Ir a contenido

ángel de la muerte

Alemania investiga al enfermero que pudo matar hasta 84 personas

La justicia ha desenterrado hasta 134 cuerpos con vínculos con el asesino, que inyectaba sustancias en sus pacientes para causarles una parada circulatoria

Carles Planas Bou

ATLAS/VIDEO

Alemania investiga al enfermero que pudo matar hasta 84 personas
El enfermero Niels H. se oculta la cara en una imagen tomada en febrero del 2015 cuando fue juzgado por causar la muerte de dos pacientes.

/

Alemania se encuentra aterrorizada frente al que podría ser uno de los peores asesinos en serie de su historia reciente. En el 2015 la justicia alemana condenaba a Niels H., enfermero de la localidad norteña de Oldenburg, por haber asesinado a dos de sus pacientes y haberlo intentado con otras tres ocasiones. Dos años más tarde, la policía ha asegurado este lunes que investiga el pasado de este hombre y que esa cifra podría crecer hasta las 84 víctimas.

Tras ser juzgado en el 2008 y el 2015, Niels H. fue condenado a cadena perpetua. Además de esas cinco víctimas el enfermero también hirió de gravedad a otro paciente cuando operaba en la clínica Delmenhorst. A pesar de su historial, las autoridades no han revelado su posible relación con otras muertes hasta ahora. Tras tres años de investigación la policía señala de nuevo al asesino después de haber desenterrado los restos de hasta 134 personas que han presentado diversas conexiones con él. Según Johann Kühme, jefe de la policía de Oldenburg, las cifras podrían ser aún más altas, ya que algunos de los muertos fueron quemados tras su defunción. "Lo que conocemos va mucho más allá de nuestra imaginación", ha asegurado.

Entre el 2003 y el 2005, el acusado y condenado admitió haber atacado alrededor de 90 pacientes. Su 'modus operandi' se basaba en inyectarles una sustancia que les provocaba una parada cardiorespiratoria o un colapso en la circulación. Como ha explicado el canal NDR, con ello Niels H. pretendía matar a sus pacientes para después tratar de reanimarlos y convertirse así en un héroe frente a sus compañeros. En la mayoría de ocasiones ese intento de heroicidad terminó en tragedia.

Colaboración en los asesinatos 

Hasta ahora la Fiscalía ha probado la muerte de 37 personas en Delmenhorst. A estas habría que sumarles las seis muertes ya admitidas por el enfermero cuando trabajaba en la clínica Oldenburg. ¿Cómo un solo hombre pudo llevar a cabo tal masacre sin que nadie se diese cuenta? Según la oficina de la Fiscalía en Delmenhorst se conocía de las actividades de Niels H. Así se estudia considerar que tanto dos físicos como el responsable del centro son responsables de asesinato al haber obviado esa información ante la justicia.

"Los asesinatos podrían haber sido evitados", ha sentenciado Kühme. Tanto la policía como la justicia alemana tiene cada vez más clara que todos estos asesinatos no podía pasar desapercibidos y se sigue investigando el papel que pudo jugar en ellos la cínica Oldenburg. "Alguien debía conocer esas anormalidades", ha añadido el jefe de los cuerpos de seguridad.

0 Comentarios
cargando