Debate de política general

Aragonès lanza avisos a Junts y a Sánchez para blindar la mesa de diálogo

Aragonès lanza avisos a Junts y a Sánchez para blindar la mesa de diálogo

Ferran Nadeu

4
Se lee en minutos
Xabi Barrena
Xabi Barrena

Periodista

Especialista en información sobre el Govern de Catalunya, de ERC y en el seguimiento de la actualidad del Parlament.

Escribe desde Barcelona

ver +

Pere Aragonès presentó este martes, se verá en breve con qué éxito, una especie de candidatura a líder del independentismo. En su discurso en el debate de política general, el republicano repartió advertencias, a veces en tono de riña, a los suyos, a los independentistas, y amenazas al Gobierno de Pedro Sánchez. En una intervención de casi dos horas moteada de apelaciones a su independentismo de 'pata negra' ("desde que tengo uso de razón", dijo) el ‘president’ llamó a Junts y a la CUP, que presentara a votación una propuesta a favor de un referéndum para esta legislatura, que no hay “ni atajos, ni soluciones mágicas” para llegar a la independencia. La “mesa de negociación” ( y no solo de “diálogo”, como la tildó Carles Puigdemont en Cerdeña) es el único camino por lo que exhortó a sus socios de Junts a abandonar “tacticismos y subirse al tren” del foro de diálogo.

Aragonès ‘compró’ todos los motivos de Junts para la desazón ante el diálogo con el Estado. Tildó de “expolio” la relación económica con el Estado y dijo entender “perfectamente”, e incluso compartir, “el escepticismo" de algunos sobre la voluntad negociadora del Gobierno de Pedro Sánchez. Es más, sentenció, "si no dudáramos no habría razón para ser independentistas. Todos tenemos memoria".

Pero pese a todo eso, Aragonès defendió la mesa de diálogo "que se ha reiniciado" con el Ejecutivo porque ello "es lo que se nos demanda desde las instancias internacionales", apuntó.

Aragonès dijo entender y compartir "el escepticismo" ante la negociación del Estado

Según el republicano, la forma de afrontar este foro de diálogo debe ser "trabajando con toda la determinación, toda la lealtad y toda la fuerza que tenemos a nuestro alcance", apuntó antes de desvelar que "si el Estado español no aprovecha este proceso de negociación puede hacer evidente, a ojos de aquellos que observan desde el exterior, que no hay ninguna propuesta de hacer una propuesta de solución política a Catalunya".

Documento

Discurso de Pere Aragonès en el debate de política general de 2021

Discurso de Pere Aragonès en el debate de política general de 2021

Habló en todo momento como líder del Executiu, como si los representantes de Junts estuvieran sentados a la mesa de diálogo, y no fuera de ella, no en vano, pese a la crisis de hace 15 días, en el plan de Govern, los 'consellers' posconvergentes le dieron apoyo. Una cohesión quizá, con fecha de caducidad, eso sí, pero que permitió algún guiño de Aragonès a su vicepresidente, Jordi Puigneró, en forma de cita. De momento, el discurso de Aragonès desagradó profundamente al grupo parlamentario de Junts, por haberse explayado más bien poco sobre la situación de Puigdemont y por cierta sensación de avasallamiento del republicano. Y eso que antes del debate, el republicano y Puigneró se reunieron conjuntamente con los grupos de ERC y de Junts.

"La delegación catalana en la mesa, con el Govern, representa a toda la sociedad"

La estrategia de la negociación aglutina a toda la sociedad catalana. La delegación catalana, con el Govern, representa a toda la sociedad", añadió recordando a los socios los motivos del plante de semanas pasadas.

El 'president' enmienda la plana a Puigdemont y subraya que la mesa es de "negociación, no solo de diálogo"

Y, al mismo tiempo, se empleó con dureza con el Estado. No solo por compartir ese “escepticismo”, sino por la “represión que se mantiene” y que hace que, episodios como la detención de Carles Puigdemont, el procesamiento de los CDR y la elevación de pena que pide la Abogacía del Estado a los ediles de Sant Carles de la Ràpita, aun por el 1-O, “no ayudan a resolver el conflicto político”.

Es más, dentro de los poderes que tiene el independentismo para forzar al Gobierno del Estado, Aragonès recordó, a modo de velada amenaza, que el Ejecutivo de Pedro Sánchez se sostiene gracias al apoyo en el Congreso de los votos independentistas, es decir, de ERC, con sus 13 escaños. “En este proceso tenemos más fuerza de la que muchos querrían, y no renunciaremos a utilizarla incansablemente para obtener resultados., dijo a modo de mensaje a la Moncloa.

"La ley del audiovisual puede ser una estocada o una oportunidad para el catalán"

Pero no solo de ‘procés’ quiere vivir Aragonès. En un reparto medido del tiempo, el ‘president’ hablo de lo ya hecho, desde julio y los ejes de lo que quiere hacer. Por ejemplo, dar el primer paso para la plena gratuidad de la educación de 0 a tres años, con el pleno pago de la escolarización de los que en el curso 2022-23 estén en el último año de la guardería.

Defensa del catalán

Defendió con ahínco el catalán, singularmente a cuenta de la ley del audiovisual. Esta ley, dijo “puede ser una estocada a la lengua o una oportunidad”, señaló sin desvelar los contactos que mantiene con el Ejecutivo de Sánchez para que se incluyan cuotas de producción y emisión de contenidos en las plataformas.

Noticias relacionadas

"No aceptaremos ni imposiciones ni ultimátums, como el del Gobierno con El Prat"

Sobre el aeropuerto, el ‘president’ reiteró que no “aceptará imposiciones ni los últimátums que ha hecho el Gobierno” y que su objetivo es una aeropuerto “intercontinental” pero respetuoso con con la lucha con el cambio climático. Y gestionado desde Catalunya.