Colectivos vulnerables

La 'síndica' de Santa Coloma vuelve a denunciar "dificultades" para acceder al padrón en la ciudad

  • La Defensora explica que tiene 29 expedientes abiertos, que afectan a un total de 63 personas, con dificultades para conseguir el empadronamiento

  • Desde el Ayuntamiento afirman que actualmente hay cinco expedientes de personas sin domicilio fijo que tienen un empadronamiento con un "domicilio ficticio"

Fachada del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet.

Fachada del Ayuntamiento de Santa Coloma de Gramenet. / AYUNTAMIENTO DE SANTA COLOMA

4
Se lee en minutos
Àlex Rebollo
Àlex Rebollo

Periodista

ver +

La Defensora de la Ciudadanía de Santa Coloma de Gramenet, Pepa González, ha vuelto a señalar que se producen “dificultades” en el proceso de empadronamiento en la ciudad. González explica, a través de un comunicado, que en diciembre de 2019 presentó al Ayuntamiento de Santa Coloma una “recomendación-informe” sobre la admisión y trámite en el municipio de las solicitudes de empadronamiento. En esta recomendación “se detallan las dificultades que algunas personas, familias o colectivos, se encuentran cuando intentan conseguir lo que en la normativa se define como una obligación: empadronarse en el domicilio donde se reside”, explica la Defensora. Unas quejas que no son nuevas y que entidades, vecinos y la misma González han reiterado durante los últimos años.

La denuncia de González llega como respuesta a las declaraciones de la alcaldesa de Santa Coloma, Núria Parlón, en una entrevista concedida a la revista colomense El Mirall. Preguntada por posibles trabas a la hora de acceder al padrón, la alcaldesa aseveró que “es imposible”, que “no se pueden poner trabas al empadronamiento”. Así, insistió en que estas supuestas dificultades “son leyendas que pueden estar inventando algunos sectores”.

La Defensora de la Ciudadanía afirma que, actualmente, tiene de 29 expedientes abiertos, que afectan a un total de 63 personas, con dificultades para conseguir el empadronamiento. Así, también señala que ha habido una disminución del número de casos respecto a 2019: “Confiamos y es muy posible que algunos de los 52 casos en que se hizo referencia a la hora de redactar la recomendación se hayan podido solucionar, otros sabemos que no”.

Sin embargo, remarca que, pese a haber mantenido reuniones y expuesto los casos a responsables municipales “todavía no se ha recibido ninguna respuesta a la Oficina de la Defensora” sobre la recomendación emitida en 2019. “Creo que éste no es el método adecuado de la relación de la Defensora con el Ayuntamiento y creo que no responde exactamente a la realidad de lo que ha sucedido”, defiende Fernando Hernández Baena, Gerente del consistorio colomense, sobre el comunicado emitido por González.

El caso de Santa Coloma no es único y síndicos de otras grandes ciudades de Catalunya también han denunciado trabas en los procesos de empadronamiento de sus respectivas ciudades. En noviembre de este mismo año, la entidad Stop Mare Mortum y la plataforma Badalona Acull se manifestaron para denunciar impedimentos con que se encuentran muchos vecinos vulnerables de la ciudad para poderse empadronar. Un mes antes, el Síndico de Badalona, Armand Soler, también pidió al alcalde, Xavier García Albiol, que facilite el empadronamiento de las personas más vulnerables, que residen realquiladas, de las que no pueden comprobar el vínculo con su domicilio o que viven en la calle.

Padrón sin domicilio fijo

La importancia del padrón es que es la puerta de acceso a algunos derechos y ayudas sociales. Es el primer requisito a cumplir para disponer de algunos servicios públicos, prestaciones y otros trámites normalizados de los Servicios Sociales, de base municipal, autonómica o estatal, como la Renta Garantida Ciutadana o el Ingreso Mínimo Vital. “La falta del padrón agrava la situación de personas sin trabajo o en situaciones de exclusión residencial”, recuerda la Defensora de la Ciudadanía Pepa González.

En su misiva, la Defensora pregunta al gobierno local por el "número de casos de empadronamiento sin domicilio fijo" –una fórmula que permite empadronar a personas sin hogar o sin techo- que se han hecho en la ciudad en los últimos tres años. Consultado sobre esta cuestión, el Gerente apunta que es una herramienta que “se utiliza como último recurso”. Aunque no concreta los casos de los años anteriores, señala que “en este momento tenemos cinco expedientes de personas sin techo, sin domicilio fijo, que tienen un empadronamiento con un domicilio ficticio”, es decir, personas que, tras un informe social, son empadronadas aún sin poder demostrar el lugar dónde viven.

“El padrón es la ejecución de una norma de carácter estatal que pide que se acredite en arraigo a la ciudad”, defiende Hernández Baena, “hasta las personas que viven en la calle pueden ser empadronadas en la ciudad, si efectivamente demuestran que hay un arraigo, una permanencia… que normalmente se acredita por servicios sociales”, añade.

Avanzando “poco a poco”

“Es un tema que sigue atascado, pero también hay que reconocer que, tras el trabajo de la Defensora y el Ayuntamiento, que también ha movido ficha, va avanzando muy poquito a poco”, explican desde Ningú Sense Llar Gramenet, una entidad que trabaja para mostrar que Santa Coloma también tiene gente viviendo en las calles y sensibilizar al resto de vecinos de la ciudad.

Aunque en anteriores ocasiones la plataforma se había mostrado muy crítica con las políticas de sinhogarismo y empadronamiento del gobierno municipal, ahora, señalan que la posición institucional “ha cambiado”: “Se están haciendo empadronamientos, aunque seguramente no con el criterio que tendría la Defensora o que explicita la ley”.

Noticias relacionadas

Así, también inciden en que se dan “algunos problemas”: “Se piden algunas acreditaciones que son bastante difíciles, especialmente para la gente que está viviendo en la calle, y después el otro problema es el tema del colapso para pedir cita, que lo está complicando todo”, remarcan desde Ningú Sense Llar Gramenet. Sin embargo, insisten en que, respecto al año anterior, se ha dado “un salto cualitativo muy importante”. “Hace un año no había padrón, no se gestionaba desde el Ayuntamiento, y el que diga lo contrario miente. Ahora, estamos en otro momento y eso hay que valorarlo”, concluyen desde la entidad.

Más noticias de Santa Coloma en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA