27 nov 2020

Ir a contenido

REQUISITO BÁSICO

Stop Mare Mortum y Badalona Acull denuncian impedimentos para empadronarse en la ciudad

En el marco de la campaña 'Padrón para todo@s', critican los procedimientos disuasorios de varios consistorios

Reclaman menos opacidad en los trámites para hacer efectivos los empadronamientos y que estos sean más ágiles

ACN

 Fachada del Ayuntamiento de Badalona.

 Fachada del Ayuntamiento de Badalona.

La entidad Stop Mare Mortum y la plataforma Badalona Acull denuncian los impedimentos con que se encuentran muchos vecinos vulnerables de la ciudad para poderse empadronar. En el marco de la campaña ‘Padrón para todo@s’ de la Coordinadora obrim fronteres, el colectivo acusa al Ayuntamiento de infringir la ley a la hora de poder hacer efectivo el padrón. Aseguran que el consistorio se aferra a motivos de tipo legal mientras aplica procedimientos disuasorios, con la intención, dicen, de alargar los trámites y, de rebote, los plazos.

Asimismo, avisan de que esta práctica también la realizan otros municipios de toda Catalunya, con miles de personas afectadas. Lamentan que algunas optan por dejar los trámites por desconocimiento o miedo a perder la vivienda.

El colectivo señala que, desde el inicio de la pandemia, varios vecinos vulnerables han visto como sus condiciones se han agravado, con desalojos y situaciones de precariedad y pobreza acentuadas por el contexto económico. Al no disponer algunos de ellos de documentación, el padrón se ha convertido en un elemento indispensable para poder acceder a ayudas. Este documento, sin embargo, es el que les cuesta obtener pese a demostrar la residencia permanente en una vivienda de la ciudad.

"El argumento que dan los ayuntamientos es que cumplen la estricta legalidad, pero los referentes legales son claros sobre el derecho y la obligación que tienen a empadronar gente residente en el municipio", detalla Ferran Moreno, miembro de los colectivos denunciantes. En este sentido, añade que consistorios como el de Badalona aplican "procedimientos disuasorios", con trámites muy largos que complican el proceso a aquellas personas que tienen barreras sociales, como el idioma.

Un problema en toda Catalunya

"La mayoría abandonan frustrados o entran en el marco oscuro y terrible de las mafias que hacen pagar para conseguir empadronamientos", añade Moreno, que destaca que el Síndic de Greuges ya ha puesto de manifiesto la necesidad de que los ayuntamientos faciliten las herramientas para hacer los trámites. En Badalona, ​​añade, antes de la pandemia se logró normalizar la situación, que generaba colas de 200 o 300 personas, destacando que muchas de ellas tienen miedo de perder las ayudas de que disponen si denuncian su situación. "En toda Catalunya pueden haber miles de personas afectadas", detalla.

Es por ello que reclaman al Ayuntamiento de Badalona y a otros consistorios que se ciñan a la ley, que recalca que la persona interesada en empadronarse debe facilitar una dirección física donde resida y en la que se le pueda notificar su situación. Esto permite el acceso a una tarjeta sanitaria, o ayudas como la renta garantizada, entre otros. A pesar de reconocer la situación de saturación que vive la administración, el colectivo denuncia que se están dando citas para el próximo mes de enero. "Demasiado tiempo", dice Moreno, dada la situación de emergencia que cruzan muchas familias.

Por todo ello, reclaman menos opacidad en los trámites para hacer efectivos los empadronamientos, que estos sean más ágiles, y que se cree un protocolo municipal que establezca un procedimiento "claro y explícito" que permita resolver dudas a los interesados.

Más noticias de Badalona en la edición local de EL PERIÓDICO DE CATALUNYA