23 sep 2020

Ir a contenido

EN TERRASSA

Una auxiliar de enfermería graba cómo maltrata a una anciana en una residencia

Afers Socials ha denunciado el caso ante los Mossos y la residencia les ha abierto un expediente disciplinario

Carmen Jané

Vídeo vejatorio del geriátrico Mossen Homs de Terrassa.

La Conselleria de Treball, Afers Socials i Famílies ha denunciado este lunes ante los Mossos d'Esquadra el vídeo de dos auxiliares de enfermería en prácticas de una residencia de ancianos en Terrassa en el que se da un trato vejatorio a una anciana postrada en una cama, tras el escándalo provocado en las redes sociales. 

El vídeo, procedente de una cuenta de Instagram, mostraba cómo una auxiliar, que no deja de reírse ante la cámara, graba el proceder de su compañera maltratando a la paciente. Mientras se supone que da de comer a una anciana encamada, la joven empleada le va diciendo frases como "Abre la puta boca ya", y tildándola de "gorda" y "vieja cascarrabias".  Y mientras se va disculpando diciendo "no soy así, es que me saca de quicio", sin mucho enfado aparente.

Además, la joven le tira la medicación que ha de tomar porque interpreta que la anciana no la quiere, y la amenaza diciendo que "ya verás cuando te duela".

Mientras, la compañera que graba y que se va enfocando alternativamente, no para de reírse, lo que hace que la auxiliar de enfermería aún se tome menos en serio su tarea de asistencia y dedique su atención a la cámara.

El vídeo, que han difundido varios usuarios por Twitter, uno de cuyos usuarios ha identificado a una de las empleadas protagonistas como una joven que se define como "Bikini fitness junio" y "auxiliar de enfermería" y que tiene 12.200 seguidores en Instagram, además de cuenta en Tiktok y otras redes, para hablar de deporte.

Ante el revuelo de numerosos usuarios de Twitter condenando la actitud de las dos jóvenes, una de las chicas ha hecho privada su cuenta y ha realizado un directo ante sus seguidores para dar explicaciones sobre su grabación.

La residencia Mossen Homs de Terrassa, donde ha ocurrido el episodio, ha afirmado que "ya ha tomado medidas sobre el asunto" después de que numerosas personas les alertaran sobre la existencia del vídeo. Las empleadas han sido apartadas de sus puestos y se les ha abierto un expediente disciplinario, sostiene Afers Socials.

El alcalde de Terrassa, Jordi Ballart, también ha condenado el hecho y ha pedido actuaciones a la Generalitat, porque la residencia es concertada.

La Conselleria de Treball, Afers Socials i Família ha anunciado, tras la polémica, que ha activado a la Inspección de Servicios Sociales para abrir un expediente informativo sobre el caso y que se personará "en las medidas judiciales que se puedan emprender al respecto", tras la denuncia que han presentado ante los Mossos.

Afers Socials asegura que se ha puesto a disposición de la familia de la residente y del resto de los internos de la Mossen Homs para informarles del caso y anunciarles su disposición a no permitir "cualquier caso de trato vejatorio a una persona residente en un centro para mayores".