El exsecretario de Salut Pública

Guix, un año después del primer caso de covid en Catalunya: "No teníamos herramientas para afrontar la pandemia"

El exsecretario de Salut Pública, Joan Guix, informa del primer caso de coronavirus en Catalunya, el 25 de febrero de 2020.

El exsecretario de Salut Pública, Joan Guix, informa del primer caso de coronavirus en Catalunya, el 25 de febrero de 2020. / Europa Press/David Zorrakino

El epidemiólogo asegura que el covid-19 fue el momento de su carrera en que más impotencia sufrió. Hace un año Catalunya diagnosticaba el primer caso de una enfermedad que ya ha matado a 20.565 personas en el territorio.

Se lee en minutos

"La pandemia de coronavirus fue el momento de mi carrera laboral en que más impotente me he sentido. No teníamos herramientas. Nos superó totalmente". Son palabras de Joan Guix, el predecesor de Josep Maria Argimon, actual secretario de la Agència de Salut Pública de Catalunya (Aspcat). Guix, que dimitió del cargo en mayo y a quien Salut tardó dos meses en sustituir por Argimon, era el máximo dirigente del organismo cuando todo empezó.

'Todo' es la descomunal crisis sanitaria (y social y económica) en que vive sumido todo el Planeta desde hace un año. Este miércoles se cumple exactamente un año desde que Catalunya diagnosticó el primer positivo del virus en el territorio. Fue en el Hospital Clínic de Barcelona. Era el cuarto de España, el primero en la Península porque los otros tres se habían detectado en las Islas Canarias. Al día siguiente, el 25 de febrero, la Conselleria de Salut convocaba una rueda de prensa para informar de este primer caso. "[El covid-19] Es una enfermedad muy similar al síndrome gripal", explicaba entonces Guix a los periodistas.

"La información que nos llegaba iba por aquí. No nos llegaba que fuera un virus tan agresivo. Puede ser que la información que llegaba de China estuviera sesgada y la información científica era escasa. Sí que nos llegaba que en China estaba siendo muy grave, pero contábamos con que el sistema sanitario que teníamos le haría frente", explica ahora, un año después, este epidemiólogo a EL PERIÓDICO. No obstante, Guix reconoce errores, como que, a Occidente en general, China le "pillaba muy lejos". Las autoridades sanitarias minimizaron el riesgo de un virus que, a lo largo de estos casi 12 meses, en Catalunya ya se ha cobrado la vida de 20.565 personas y ha contagiado a un total de 550.285.

"Hacía años que los servicios de salud pública se debían haber incrementado. Y lo mismo la atención primaria"

El sistema sanitario tampoco estaba preparado, pese a que los responsables políticos de todas las administraciones y colores políticos decían que sí. "El sistema de salud está preparado para detectar y atender cualquier caso", afirmaba hace un año la 'consellera' de Salut, Alba Vergés. Hoy sabemos que no era así. "Hacía años que los servicios de salud pública se debían haber incrementado. Y lo mismo ha pasado con la atención primaria", admite Guix. Ambas son las "dos patas" principales en las que recae la pandemia.

La "neumonía china"

Guix recuerda cómo, a principios de 2020, la Organización Mundial de la Salud (OMS) informó del brote de un virus "muy focalizado" en China, con "características muy similares a las de la gripe". Los medios comenzaron a referirse al coronavirus como la "neumonía china". "Los criterios para que te hicieran una PCR en Catalunya era presentar clínica [fiebre y tos, principalmente] y haber estado en contacto con alguien que hubiera estado en China", rememora el exsecretario de Salut Pública. Por aquellos días, el debate político y empresarial era si, en esta coyuntura, debía celebrarse o no el Mobile World Congress, previsto para los días 24, 25 y 26 de febrero en Barcelona.

La Conselleria de Salut y el Ministerio de Sanidad defendían que sí: hubo incluso una rueda de prensa conjunta de la 'consellera' Vergés y el ministro Illa para enviar un mensaje de calma. Esgrimían que no había "riesgo epidemiológico". El propio Guix hablaba entonces, por aquellos días, de una "epidemia de miedo y de xenofobia". "Muchas empresas del Mobile se estaban retirando. Ellos querían anular, nosotros no porque no teníamos aún casos de coronavirus", dice ahora. El Mobile se cancela finalmente el día 12 de febrero y, a finales de mes, el virus comienza a crecer en el norte de Italia y "empieza a estallar Madrid". La OMS no declara la pandemia mundial por covid-19 hasta el 11 de marzo.

"El virus bajará su virulencia, pero hasta dentro de dos años no dejará de ser una amenaza"

Te puede interesar

"El 12 de marzo decretamos el cierre perimetral de la Conca d'Òdena [por un brote descontrolado dentro del Hospital de Igualada]. La Generalitat pidió el confinamiento perimetral de Catalunya, pero el Estado lo rechazó", cuenta Guix. Antes, el día 6, se produce la primera muerte por covid-19 en Catalunya: una mujer de 87 años. El 14 de marzo, el Gobierno declara el Estado de alarma. Lo demás es historia.

"Yo eché de menos tiempo de reflexión. La sensación de dureza y de impotencia fue enorme", reconoce el epidemiólogo. Un año después, Guix cree que "seguramente el virus vaya bajando su potencia de infección", aunque, advierte, "no desaparecerá". "Pero, al menos, en un año -siendo optimista- o dos dejará de ser una amenaza". La vieja normalidad, aquella vida antes de la pandemia, ha quedado muy atrás. "Tardaremos mucho en recuperar la situación de 2019, aunque este verano, por la vacuna, será mejor", augura Guix. Le preocupa, eso sí, que "no parece que se esté avanzando mucho" en el tratamiento contra el covid. "Se está investigando mucho, pero no hay mucha información". Y avanza Guix que habrá más pandemias, motivadas principalmente por la crisis climática y la globalización.