Ir a contenido

EN CASTRILLO TEJERIEGO, VALLADOLID

Detenido un hombre tras matar a otro y herir a tres más en un bar

Los investigadores descartan rencillas previas entre agresor y víctimas

El Periódico

Detenido el presunto autor de un tiroteo en un municipio de Valladolid que ha dejado un muerto y dos heridos. / R. GARCIA (EFE / VÍDEO: ATLAS)

Un hombre ha entrado esta madrugada en el bar de la localidad de Castrillo-Tejeriego (Valladolid) con una escopeta y ha realizado varios disparos matando a un hombre de 46 años y dejando heridos a otros tres, al menos uno de ellos grave, han informado a Efe fuentes del servicio de Emergencias 112. 

El supuesto agresor, un hombre de 32 años y veraneante en el pueblo, ha sido detenido en las proximidades de la calle Arca Real de Valladolid, horas después.

El suceso ha ocurrido poco antes de las seis de la mañana cuando por motivos que están siendo investigados un hombre ha entrado en el bar de esta localidad vallisoletana de 200 habitantes y ha comenzado a efectuar varios disparos con una escopeta.

Un hombre de 46 años ha fallecido y otros tres han resultado heridos, uno de ellos de 58 años que fue evacuado en UVI móvil al hospital clínico universitario de Valladolid, donde permanece ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos con pronóstico grave aunque estable.

De los otros dos heridos, el varón de 51 años ingresado en el Hospital Universitario Río Hortega de Valladolid, tiene pronóstico grave y se encuentra en observación, mientras que el de 50 años, que también se encuentra en este centro, presenta pronóstico leve.

Padre de un niño 

El alcalde de la localidad, Raúl Torres, se ha mostrado "consternado" por lo sucedido. "Estoy en estado de shock", ha reconocido en declaraciones a Europa Press. "Se ha cargado la vida de un hombre y también la de su familia", ha continuado el regidor que apunta que el fallecido tenía mujer y un niño de dos años.

Torres apunta a una "discusión" como detonante del altercado entre dos personas que, aunque no residían en el municipio, eran de "aquí de toda la vida". "El fallecido pasaba largas temporadas en el pueblo y veraneaba siempre aquí, mientras que el que ha disparado ha vivido casi toda la vida en Castrillo-Tejeriego, aunque desde hace un tiempo residía fuera del pueblo", ha apuntado.

El alcalde, que no ha querido hacer más declaraciones para "respetar las investigaciones que está llevan a cabo la Guardia Civil", ha convocado a toda la corporación municipal en un pleno a las 13 horas para fijar los pasos a seguir a raíz de este "triste suceso" que tiene a los vecinos "sobrecogidos".

El agresor tenía licencia de armas en regla, y los investigadores descartan "rencillas anteriores" con las víctimas, por lo que se apunta a un "cruce de cables" como principal hipótesis del homicidio, según ha apuntado la subdelegada del Gobierno en Valladolid, Helena Caballero.  El detenido, M.M.B. de 32 años vecino de Valladolid e hijo de un extrabajador del Ayuntamiento de la localidad, cumplía con todos los "requisitos" marcados por la ley para tener armas y solo le constaba un antecedente por un "delito menor", en concreto por "amenazas e injurias" hacia un concejal del Consistorio.

Permiso de armas

En este punto, Caballero ha descartado que hubiera "rencillas anteriores" con las víctimas y ha atribuido a un "cruce de cables" tras una discusión "que tampoco estaba siendo muy acalorada" lo que motivó que el presunto homicida fuera a por la escopeta a casa y entrara "a tiros" en el establecimiento.

La subdelegada ha lamentado este suceso en un pueblo "con este entorno tan bonito y tranquilo" y ha mostrado sus condolencias a la familia de la víctima, que están acompañados por un grupo de psicólogos, y del agresor, "porque el padre es de aquí de toda la vida y lo estará pasando también muy mal".

Caballero ha querido felicitar la labor de la Guardia Civil por esclarecer con "celeridad" el homicidio con un "amplio operativo" por tierra y aire, que ha contado con la colaboración de la Policía Nacional, y que ha concluido con la detención del hombre de 32 años en Valladolid. "Tenía una vida regular en Valladolid, de ahí que se sospechara que el autor de los disparos se acercara a su domicilio que es donde se le ha detenido", ha aclarado Caballero que avanza que todavía no se ha encontrado el arma con el que disparó.

El detenido está prestando declaración en estos momentos y espera para pasar a disposición judicial.

0 Comentarios
cargando