La posición del Ejecutivo

Sánchez pide aclarar las "sombras de corrupción" en el PP "cuanto antes" y descarta convocar elecciones

  • El presidente incide en que deben comprobarse "con contundencia y transparencia" todas las acusaciones vertidas por Ayuso y Casado

  • "Que no nos usen como coartada de sus líos", señala la portavoz desde la Moncloa. El Ejecutivo niega que tuviera información de la presunta comisión ilegal

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ofreció este 18 de febrero de 2022 en la sede de la Representación Permanente de España ante la UE, tras participar en la cumbre Unión Europea-Unión Africana, en Bruselas.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante la rueda de prensa que ofreció este 18 de febrero de 2022 en la sede de la Representación Permanente de España ante la UE, tras participar en la cumbre Unión Europea-Unión Africana, en Bruselas. / EFE / HORST WAGNER

5
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Es evidente que la guerra total y sin cuartel en el PP es vista con alborozo por el Gobierno, pero puertas para fuera lanza dos mensajes: uno, que no le inmiscuyan en el cruce de reproches (y de versiones) que se lanzan Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso, y dos, que se aclare "cuanto antes" cualquier "sombra" de corrupción. Y hay otro tercer aviso: no habrá elecciones generales anticipadas, pese a que este sea el momento más delicado para los populares.

Las tres reflexiones salieron por boca del presidente del Gobierno desde Bruselas este viernes, al término de la cumbre UE-Unión Africana y de la reunión informal de líderes sobre la situación en Ucrania. El estallido de la crisis en el PP, ayer jueves, le pilló ya fuera de España, así que hoy era el primer día en el que él se pronunciaba sobre ella. Pedro Sánchez recordó que desde que está en la Moncloa y aún antes "nunca" ha interferido en las cuestiones internas de otros partidos, y añadió que su Ejecutivo está centrado "en lo que debe estar", en la gestión, en "resolver los problemas de los ciudadanos, en superar la pandemia y en consolidar la recuperación económica y transformar el tejido productivo gracias a los fondos europeos".

"Lo único que pediría", siguió, "es que se aclarara cuanto antes y con total transparencia y total contundencia cualquier sombra de duda y acusación de corrupción que se ha hecho pública este viernes". Se refería a las durísimas palabras de Casado en la COPE, en la que cifró la comisión cobrada supuestamente por el hermano de la presidenta madrileña, Tomás Díaz Ayuso, en 286.000 euros, "un importe suficientemente relevante como para que alguien pueda pensar que ha habido tráfico de influencias”. La jefa del Ejecutivo regional rebajó el dinero recibido por su familiar a 55.850 euros más IVA y denunciaba ayer haber sido víctima de un plan orquestado por Génova para destruirla. Casado desmintió toda operación de espionaje.

Casado cifra en 286.000 euros la comisión que pudo cobrar el hermano de Ayuso, importe que la presidenta rebaja a 55.850 euros más IVA

Ayuso apuntaba, en su primera comparecencia sin preguntas, que supo que su hermano aparecía ligado al contrato de 1,5 millones de euros que el Gobierno autonómico adjudicó, en abril de 2020, a la empresa Priviet Sportive, porque Casado se lo dijo en la reunión que ambos mantuvieron en septiembre de 2021. Él le apuntó, se escudó la presidenta, que el dosier se lo había filtrado la Moncloa. El líder del PP negó tajantemente en la COPE que hubiera tenido conocimiento de esos supuestos hechos por el Ejecutivo de Sánchez. "La información no viene de una persona determinada, este tipo de informaciones llegan a la sede nacional, muchas veces por personas de la propia Administración involucrada, y por eso en este caso necesitamos recabar las pruebas internamente".

"Distraer la atención"

"Pediría que estas insinuaciones que no tienen realmente ni pies ni cabeza —respondió Sánchez desde la capital belga—, y que tienen un sentido malintencionado, no se utilicen", porque "es lo que parece: distraer la atención y no responder a estas acusaciones de corrupción". Antes, y desde Madrid, la portavoz del Gabinete, Isabel Rodríguez, caminó en la misma línea: que el PP esclarezcan si hubo o no irregularidades y si es o no "un caso de corrupción" y si es así, que Casado lo ponga en conocimiento de los jueces o de la Fiscalía. "Pero que no nos usen y no nos metan en medio. Se lo digo con absoluta rotundidad, el Gobierno aquí no tiene nada que ver", subrayó Rodríguez en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros extraordinario de este viernes.

Sánchez admite que el debate en el PP "no es edificante" y sostiene que el Ejecutivo seguirá centrado en la gestión y en garantizar la estabilidad

Es decir, que el PP no use al Ejecutivo "como coartada de sus líos". "Si el Gobierno hubiera tenido cualquier tipo de conocimiento de un hecho delictivo, lo hubiera puesto de manera inmediata en conocimiento de la Fiscalía y de la Justicia", subrayó, para recalcar que "es curioso que el argumento de autoridad que utilizan ambas partes sea la Moncloa", informa EFE.

Cuando se le preguntó al presidente en Bruselas qué supone para España que el principal partido de la oposición se sumerja en una espiral autodestructiva, reconoció que este "no es un debate edificante", pero agregó que lo "relevante" es "ser respetuosos con las crisis internas" de los partidos, y él lo seguirá siendo. Y se aferró a su mensaje: lo más importante, "desde el punto de vista de la regeneración democrática", es que se "aclaren las dudas sobre las acusaciones de corrupción que se están planteando".

Noticias relacionadas

El presidente apuntó que el Ejecutivo no tiene previsto acudir a la Fiscalía para denunciar los hechos, ya que además los grupos de la izquierda en la Asamblea de Madrid presentaron este viernes su escrito, pero más allá de la judicialización, la clave es dar una "respuesta política", la que pedía insistentemente al PP durante toda su comparecencia, para "consolidar el democracia y el buen nombre de las instituciones".

Sánchez no anticipará las generales para aprovechar la debilidad del PP. Lo descartó durante su rueda de prensa: el Gobierno "está en trabajar y en garantizar una legislatura que es importante para muchas transformaciones" y reformas, como la que este viernes aprobó el Consejo de Ministros (la ley de ciencia). "En eso está el Gobierno, en gobernar, en garantizar la estabilidad que necesita el país y en culminar la legislatura", importante para "superar la pandemia, recuperar la economía y seguir creando empleo".