Ir a contenido

El martes 26

El panda madrileño Xing Bao se marcha a China

El Gobierno de Pekín obliga a que las crías nacidas en el extranjero, superada la primera fase de crecimiento, viajen a la reserva de Chengdu

El Periódico / Barcelona

El pequeño panda Xing Bao del Zoo Aquarium de Madrid. / ATLAS

Xing Bao, uno de los cuatro miembros de la familia de osos panda gigante ('Ailuropoda melanoleuca') que vive en el Zoo Aquarium de Madrid, emprenderá viaje a China el próximo martes, 26 de septiembre, tras haber cumplido los cuatro años.

Xing Bao -cuyo nombre en chino significa Tesoro de estrella-, que sigue así el camino que emprendieron en mayo de 2013 sus hermanos mayores, los gemelos Po y De De, viajará acompañado de uno de sus cuidadores hasta la reserva china de Chengdu, en la provincia de Sichuan, al sudoeste del país del que son originarios sus padres.

Su marcha forma parte del programa de reproducción internacional, cuyo fin es preservar su especie y mantener una población fuerte desde el punto de vista genético.

El Gobierno de Pekín regalaba antes los pandas por tiempo indefinido, pero desde hace años obliga a que las crías nacidas en el extranjero, una vez superada la primera fase de crecimiento, viajen a la reserva china de Chengdu, donde se concentran buena parte de los cerca de 2.000 ejemplares que viven en libertad.

Ello explica que el célebre Chulín (1982-1996), el primer panda nacido en cautividad en Europa, pasara toda su vida en el zoo de Madrid, mientras que los gemelos Po y De De retornaran al país asiático con menos de cuatro años. EFE