Ir a contenido

PROCESO JUDICIAL POR UNA DETENCIÓN VIOLENTA EN EL RAVAL

Los mossos acusados de la muerte de un hombre al reducirlo en el Raval irán a juicio

El juez rechaza la expulsión de la acusación popular y cierra la puerta al pacto que buscaban los agentes con la familia para eludir la vista judicial

J. G. Albalat

Imagen de la violenta reducción de Benítez por parte de los mossos, en la que el hombre murió tras ser golpeado repetidamente por los agentes.

Imagen de la violenta reducción de Benítez por parte de los mossos, en la que el hombre murió tras ser golpeado repetidamente por los agentes.

Los mossos acusados de la muerte de Juan Andrés Benítez el 6 de octubre del 2013 en el barrio del Raval de Barcelona han intentado por todos los medios evitar el juicio y no sentarse en el banquillo de los acusados. Pero no lo conseguirán. El magistrado de la Audiencia de Barcelona José Luis Ramírez ha fijado hora y día para la celebración del juicio con jurado: a las 10 del próximo 9 de mayo. El juez no ha aceptado la petición de la defensa de algunos agentes de expulsar del proceso a la acusación popular, ejercida por la Associació Catalana de Drets Humans, entidad que ha mostrado su desacuerdo con que los agentes buscaran un pacto con la familia del fallecido (la acusación particular) para eludir el juicio.

Está previsto que el proceso contra los seis agentes que participaron en la reducción de Benítez y otros dos acusados de encubrimiento dure, al menos, un mes. El 31 de marzo se realizará el sorteo de los 36 candidatos a jurado. Dada la “extraordinaria” duración prevista para las sesiones del juicio, se ha habilitado la práctica de los sorteos ampliatorios que sean necesarios. El fiscal solicita 11 años de cárcel para cada uno de los seis mossos que participaron en la deteción del empresario

PRIMER RECHAZO

ETribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) ya rechazó el 9 de marzo la petición de los mossos investigados de expulsar del proceso a la acusación popular, al entender que la solicitud debía formularse ante el magistrado que preside el jurado popular que juzgará a los agentes.

Y eso es lo que hizo el abogado José María Fuster Fabra, que defiende a varios de los agentes. Su argumento era que, según el nuevo Estatuto de las Víctimas, las asociaciones y entidades pueden defender los derechos de los afectados siempre que tengan su consentimiento. La familia de Benítez, representada por el abogado David Aineto, no solo no lo ha dado, sino que es partidaria de dejar fuera a la asociación de derechos humanos. Solo quiere que los Mossos reconozcan que mataron a su hermano. La condena le es indiferente.

El magistrado José Luis Ramírez no ha admitido la petición de excluir a la asociación de derechos humanos del proceso, pues ello “limitaría gravemente” la acusación popular, según avazó 'El País'. El juez admite que puede hacerse un “uso abusivo” de esta figura, pero a la vez recuerda que en muchos procesos ha servido de contrapeso.

0 Comentarios
cargando