Comparecencia desde Estonia

Sánchez avisa al Govern de que recurrirá el fondo para las fianzas si incumple la ley

  • El presidente subraya que si el instrumento está "sujeto a derecho", no habrá "nada que objetar". Pero si no es así, habrá impugnación

  • El Gobierno quiere lanzar el mensaje de que no le temblará la mano en parar una medida si el independentismo traspasa la barrera de la legalidad

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, este 6 de julio en Stenbock House, la sede del Ejecutivo del país, en Tallin, la capital. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, este 6 de julio en Stenbock House, la sede del Ejecutivo del país, en Tallin, la capital.  / GOBIERNO DE ESTONIA

10
Se lee en minutos
Juanma Romero
Juanma Romero

Periodista

Especialista en información de Gobierno y PSOE.

Escribe desde Madrid

ver +

Pedro Sánchez no cierra la puerta a un eventual recurso contra el fondo creado por la Generalitat para cubrir las fianzas de los cargos señalados por el Tribunal de Cuentas, entre ellos Oriol Junqueras y los 'expresidents' Carles Puigdemont y Artur Mas. Si no está "sujeto a Derecho", el Ejecutivo lo impugnará. Y si en cambio cumple con la ley, "nada que objetar". El aviso, explícito, del jefe del Ejecutivo es un giro con el que no se contaba después de la concesión de los indultos a los presos del 'procés' y que viene a lanzar la señal de que no se tolerará un quebrantamiento de la ley.

El presidente del Gobierno respondió de manera tajante a la creación del instrumento -anunciado por el 'conseller' Jaume Giró- desde Tallin, la capital de Estonia, donde arrancó este martes la gira por los países bálticos que concluirá el jueves tras visitar también Letonia y Lituania. Sánchez compareció en una breve rueda de prensa tras mantener un encuentro en Stenbock House, la sede del Ejecutivo estonio, con la primera ministra, Kaja Kallas. El titular catalán de Economía informó de que este martes el Govern había alumbrado, por decreto ley, un fondo con una dotación inicial de 10 millones de euros al que podrían acogerse los 34 ex altos cargos de la Generalitat a quienes el Tribunal de Cuentas reclama fianzas por valor de 5,4 millones de euros por haber promocionado el 'procés' en el exterior haciendo un supuesto uso indebido de dinero público.

Sánchez fue muy escueto cuando los periodistas le preguntaron. Apenas se limitó a una frase, aunque servía como suficiente advertencia al independentismo. "Siempre hemos defendido que todo lo que sea aprobado por los gobiernos autonómicos tiene que estar sujeto a Derecho. Vamos a estudiar la decisión aprobada por el Govern y a partir de ahí, evidentemente, si está sujeto a Derecho, nada que objetar, y si no está sujeto a Derecho, tendremos que recurrir", subrayó. La medida anunciada por la Generalitat ya está siendo "objeto de estudio". "Y no puedo decir nada más", concluyó.

El jefe del Ejecutivo va mucho más allá que la portavoz, que aseguró que el Gabinete no entra a "juzgar" si el instrumento del Govern es "malversación"

El líder socialista fue, desde luego, más allá de lo afirmado por la portavoz del Gabinete, María Jesús Montero, tras el Consejo de Ministros que él presidió antes de partir hacia Tallin en viaje oficial. La titular de Hacienda comentó que no conocía el acuerdo de la Generalitat porque solo había podido ver titulares de prensa. Y apenas sostuvo que el Ejecutivo no entra a juzgar si el fondo creado por el Govern para pagar multas por el 'procés' es "malversación o menoscabo de fondos públicos, de responsabilidad contable o cualquier otra de las consideraciones que tiene que ver con los fondos públicos". Añadió que el Gobierno vela "por la legalidad existente", lo que significa que "todas las normas son pasadas por ese filtro de legalidad".

Presión del PP

La reacción de Sánchez, no obstante, se producía después de que el Gobierno hubiera tenido algo más de tiempo para analizar el decreto de la Generalitat anunciado por Giró. En la misma línea se pronunció el ministro de Política Territorial, Miquel Iceta, poco antes de participar en un curso de la Asociación de Periodistas Parlamentarios (APP): no cree que el instrumento creado por el Govern pueda afectar al proceso de diálogo abierto con Catalunya, siempre que sea legal. "Lo que podría ser un problema si eventualmente no se ajusta a la legalidad", admitió, para subrayar que la medida está aún siendo estudiada informa Europa Press.

Desde el entorno de Sánchez se advierte de que no por haber otorgado los indultos se dejará de velar por la legalidad, "clarísimamente"

La prensa española desplazada a Tallin inquirió al jefe del Ejecutivo después de que se conociera la respuesta de la derecha. PP, Ciudadanos y Vox anunciaron que llevarán a la Generalitat a los tribunales. El líder de los conservadores, Pablo Casado, metió presión a Sánchez y le exigió que aclarara si piensa evitar la "inadmisible malversación" de dinero público para la creación de un fondo ideado para cubrir las fianzas de los ex altos cargos contra quienes actúa el Tribunal de Cuentas.

Fuentes del Gobierno consultadas por este diario indicaron que el problema del decreto ley puede radicar más en el "uso concreto del fondo", más que en su propia creación. "El texto puede incurrir en una ilegalidad, por eso lo estamos estudiando. Y si no cumple con la ley, lo vamos a intentar parar. Ellos [los independentistas] saben que las líneas de la legalidad no las pueden pasar. No por haber indultado a los nueve líderes del 'procés' vamos a dejar de velar por el cumplimiento de la ley, clarísimamente", explican fuentes muy próximas a Sánchez. Él mismo ya afirmó el pasado jueves que si el soberanismo no acataba el ordenamiento jurídico, el Estado volvería a actuar.

No obstante, no es la primera vez, en absoluto, que el Gobierno lleva al Tribunal Constitucional resoluciones o leyes impulsadas por los separatistas -la última, la normativa de vivienda- pese a que desde la llegada al poder del PSOE en 2018 la estrategia clara haya sido la de la descompresión con Catalunya. En el Ejecutivo ya señalaban este martes que el propio Tribunal de Cuentas cuestiona la fórmula de la Generalitat. Es decir, que el órgano fiscalizador no ve factible que pueda ser el propio Govern el que avale las fianzas impuestas a los ex altos cargos encausados.

El deslizamiento de la Generalitat por una pendiente con riesgos llega en un momento de distensión con Catalunya, tras la primera reunión del líder socialista con Pere Aragonès y cuando ya está pactada la reunión de la mesa de negociación para la semana del 13 de septiembre, aunque para este mes se espera ya un encuentro de la comisión bilateral Generalitat-Estado. Además, el Gobierno ya ha activado la maquinaria de los Presupuestos de 2022 y pretende contar para su aprobación con ERC. El 'president' ya admitió, en una entrevista con EL PERIÓDICO publicada este fin de semana, que el carril de las cuentas del año próximo es independiente al del foro entre gobiernos.

Sánchez lanzó en Tallin otro mensaje político, en este caso dirigido a las autonomías y con relación al avance del covid entre las generaciones más jóvenes: descarta adoptar medidas de carácter general en toda España, como el toque de queda, pese a que los técnicos sanitarios de la ponencia de alertas recomiendan actuaciones más contundentes.

La importancia de la "unidad" en la UE

El presidente inició este martes una gira por las repúblicas bálticas con motivo de la conmemoración del primer centenario del establecimiento de relaciones diplomáticas con los tres países. El objetivo es reforzar los lazos con los tres Estados que son socios estratégicos en la UE y en la OTAN y que se sienten amenazados por Rusia. La estrategia de la UE con Moscú ya fue analizada en el último Consejo Europeo y fue abordada en Tallin entre Sánchez y Kallas. Ambos apuntaron que hay que ser "contundentes" ante cualquier ataque de Vladímir Putin, pero a la vez tender la mano al diálogo en materias que conciernen a todos, como la lucha contra el cambio climático.

Sánchez y Kallas coinciden en ser "contundentes" ante los ataques de Rusia y a la vez abrir el diálogo en cuestiones globales como la lucha contra el cambio climático

Sánchez hizo hincapié en que es clave que Europa actúe de manera "unida" frente a Rusia, y recordó que la pauta de las relaciones con el gigante euroasiático están definidas tanto en la estrategia que aprobó la Unión como en el informe del alto representante para la política exterior, Josep Borrell. Hay que ser "contundentes en la respuesta y resilientes ante cualquier ataque al Derecho Internacional, a los derechos humanos y a nuestras democracias", y al mismo tiempo abrir "espacios de diálogo para cuestiones globales". Las condiciones para ese diálogo, insistió, están "tasadas y acordadas por el conjunto de la UE". El jefe del Ejecutivo reiteró esa respuesta y el valor de la "unidad" en el seno de los Veintisiete cuando se le preguntó si España creía en la profundización de las relaciones que proponen la cancillera alemana, Angela Merkel, y el presidente francés, Emmanuel Macron. Kallas apuntó, por su parte, que Estonia apoya unas relaciones con Moscú que sigan la línea de lo consensuado ya por la UE.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y la primera ministra de Estonia, Kaja Kallas, este 6 de julio en Stenbock House, la sede del Ejecutivo del país, en Tallin, la capital.

/ GOBIERNO DE ESTONIA

El mandatario español subrayó, como su homóloga, las afinidades de los dos países, su alianza en la OTAN y también su colaboración en Mali, donde los dos países tienen destacamentos. Sánchez agradeció el apoyo y la "solidaridad" de Tallin para la creación del fondo Next Generation que inundará de millones a los Estados miembros más azotados por el covid. También cumplimentó al país por ser de los primeros que ofreció material para los profesionales sanitarios en el comienzo de la pandemia. España y Estonia, subrayó, mantienen una "hoja de ruta compartida" en materias como la transición ecológica y la digitalización. Y se apoyan mutuamente en la cuestión migratoria: los dos entienden la necesidad de fortalecer las vecindades sur y este como fronteras exteriores de la Unión. Durante la rueda de prensa no se citó explícitamente la crisis con Marruecos y la tensión vivida en Ceuta, aunque Kallas sí deploró que se use la migración como "arma política".

Sánchez remarcó que España y Estonia tienen mucho camino aún por recorrer en el ámbito de las relaciones bilaterales, en especial en campos como los lazos comerciales y económicos o en el ámbito cultural. La primera ministra de Estonia se arrancó subrayando que España atrapa a sus compatriotas por su sol y por su patrimonio cultural y destacó que nunca había habido unas relaciones "tan estrechas" entre los dos países, que han de continuar, pues son dos Estados con "similares modos de pensamiento y de valores" en la mayoría de los asuntos de la UE y de la OTAN. Felicitó a España por ser la sede de acogida, en 2022, de la cumbre de la Alianza.

Noticias relacionadas

España y Estonia quieren reforzar sus lazos bilaterales en el capítulo económico, comercial y cultural

La visita de Sánchez en Estonia se prolonga este miércoles. El presidente será recibido por la presidenta de la República, Kersti Kaljulaid, a primera hora de la mañana. Mantendrán una reunión y luego caminarán juntos hasta el Mikkel Museum, donde verán la exposición 'Zuloaga, alma de España'. El jefe del Ejecutivo después paseará con el presidente del Parlamento del país, Jüri Ratas, por la ciudad vieja de Tallin, y almorzará con él antes de volar hasta Letonia, siguiente parada del viaje. El jueves llegará el turno de Lituania.