29 oct 2020

Ir a contenido

medidas por el covid-19

Custodia compartida: los jueces recomiendan que los niños se queden con uno de los progenitores

Los juzgados de familia barceloneses acuerdan unificar criterios ante el estado de alarma

Europa Press

Un niño se lava las manos en su casa de Madrid como medida de precaución frente al coronavirus.

Un niño se lava las manos en su casa de Madrid como medida de precaución frente al coronavirus. / JOSÉ LUIS ROCA

Los juzgados de familia de Barcelona han dictado un acuerdo de unificación de criterios durante el estado de alarma por el coronavirus por el que los hijos menores de padres separados deberán quedarse con uno de ellos y no alternar en este periodo.

En el acuerdo, de este miércoles, remitido por el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) este jueves, se considera que, en el caso de que uno de los progenitores presente síntomas de contagio o tenga un resultado positivo, "es preferible que la guarda y custodia la ostente el otro progenitor".

Esta medida busca evitar su propagación al menor al entender que "automáticamente concurre causa de fuerza mayor", que suspende provisionalmente las medidas acordadas en el proceso de separación.
En casos en que no haya síntomas ni contagio de Covid-19, el sistema de responsabilidad parental deberá ser ejercido por el progenitor custodio --en supuestos de custodia exclusiva-- o por el progenitor que ostenta la guarda en este momento -en supuestos de custodia compartida-. Se aplica esta medida para garantizar un "efectivo cumplimiento de los acuerdos de las autoridades sanitarias, que aconsejan reducir al máximo la movilidad de las personas", y salvo supuestos excepcionales justificados documentalmente, precisan.

Ante esta situación, señalan que el progenitor custodio deberá facilitar a través de Skype, Facetime, videollamada de Whatsapp u otro medio telemático el contacto con el otro progenitor "a fin de conseguir el necesario y deseable contacto paterno-filial", siempre y cuando no se perturben las rutinas u horarios de descanso de los menores.

En cualquier caso, señalan que los padres deberán seguir las normas de la autoridades gubernativas y sanitarias a los efectos de evitar la propagación del coronavirus, "procurando un ejercicio responsable de la potestad parental y alcanzando los mayores acuerdos posibles".

Recuerdan que es "una situación excepcional" y, por el momento, por un espacio de tiempo limitado de 15 días naturales, hasta el próximo 28 de marzo del 2020.