Comisión de investigación en el Congreso

Rajoy niega la caja b, la 'kitchen' y toda relación con Villarejo

  • El expresidente rechaza cualquier conocimiento de la operación ilegal para robar a Bárcenas información comprometedora para el PP

Agencia ATLAS / Foto: José Luis Roca

4
Se lee en minutos
Pilar Santos
Pilar Santos

Periodista

ver +

"Si no van a creerme, no sé para qué me traen ustedes aquí", se lamentó Mariano Rajoy cuando ya llevaba más de hora y media de preguntas. El exjefe del Ejecutivo compareció este lunes en el Congreso en la comisión sobre la 'operación kitchen', con la que se espió al extesorero del PP Luis Bárcenas para robarle documentos con información sobre financiación irregular del partido. Los hechos ocurrieron al menos en 2012 y 2013, según el juez Manuel García-Castellón, responsable del caso y que ha propuesto juzgar por ello al exministro del Interior Jorge Fernández Díaz y a su cúpula policial, librando de toda responsabilidad al propio Rajoy, al que no llamó ni siquiera como testigo.

El expresidente negó cualquier conocimiento sobre la 'kitchen', rechazó haberse reunido o comunicado de cualquier manera con el excomisario José Manuel Villarejo (que le ha señalado como máximo responsable de la operación ilegal) y también descartó que en su partido existiera una caja b. Rajoy apeló en varios momentos a la presunción de inocencia, que pidió que se mantenga "hasta que la rompa una resolución firme". Llamó la atención en concreto que defendiera la inocencia de Fernández Díaz: el exministro recurrió en septiembre la decisión "precipitada" del juez de concluir la investigación y consideró "simplista y fácil encapsular" las responsabilidades de la 'kitchen' solo en el Ministerio del Interior, insinuando que García-Castellón tendría que apuntar a lo más alto del Gobierno y del PP. Esto es: al propio Rajoy.  

"No conozco al señor Villarejo. No hablé con él nunca; no me consta que me haya enviado ningún mensaje y jamás en mi vida le he enviado un mensaje"

Acompañado de diputados

El exjefe del Ejecutivo llegó a la sala acompañado por varios diputados del PP, entre ellos su exministra Ana Pastor y la portavoz del grupo parlamentario, Cuca Gamarra. Los cara a cara fueron casi todos ásperos, con especial animadversión mutua en el caso de Felipe Sicilia (PSOE) y Gabriel Rufián (ERC).

Sicilia, que fue el primero en abrir el turno de preguntas, hizo las principales. "¿Ha hablado usted alguna vez con Villarejo?". Respuesta: "No conozco al señor VIllarejo y ni siquiera me consta haberlo visto en sitio alguno. No me reuní con el señor Villarejo nunca. No hablé con él nunca; no me consta que me haya enviado ningún mensaje y jamás en mi vida le he enviado un mensaje", respondió Rajoy.

"Bárcenas y Villarejo se defienden como estiman oportuno y conveniente y, como tienen el derecho a mentir, dicen lo que quieren"

Otra: "¿La señora [María Dolores] Cospedal le comunicaba a usted que tenía reuniones con el señor Villarejo en la sede de Génova?". La pregunta se debe a que hay audios revelados en 2018 en los que se escucha el contenido de una reunión de Cospedal en la sede nacional del PP con el excomisario sobre la información de financiación irregular que contenía el famoso 'pen drive' de Bárcenas y la exsecretaria general pregunta al policía si podría hacer "algún trabajo puntual" para el partido. Respuesta: "No, ella se ha explicado y el juez, que había decidido investigarla, al final ha decidido no hacerlo".

Pregunta sobre la destructora de papeles

"El señor Bárcenas ha dicho ante el juez, y en esta comisión, que le dio a usted en su despacho unos documentos en los que se mostraba la liquidación de la caja b del PP y que usted metió esos documentos en una destructora de papeles. ¿Tuvo usted conocimiento de una caja b en el PP antes de que se iniciara la investigación del 'caso Gürtel'?". Respuesta: "Ni yo ni nadie del PP. Ni tuve conocimiento ni ningún tribunal lo ha dicho (...) El señor [Luis] Bárcenas y el señor [José Manuel] Villarejo tienen problemas serios en los tribunales y se defienden como estiman oportuno y conveniente y, como tienen el derecho a mentir, dicen lo que quieren", aseguró.

No llevaba ni 15 minutos en la sala cuando Rajoy ya había dado los titulares que quería: rechazar cualquier participación en la operación policial, restar credibilidad a Villarejo y a Bárcenas y negar la existencia de la caja b. De este último asunto abundó en el turno de Rufián y de Edmundo Bal (Ciudadanos).

Rufián y la copia de la sentencia

El diputado republicano leyó la exposición de motivos de la sentencia de la primera época de la Gürtel, en la que se habla de que el PP mantuvo durante años un entramado contable paralelo al oficial, y acusó a Rajoy de mentir. Rufián se levantó y le entregó al expresidente una copia de la sentencia. La acusación enervó al expresidente. "Usted no puede venir aquí y preguntarme 'por qué miente'. Da por hecho que miento y yo no miento", espetó.

"Aquí hay mucha gente que ha venido a plasmar sus prejuicios y a acusar con medias verdades o con medias mentiras"

Noticias relacionadas

Rajoy insistió en que la única sentencia que ha condenado al PP lo hizo como "partícipe a título lucrativo" [por actos electorales que la red Gürtel pagó en Majadahonda y Pozuelo], una figura que "exige que el condenado desconozca" que se está cometiendo un delito, en este caso el uso de dinero negro. No obstante, hay ya dos sentencias que han declarado acreditada la existencia de la caja b de los conservadores: la sentencia de la primera época de la Gürtel y la de los 'papeles' de Bárcenas sobre las obras en la sede.

La comisión de investigación ha acabado con el exlíder conservador la rueda de comparecencias y ahora redactará sus conclusiones.