Presentación de la ponencia marco del 40º Congreso

El PSOE defiende la cultura federal pero abandona la visión plurinacional

  • La propuesta política cara al 40º Congreso del partido apuesta por la descentralización pero reclama cooperación y lealtad

  • Evita referencias a la reforma constitucional para fijar el nuevo modelo y reclama mejorar "la convivencia" en Catalunya

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, durante la presentación de la ponencia marco del 40º Congreso Federal, este 24 de julio en Madrid. 

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, durante la presentación de la ponencia marco del 40º Congreso Federal, este 24 de julio en Madrid.  / PSOE / EVA ERCOLANESE

3
Se lee en minutos
Fidel Masreal
Fidel Masreal

Periodista

ver +
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

La ponencia política que el PSOE propone a sus militantes para ser debatida y aprobada en el 40º Congreso Federal, que se celebrará entre el 15 y el 17 de octubre, plantea una "cultura federal" sobre el modelo territorial, apuesta por la descentralización, la clarificación de competencias, la reforma del Senado y un nuevo modelo de financiación, si bien exige también mayores mecanismos de coordinación y cogobernanza. "Tan importante como la descentralización de competencias resulta el refuerzo de la cooperación, lealtad y solidaridad interterritorial", señala el texto, que fue presentado este sábado en Madrid. Sobre Catalunya, una breve referencia para defender el diálogo dentro del marco legal y advertir de que "la mejora de la convivencia en el seno de la sociedad catalana y el mejor encaje del autogobierno catalán con el resto de España".

Documento

Ponencia marco del 40º Congreso Federal del PSOE

Ponencia marco del 40º Congreso Federal del PSOE

El texto, de más de 300 páginas, dedica cuatro y media a la cuestión territorial, con una idea central: la apuesta por la vía federal de la mano de la "cogobernanza" y contra los populismos y los soberanismos: "Seguir enfocando las respuestas desde la óptica del mero soberanismo es tanto como desconocer las claves de las interdependencias crecientes sobre las que se están librando los debates de mayor calado para el futuro de la humanidad. La lógica de los acontecimientos actuales es contraria al reforzamiento de los separatismos y los nacionalismos esencialistas". También critica con dureza el "neocentralismo" como "amenaza".

Las medidas federalizantes

En cuanto a la receta concreta con la que plasmar esta apuesta federalizante, el texto se mantiene en los términos ya expresados en congresos anteriores e incluso es menos concreta que la declaración de Granada de 2013. En la actual ponencia se defiende un nuevo sistema de financiación basado en los principios de "autonomía financiera, suficiencia, solidaridad, corresponsabilidad, coordinación y garantía de igualdad de derechos para toda la ciudadanía española". En Granada se incluyó una referencia al principio de ordinalidad para dicho modelo: "Que la contribución interterritorial no coloque en peor condición relativa a quien contribuye, impulsando asimismo la convergencia de renta y riqueza entre las Comunidades que permita garantizar el principio de igualdad".

Sobre las identidades, la ponencia presentada este sábado se limita a "la promoción de los idiomas cooficiales, la sensibilidad hacia sentimientos de pertenencia diversos, el fomento del diálogo interterritorial o la cooperación leal entre Administraciones. Cada vez que se han ignorado estos principios, se han sembrado problemas". En el 39º Congreso, de 2017 se había apostado de forma clara por una reforma constitucional federal, que mantuviera la unidad del Estado, "perfeccionando el carácter plurinacional del mismo" mientras que la soberanía seguía residiendo en el conjunto del pueblo español.

"Cohesión social y territorial" frente a "la nada" del PP

En la presentación oficial de la mencionada ponencia, que ahora puede ser enmendada y será votada en el cónclave del PSOE de otoño, la vicesecretaria general del partido, Adriana Lastra, consideró necesario hacer "una política de ideales, para impulsar un mundo más justo y una sociedad más libre", y llamó a los socialistas a continuar trabajando por esas ideas. Lastra añadió que los socialistas quieren la España del trabajo y los derechos, la de la cohesión social y territorial, mientras que la derecha quiere la de unos españoles contra otros: "Llevan trabajando en ese discurso hace mucho tiempo", denunció.

Noticias relacionadas

Los socialistas, prosiguió, quieren construir España de todos y para todos porque los retos y las oportunidades son de todos. "O las aprovechamos todos o las perderemos todos", advirtió. A su juicio, tienen "muchas razones para estar orgullosos" del partido, ya que han mejorado derechos de todos, "y nada de eso cayó del cielo", y ese legado también es "un mandato" para el futuro. Lastra acusó de falta de propuestas al líder del PP, Pablo Casado, al que ha definido como "la nada para este país".