05 ago 2020

Ir a contenido

el covid-19

Más de 160 ancianos que vivían en residencias han muerto por coronavirus en Catalunya

La 'consellera' de Salut ha destacado que es "importante" proteger a este colectivo y evitar los contagios en estos centros

La Generalitat cifra en 310 las personas que viven en centros de la tercera edad que tienen diagnóstico de coronavirus

El Periódico

Técnicos sanitarios desinfectan una ambulacia en el Hospital de Igualada.

Técnicos sanitarios desinfectan una ambulacia en el Hospital de Igualada. / MARC VILA

Más de 160 personas que vivían en residencias de ancianos han muerto en Catalunya por coronavirus, según ha informado la 'consellera' de Salut, Alba Vergés, que ha recordado que las personas que viven en residencias son en muchos casos vulnerables, que tienen un grado de dependencia alto y patologías, y ha destacado que es "importante protegerlas" y evitar los contagios en estos centros. 

Este martes 31 de marzo, nueve ancianos han muerto en la residencia Pedra Serrada de Parets del Vallès. Además hay 14 positivos y 3 sospechosos. Y el lunes 30 de marzo, cuatro usuarios de las residencias de Santa Oliva y Sant Agustí de Olesa de Montserrat han fallecido por coronavirus y ya son 18 los internos de estos centros que han muerto.

El pasado viernes 27 de marzo, la residencia Fundación Privada Consorts Guasch de Capellades (Anoia) ha informado de la defunción de seis personas más, y ya van 18.

La 'consellera' aseguró que llegan "constantemente" pedidos de material sanitario en Catalunya y ha defendido una "manera de trabajar descentralizada" para que los productos lleguen tan rápido como sea posible a los centros. En este sentido ha reivindicado la central de compras que Salud impulsó y que agrupa también las patronales y las residencias para comprar material sanitario en un mercado que en este momento es "complicado".  Sobre los tests rápidos, Vergés ha recordado que este viernes esperan que lleguen 50.000 y, más adelante, 100.000 en una primera tanda y 100.000 más en una segunda. 

Son unos pedidos que la Generalitat hizo al margen de las que también espera por parte del Ministerio de Sanidad. A medida que vayan llegando, se desplegará la estrategia para aplicarlos. Se empezarán a hacer las pruebas rápidas a los profesionales sanitarios y, también, a las personas que sean trasladadas a los hospitales para detectar rápidamente si tienen coronavirus, ha añadido la consejera este jueves. La segunda fase de estos tests rápidos prevista por la conselleria será en residencias, en la atención primaria y en el personal de servicios esenciales más allá de los sanitarios. La tercera fase consistiría en aplicar los tests a nivel comunitario.

1.406 camas de uci

Vergés ha señalado que en estos momentos hay 1.406 camas para unidades de cuidados intensivos (uci) en Cataluna y que trabajan para continuar ampliando su capacidad. En el total de camas de uci, hay ingresados ​​1.016 pacientes con covid-19 (72%), 863 de los cuales necesitan ventilación mecánica invasiva. Este jueves han llegado 500.000 mascarillas quirúrgicas; 208.000 de las más sofisticadas (FFP2 y FFP3) y 20.000 batas, material que "enseguida se pondrá a disposición" de los profesionales sanitarios y de las residencias, ha recalcado.

La 'consellera' ha detallado algunos datos por regiones sanitarias. 535 personas han muerto por covid-19 a la de Barcelona; 71 en la Catalunya Central, 43 de las cuales en el brote de Igualada; 37 en Girona; 20 en Lleida y Pirineos; 8 en Tarragona y 1 en las Terres de l'Ebre. En total, han muerto 672 personas en Catalunya, según datos actualizados este jueves. De las 1.021 personas que se encuentran en estado grave, ingresadas en las UCI, 828 están en la región sanitaria de Barcelona; 58 en Girona; 56 en la Catalunya Central; 38 en Tarragona; 8 a las Tierras del Ebro y 33 en Lleida y Pirineus.

Más de 300 positivos 

La Generalitat ha cifrado este jueves en 310 las personas que viven en residencias de la tercera edad que tienen diagnóstico de coronavirus, según informan los centros residenciales de la red pública catalana.

Estas personas se encuentran aisladas, están siendo tratadas y su atención sigue los protocolos marcados por la Conselleria de Salud, ha informado en un comunicado la Conselleria de Trabajo, Asuntos Sociales y Familias.

En Catalunya hay 64.093 personas mayores que viven en plazas residenciales públicas y privadas, y los casos de coronavirus afectan a 94 residencias --de un total de 1.073--.

Muertes de ancianos en Madrid

Un total de 1.065 ancianos han fallecido en residencias de mayores la Comunidad de Madrid este mes de marzo, aunque estas muertes "no se pueden atribuir exclusivamente al coronavirus debido a la falta de test para su detección", según fuentes de la Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Los datos son fruto del trabajo realizado por los inspectores del Centro de Control de Calidad e Inspección (CIRA) en las 475 residencias de la Comunidad de Madrid, en las que residen un total de 52.031 personas mayores. De las 1.065 personas mayores fallecidas, 760 murieron en residencias y 305 una vez trasladados al hospital.

Además, 655 ancianos han dado positivo por coronavirus en lo que llevamos de marzo, 388 están hospitalizados y 14.894 en aislamiento, de los cuales 4.156 presentan algún síntoma y 10.738 son actualmente asintomáticos.

Fuentes de la Consejería agregan que el pasado mes de marzo fallecieron 460 personas en residencias de gestión indirecta y concertadas de la Comunidad de Madrid, que suman alrededor de 200, por lo que "por extrapolación" la cifra total de fallecidos en todos los tipos de centros sería de 900 personas.

Material necesario

La Comunidad de Madrid considera "prioritario" que los Equipos de Protección Individual (EPIs) lleguen "cuanto antes" a las residencias para evitar así nuevas infecciones. Por ello, ha solicitado al Ministerio de Sanidad "que envíe todo el material necesario para seguir atendiendo a estas personas" que, según las estimaciones de la Comunidad de Madrid, son 185.000 mascarillas y 930.000 EPIs.

Además, ha reclamado "a la autoridad competente" la incorporación de 100 sanitarios "para atender adecuadamente" a las personas de las residencias y garantizar la llegada a los centros de los test rápidos "para poder detectar y frenar a tiempo los contagios".