Ir a contenido

70.000 alumnos

Educación rectifica y admite que Catalunya haga la reválida 'light' de la ESO la próxima semana

El ministerio matiza que las pruebas deben hacerse "preferentemente" durante el último trimestre

El Periódico

Evaluación de educación secundaria obligatoria de 4 rto ESO en el IES Joan Brossa

Pruebas de cuarto de ESO en el instituto Joan Brossa, en el 2017. / ALBERT BERTRAN

Suspiro de alivio en el mundo educativo catalán. El Ministerio de Educación ha publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) una rectificación que da cobertura a las fechas fijadas por la Conselleria d'Ensenyament para las pruebas de evaluación final de la ESO, la conocida como reválida 'light' de la LOMCE.

El ministerio establecía en la orden anual publicada el pasado martes que las pruebas de competencias básicas para los estudiantes que terminan la educación obligatoria debían realizarse "durante el último trimestre lectivo del curso 2017-2018", es decir durante los meses de abril, mayo y junio. La noticia causó inquietud en Ensenyament y en los institutos catalanes, ya que las pruebas están previstas desde principio de curso para los días 6 y 7 de febrero, martes y miércoles de la próxima semana. El BOE publica este sábado una corrección de la orden con la que quedan amparadas las fechas catalanas: las pruebas deberán hacerse "preferentemente" en el último trimestre del curso. 

Fuentes de Ensenyament comunicaron a este diario el martes tras la publicación de la orden que técnicos del departamento habían iniciado ya consultas sobre el calendario de las pruebas en Catalunya, que cada año suelen realizar unos 70.000 estudiantes. Muchos de ellos llevan días preparándolas en sus respectivos institutos. El problema ha quedado zanjado.

Diferencias

La previsión ministerial es que las pruebas se realicen durante cuatro días, aunque las comunidades autónomas con lengua cooficial pueden disponer de una jornada más. Los alumnos se examinarán, en concreto, de Lengua Castellana, Lengua Extranjera, Matemáticas y Geografía e Historia.

En Catalunya, sin embargo, el Consell Superior d'Avaluació del Sistema Educatiu, el organismo que organiza estos exámenes desde el curso 2011-2012, tiene previsto destinarles solo dos jornadas. El martes de la semana que viene tendrán lugar el de Lengua Castellana, el de Matemáticas y el de Lengua Catalana, mientras que el miércoles siguiente se harán el de Ciencias y Tecnología y el de Lengua Extranjera.

Otra de las particularidades de las pruebas en Catalunya es que la evaluación es censal, lo que significa que la deben pasar todos los estudiantes de cuarto de ESO (salvo quienes están exentos por motivos específicos). En el conjunto de España, la prueba es muestral: cada administración puede seleccionar un número representativo de estudiantes. Con todo, el ministerio señala que aquellas autonomías que lo consideren conveniente, podrán elevar esta muestra o hacer la evaluación con carácter censal.

No condiciona el título de ESO

Como ya ocurrió el año pasado, cuando entró en vigor la evaluación final de ESO de la LOMCE, esta reválida descafeinada por el ministro Íñigo Méndez de Vigo (que corrigió el texto inicialmente aprobado por su precedesor José Ignacio Wert) no condicionará la obtención del título de la ESO. 

Este año, como novedad, los alumnos catalanes se enfrentarán a tres textos en las materias lingüísticas, en lugar de los dos que había hasta ahora en las pruebas de Castellano, Catalán e Inglés (o Francés). 

Las características y diseño de las pruebas son competencia de las comunidades autónomas, aunque el ministerio determina los estándares a tener en cuenta en la evaluación y los pesos orientativos que corresponden a los bloques de contenidos de las materias, el tiempo de aplicación y la tipología de las preguntas, para, según afirman, garantizar la homogeneidad y estandarización de las pruebas.

De forma simultánea a la celebración de la evaluación de ESO se aplicará un cuestionario de contexto para el alumnado, anónimo y confidencial.

0 Comentarios
cargando