ENTREVISTA AL PRESIDENT DE LA GENERALITAT

Aragonès: "El voto de Esquerra a los Presupuestos del 2022 de Sánchez no irá ligado a la mesa de negociación"

  • "El primer acuerdo debería ser la retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que regula los contratos de alquiler"

  • "Pensamos que Catalunya tiene capacidad de conseguir más de un Perte, de un proyecto tractor"

  • "Lo más importante es que las empresas mantengan los servicios centrales en Catalunya"

Entrevista al President de la Generalitat, Pere Aragonès, por Albert Sáez. / ZML

5
Se lee en minutos
Albert Sáez
Albert Sáez

Director de EL PERIÓDICO

ver +

Por voluntad de Pere Aragonès, de la reunión con Pedro Sánchez salió no solo la convocatoria de la mesa de negociación sino también de la comisión bilateral entre la Generalitat y el Estado. Con esta doble interlocución, el nuevo presidente de la Generalitat pretende cerrar la etapa Torra en la que se descuidó por completo la administración de las competencias autonómicas.

-¿Cuál es su prioridad en ese foro de la comisión bilateral?

-Hay muchos temas referidos a inversiones y a su ejecución. El primer acuerdo debería ser la retirada del recurso ante el Tribunal Constitucional contra la ley que regula los contratos de alquiler. Esa medida estaba en el acuerdo de gobierno entre PSOE y Podemos. No solo han renunciado, sino que nos lo impiden hacer a nosotros. Hay otros temas: una de las prioridades es que la gestión de las principales infraestructuras se haga desde Catalunya: puerto, aeropuerto y el consorcio de la Zona Franca.

-En este contexto, imagino que empezaron a hablar de los Presupuestos del Estado del 2022.

-Tiene que ser un debate en paralelo. Como presidente de la Generalitat quiero que pongamos la máxima ambición para conseguir hoy todo lo que podamos para Catalunya porque eso no nos resta fuerza para reivindicar la independencia. Tienen que incluir un adecuado nivel de inversiones ejecutables en infraestructuras, abordar la financiación de la ley de dependencia y la gestión de los fondos europeos Next Generation en los que la prometida cogobernanza no se ha producido hasta ahora.

-El voto de Esquerra a esos Presupuestos ¿irá vinculado a su contenido o a los resultados de la mesa de negociación?

-Al contenido de los Presupuestos, a la gestión de los fondos. La negociación con el Estado es institucional entre gobiernos, no están vinculados a los apoyos parlamentarios. La haríamos con cualquier gobierno.

-Lleva seis semanas de presidente, ¿tiene el gobierno que quería? ¿Hay otro ambiente que en el gobierno de Torra?

-Estoy contento. Hay voluntad de trabajar en equipo, con objetivos ambiciosos, pero también comprometido con el día a día. Aquel gobierno acabó en un contexto muy difícil con la inhabilitación y la pandemia.

-El martes al salir de la entrevista, su vicepresidente dijo que esa negociación no iba a servir para nada.

-Lo que dijo era una crítica a la posición, al punto de partida, del Gobierno español. Tenemos un acuerdo de Gobierno que indica que la apuesta por la negociación es de todo el Gobierno y si no funciona evaluaremos los pasos a seguir. Si queremos la independencia y si queremos que vaya en paralelo a visualizar el modelo de país que queremos para la república catalana hay que acompañarlo con el aval de un buen gobierno y de llevemos en septiembre a la mesa de negociación una propuesta que no sea del gobierno sino de una amplia mayoría de la sociedad.

-¿Cuando hay problemas en el Gobierno a quién llama: a Puigdemont, a Puigneró o a Jordi Sánchez?

-No he tenido la oportunidad de tener que coger el teléfono. Los asuntos se resuelven por los canales de dentro del gobierno. Mantengo una relación institucional con el expresident Puigdemont porque soy consciente de que su presidencia se interrumpió por el 155, por la represión. pero además es el dirigente más relevante de un espacio político que forma parte de la mayoría que me invistió.

-El acuerdo prevé un envite democrático si falla la negociación. ¿Cómo se lo imagina?

-Nuestra apuesta por la negociación es firme, pasaremos momentos mejores y peores. La pluralidad de la sociedad catalana no debe hacernos perder ambición. Cuando nadie más apueste, seguiré apostando por la negociación.

-¿Cuáles serán las prioridades del presupuesto del 2022 de la Generalitat?

-Las estamos trabajando. Con el actual sistema de financiación, en julio sabremos los ingresos con los que podemos contar ya que en buena parte vienen determinados por las previsiones del ministerio de Hacienda. Tendremos que hacer una clara apuesta social: sanidad, vivienda, educación y recuperación económica. Tenemos otros retos como son cultura, investigación o deporte.

-¿Qué margen de déficit prevé?

-La cuestión es la financiación de ese déficit y ahora solo nos dejan hacerlo a través del Estado. Es el momento de hacer una política contracíclica, la economía necesita estímulos keynesianos. En el 2020 ya hicimos lo contrario de lo que se había hecho en 2008. Tenemos que hacer un presupuesto expansivo. La emisión de deuda se tiene que reservar para la financiación de infraestructuras, hemos avanzado en el saneamiento de las finanzas que hemos mantenido en 2020 y 2021 haciendo posible conjugar más gasto social y sanear reduciendo plazos de pago.

-¿Qué cantidad de los fondos le parecería razonable que recibiera Catalunya de los fondos europeos?

-Pensamos que hay que repartirlos de acuerdo con la capacidad de los proyectos para conseguir la transformación estructural de la economía. Si se hace en estos términos, obtendremos una buena cantidad de ellos. Hemos elaborado proyectos por valor de 30.000 millones, es un objetivo ambicioso pero pensamos que Catalunya tiene capacidad de conseguir más de un Perte, de un proyecto tractor, no solo en automoción sino también en la industria agroalimentaria, en la tecnología cuántica, en el ámbito audiovisual, tenemos proyectos pero también tejido empresarial, centros de investigación que garantizan que se gastarán bien para transformar la industria del país.

-¿Se comprometerán en las reformas necesarias para asegurar la llegada de esos fondos?

-Solo se nos puede pedir que la Generalitat se comprometa en las reformas si participa de su diseño. Y de momento, lo que estamos viendo es que la reforma laboral o de las pensiones se han gestionado a nivel de Estado y no se ha invitado a la Generalitat a participar. Lo que necesitamos es garantizar las pensiones con un sistema laboral fuerte.

-En materia presupuestaria, ¿se puede encajar fácilmente el acuerdo con la CUP y el modelo económico del conseller Giró?

-Son compatibles los dos acuerdos que firmamos.

-¿Ha hecho alguna gestión para que vuelvan las empresas que se marcharon de Catalunya?

-En este tema son muy insistente, saben cada uno de ellos que se lo recuerdo cada vez que nos vemos, es necesario que demuestren que vuelven a confiar en la economía catalana. Lo más importante es que mantengan los servicios centrales en Catalunya, el mercado catalán para muchas de ellas es el más relevante y es insólito que mantengan esta situación mucho tiempo.

Noticias relacionadas

-¿Corren peligro algunos servicios centrales de estas compañías?

-No por temas políticos, pero estamos viendo un proceso de concentración en el ámbito financiero que podría comportar algún peligro. Siempre hemos defendido que tenemos que mantener la competencia en el sector financiero, y estas concentraciones tan aceleradas dejan el mercado financiero en manos de muy pocos operadores. Tenemos que avanzar en la unión bancaria y que la competencia venga dada porque bancos de otros países se instalen en Catalunya. Y también con la aportación de la banca pública como inversión paciente en proyectos que requieren más tiempo pero que tiene que fomentar la competencia.