasado sábado en una residencia de Sant Andreu.

Después de dos semanas de confinamiento, contagios, muerte y desencuentros políticos, al fin este domingo ha llegado el acuerdo entre las dos administraciones para que sea la capital catalana la que lidere la actuación en las 255 residencias públicas y privadas de la ciudad en una acción coordinada, siguiendo los consejos de la oenegé Médicos Sin Fronteras, como ya habían hecho en el despliegue de los hospitales de campaña. Representantes políticos y técnicos del Ayuntamiento de Barcelona y la 'conselleria' de Treball, Afers Socials i Famílies de la Generalitat se reunieron este domingo para intentar redirigir la dramática situación que viven las residencias de ancianos en la capital catalana a causa de la crisis del coronavirusEn el conjunto de Catalunya el viernes habían muerto más de 150 ancianos; 25 en una sola residencia del barrio barcelonés de Sant Andreu, que este sábado fue desinfectada por los Bomberos de Barcelona

Según ha podido saber EL PERIÓDICO tras la reunión, celebrada a mediodía, quedó configurada la oficina técnica municipal para actuar en las 255 residencias de la ciudad, de la que se pondrán a disposición los 900 trabajadores voluntarios de áreas del ayuntamiento actualmente paradas o casi. El primer objetivo de esta oficina -que liderará el consistorio pero que irá siempre de la mano de la Generalitat, administración que tiene la competencia sobre el asunto- es desinfectarlo todo. El segundo, poner personal "fresco" a disposición de las residencias. El consistorio tiene profesionales especializados en la atención de personas mayores actualmente en casa  -trabajadores del servicio de atención domiciliaria, actualmente casi parado- dispuestas para cubrir la bajas de los trabajadores de las residencias barcelonesas infectados con el coronavirus

Otro de los objetivos, en los que también se empezó a trabajar el sábado en la Casa Asil de Sant Andreu, es separar a los ancianos contagiados de los no contagiados. "Hacer un circuito de limpios y otro de sucios", como explican en su jerga Médicos Sin Fronteras, autores intelectuales del plan, dada su experiencia en gestionar pandemias con infinitamente menos recursos de los que dispone la capital catalana. 

La oficina también ha empezado a trabajar también en abrir hoteles para aislar a los positivos y se dedicará también a reforzar el seguimiento de todos los residentes. En esa misma línea, el departamento de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias de la Generalitat anunció el viernes que reubicará en hoteles, entre este fin de semana y principios de la próxima, a más de 160 ancianos que viven en residencias y tienen síntomas de covid-19, para asegurar su aislamiento y atención.

Las recomendaciones

En un documento con recomendaciones sobre cómo afrontar de forma efectiva la pandemia de Médicos Sin Fronteras, que han compartido tanto con la Generalitat como con el consistorio, se señala la importancia de unificar la gestión de las residencias bajo un único mando, ya sean públicas como privadas -la mayoría en la ciudad lo son- separándolas en dos grupos: las residencias covid y las no covid. 

Desde la Fundació Casa Asil, en la que el virus ha actuado de forma más letal, han emitido un comunicado en el que apuntan que son conscientes del estrés y la angustia de los trabajadores que están atendiendo a los residentes. "Ellos lo están poniendo todo de su parte y nuestro agradecimiento es inmenso", señalan en la nota, en la que también explican que han recibido por parte de varias asociaciones y colectivos ofrecimientos de ayuda psicológica que pondrá a su disposición".