05 ago 2020

Ir a contenido

REBROTE DE CORONAVIRUS

Catalunya ignora el 75% de los contactos de los casos de covid-19

Un informe de la Red de Vigilancia Epidemiológica revela el "desconocimiento de la fuente de contagios"

Los expertos denuncian la falta de rastreadores y el poco refuerzo de la salud pública en toda España

Beatriz Pérez

La playa Llevant de Barcelona, el pasado 17 de julio.

La playa Llevant de Barcelona, el pasado 17 de julio. / MANU MITRU

El 75,1% de los casos positivos de coronavirus en Catalunya no tienen un contacto conocido, según el 'Informe covid-19' del 15 de julio de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, que abarca un período de tiempo desde el 11 de mayo. Es la segunda comunidad con más casos sin contactos conocidos, después de Galicia (un 80,9%). En tercer lugar estaría Castilla La Mancha (64%).

Estas cifras se pueden leer de dos maneras. Por un lado, en el mejor de los casos, podría significar que las cadenas de transmisión son tan cortas, que un contagiado apenas sí tiene contactos. Pero, por otro, en el peor de los escenarios y al que más apuntan la mayor parte de los expertos consultados por este diario, podría significar que los contactos de los casos positivos no se están investigando (y que, por tanto, se desconoce el origen de los focos) debido al insuficiente dispositivo de rastreo de la Generalitat, que ha hecho que la transmisión del virus esté descontrolada.

"No se están investigando los contactos. Se registran los casos positivos, pero no es creíble que no tengan contactos. Esta hipótesis que yo mantengo estaría apoyada por el conocimiento que tenemos de la falta de rastreadores", señala el epidemiólogo de la Universitat Pompeu Fabra (UPF) Fernando Benavides. La Conselleria de Salut anunció esta semana la ampliación, hasta los 815, de la plantilla de rastreadores, las personas que hacen el seguimiento de los contactos de los casos positivos para controlar el origen de los brotes.

Por su parte, País Vasco (que solo desconoce el 11% de los contactos de sus positivos), Andalucía (15%) y Canarias (23%) son las regiones que mejor están en este sentido.

Una media de cero contactos conocidos

Según el informe de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica, del 10 de mayo al 15 de julio, se detectaron en Catalunya un total de 7.206 casos (el 75,1%) sin un contacto conocido por covid-19. Además, la media de contactos identificados de cada caso positivo es de cero: entre un 0% y un 2%. Los expertos calculan que cada infectado de coronavirus tiene una media de entre cinco y 10 contactos. "Esto quiere decir que se desconoce la fuente del contagio", señala la enfermera Montse Gea, doctora y profesora de la Universitat de Lleida.

"En Lleida por ejemplo, los primeros casos en julio se dieron entre temporeros. Cuando los llamábamos, no atendían el teléfono, colgaban o no querían decir sus contactos", explica. Gran parte de estos temporeros son personas inmigrantes en situación irregular que trabajan en negro, no tienen acceso a una prestación de desempleo y, si no acuden a su puesto de trabajo, no cobran. Sus condiciones de vida tampoco les permiten el aislamiento.

Catalunya es la segunda autonomía
con más casos sin contactos conocidos por detrás de Galicia

"El sistema no ha puesto rastreadores como para tener una lista de contactos actualizada. Además, los rastreos se están haciendo telefónicamente, y por tanto, no tenemos garantía de que cumplan el aislamiento", apunta Gea. En Corea del Sur y Singapur se habilitaron unas aplicaciones móviles para garantizar que la gente no salía de casa. "Nosotros propusimos esta solución y nos dijeron que iba contra la protección de datos. Ahora la Generalitat está preparando una 'app' que está en pruebas". Califica de "muy preocupante" el 'Informe covid-19'. 

El portavoz de la Sociedad Española de Salud Pública (Sespas), Ildefonso Hernández, asegura que las cifras demuestran que en Catalunya hay "muchos casos sin vínculo epidemiológico". "Nos dicen algo que llevamos diciendo desde hace meses: hay que reforzar la vigilancia epidemiológica. "En España hay comunidades que no han reforzado la salud pública. Salud pública es planificar y poner medidas de prevención en las zonas donde sabes que vas a tener temporeros", destaca. Tampoco la Comunidad de Madrid se ha reforzado, según él, epidemiológicamente, pero no ha vivido la problemática de los temporeros con la que ha tenido que lidiar Lleida.

Las unidades de cuidados intensivos

La situación de Madrid, de la que no se habla tanto, tampoco es mucho más halagüeña, pese a que, según este informe, solo el 26% de los casos no tienen un contacto conocido (su media de contactos identificados por caso es de uno: entre un 0% y un 3%). Las cifras del viernes del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES) del Ministerio de Sanidad, reflejan que, en la Comunidad de Madrid han ingresado cuatro pacientes en una uci en la última semana (es la autonomía donde más ingresos en estas unidades se están produciendo). En Catalunya, solo uno. Cuando una persona ingresa en una uci es porque "ya no se puede atender desde la atención primaria" y porque hay "focos comunitarios", según Gea. 

Se necesitan, según el portavoz de Sespas, no solo más rastreadores, sino una "mayor velocidad" para formarlos, aunar recursos con las universidades y la investigación para que puedan participar en el análisis de la situación e "indagar constantemente" con las causas que originan los brotes. "La parte hospitalaria, la asistencial, está preparada para otra oleada. Pero no así la salud pública", opina. 

Madrid es la región con más ingresos en ucis en la última semana y le sigue Catalunya, según Sanidad

Sin embargo, para el investigador del Grup de Recerca de Biologia Computacional i Sistema Complexes de la Universitat Politècnica de Catalunya (UPC) Daniel López Codina, las cifras de la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica sobre Catalunya demuestran que se está realizando un "trabajo correcto" porque reflejan un elevado número de personas asintomáticas. 

"Desde el 6 de julio se muestra un claro control de la situación. A partir de ahí los casos crecen especialmente en Lleida y después en el área metropolitana de Barcelona. Por tanto, si se han detectado 7.206 casos de los cuales solo 4.429 (el 46,1%) eran con síntomas, se está realizando un trabajo correcto, donde se detectan un número importante de asintómaticos".

También cree que "no tiene sentido" que Catalunya tenga una media de cero contactos de casos positivo, algo que refleja un "problema" en la gestión de los datos.