Pandemia de covid-19

Sanidad presiona para que las autonomías endurezcan las medidas antes de un cierre total

  • Salvador Illa defiende que el estado de alarma "funciona" y ofrece "instrumentos" para doblegar la tercera oleada

  • El ministro se abre ampliar el toque de queda como piden Galicia, Castilla y León, Andalucía y Euskadi

Se lee en minutos
Beatriz Pérez
Beatriz Pérez

Periodista

Especialista en sanidad, temas de salud

Escribe desde Barcelona, Catalunya, España

ver +
Juan Ruiz Sierra
Juan Ruiz Sierra

Periodista

ver +

El confinamiento domiciliario es el último cartucho al que recurrirá el Ministerio de Sanidad para controlar la pandemia de covid-19, que 10 meses después de su inicio ya va por su tercera oleada. Cuatro autonomías han pedido ya al Gobierno central que apruebe el cierre total, algo a lo que de momento se niega. El Ejecutivo de Pedro Sánchez exhorta a las autonomías a tomar medidas más drásticas que no necesariamente implican un confinamiento domiciliario, como por ejemplo restringir aún más la hostelería y la restauración o cerrarlos directamente, según explican fuentes del Gobierno a EL PERIÓDICO.

Aunque todas las comunidades tienen desde junio competencias para aprobar y levantar restricciones en función de la situación epidemiológica, decretar el confinamiento domiciliario es únicamente competencia estatal. En este caso, si se aprobara, sería el Gobierno central, al ser quien lo decreta, el que debería dar respuesta económica a los sectores afectados.

En esta línea, el Ministro de Sanidad, Salvador Illa, ha defendido este sábado que España podrá doblegar la "tercera oleada" de coronavirus sin necesidad de recurrir a un confinamiento domiciliario, algo que reclaman también diferentes expertos sanitarios. Sin embargo, Illa se ha mostrado abierto a estudiar las peticiones de esas autonomías que desean ampliar el toque de queda.

"Esperar unos días"

"No contemplamos, en estos momentos, ningún confinamiento domiciliario. Pensamos que, con los instrumentos que tenemos ahora recogidos en el decreto del estado de alarma, es suficiente para doblegar la curva como ya hicimos con la segunda", ha dicho Illa en rueda de prensa desde Barcelona. "Hay que esperar unos días para ver el efecto de las restricciones", ha añadido.

Los gobiernos autonómicos de Andalucía, Murcia, Castilla y León y Asturias han reclamado esta semana al Ejecutivo central que contemple las herramientas necesarias para decretar, dado el caso, un confinamiento domiciliario en los territorios ante el exponencial incremento de casos de coronavirus.

El primero en plantearlo fue el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, el miércoles. El vicepresidente de la Junta de Castilla y León, Francisco Igea, quien pidió poner en marcha estas herramientas para decretar un confinamiento domiciliario "breve e intenso". Por su parte, el presidente de Murcia, Fernando López Miras, reconoció. que el confinamiento domiciliario es una opción "necesaria".

En Asturias, el consejero de Salud, Pablo Fernández, pidió al Gobierno central que se otorgue a las comunidades autónomas la capacidad para poder establecer un confinamiento domiciliario si hiciera falta, pero el Ministerio de Sanidad rechazó la petición.  

Toque de queda

En cuanto al toque de queda, Illa se ha mostrado abierto a ampliarlo. Galicia, Castilla y León, Andalucía y Euskadi piden adelantarlo a las 20 e incluso a las 18 horas. Este cambio requiere modificar el decreto de estado de alarma, lo que obligaría a llevarlo al Congreso otra vez.

"Vamos a doblegar esta tercera ola a través de la cogobernanza y al estado de alarma, que funciona. Siempre vamos a estar a favor de cualquier medida eficaz para doblegar la curva. Y vamos a seguir escuchando a las comunidades autónomas. Si hace falta tomar alguna medida adicional, lo haremos", ha dicho el ministro.

"Muy preocupante"

El Ministro de Sanidad ha reconocido que la situación epidemiológica en España es "muy preocupante" y la "presión hospitalaria va aumentando". "Estamos en la tercera ola de la pandemia en nuestro país", ha reconocido. Illa ha querido lanzar un mensaje de calma al asegurar que España sabe "cómo doblegar esta nueva curva" porque tiene "el conocimiento y la experiencia".

También ha defendido que la estrategia de vacunación de España "funciona" porque el país ya es el noveno del mundo en vacunación y uno de los primeros de la Unión Europea (UE). "España ya ha administrado casi el 70% de las dosis recibidas, más de un millón. El ritmo de vacunación es óptimo".

El ministro ha vuelto a insistir en que el país llegará al verano con el 70% de la población vacunada. "Lo vamos a lograr", ha dicho, pese a que Pfizer anunció que retrasará la entrega de las próximas dosis (finalmente una semana, en lugar de las tres o cuatro que había dicho inicialmente), en todos los países, por problemas de producción. "En este primer trimestre recibiremos todas las dosis [de Pfizer] que teníamos comprometidas. Y todas las personas que ya recibieron la primer dosis podrán ponerse esta semana la segunda". Además, esta semana comenzarán a administrarse también las vacunas de Moderna.

El objetivo de Sanidad es que en los próximos meses haya en España "más vacunados que contagiados". "Y lo vamos a lograr", ha vuelto a defender Illa, quien ha avanzado que, la próxima semana, el ministerio dará a conocer los siguientes grupos diana de vacunación. De momento, solo se está inmunizando a residentes y personal de geriátricos y a sanitarios. España, ha dicho, también está "ultimando los convenios" para suministrar vacunas a Andorra, "en un ejercicio de solidaridad".

Elecciones

Noticias relacionadas

En cuanto al retraso de las elecciones catalanas que inicialmente iban a celebrarse el 14 de febrero y finalmente serán el 30 de mayo (debido a la mala situación epidemiológica), algo que perjudica, según las encuestas, al PSC encabezado por Salvador Illa, el aún ministro ha dicho estar "centrado al 101% en derrotar la tercera oleada".

Y, en relación a la variante británica del coronavirus que, según algunos expertos, es responsable del aumento de contagios en España (esta variante es más contagiosa, aunque no más grave), Illa ha dicho que el país ha detectado, de momento, más de un centenar de casos y tiene "varios centenares" bajo sospecha. "Se esta haciendo un esfuerzo importante de búsqueda", ha dicho. En Catalunya se han detectado ya dos casos.