ERC rompe con Demòcrates tras reunirse con ultras independentistas

Los republicanos exigen la dimisión del vicepresidente del Parlament, Josep Costa (JxCat), por participar en ese mismo encuentro

Antoni Castellà, portavoz de Demòcrates de Catalunya, en rueda de prensa.

Antoni Castellà, portavoz de Demòcrates de Catalunya, en rueda de prensa. / ACN

Se lee en minutos

Efe

ERC ha decidido romper su acuerdo parlamentario con Demòcrates de Catalunya, después de que el partido participara en una reunión con grupos independentistas de extrema derecha, y ha pedido a los parlamentarios Antoni Castellà y Titon Laïlla que dejen su acta de diputado.

Los republicanos han pedido asimismo a Junts per Catalunya (JxCat) la dimisión del vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, quien también participó en esta reunión, convocada por la plataforma Donec Perficiam, impulsada por los siete miembros del secretariado nacional de la ANC que dimitieron en noviembre, con el objetivo de explorar las posibilidades de conformar un frente electoral unitario del independentismo partidario de la vía unilateral.

En el encuentro, celebrado el jueves, participaron representantes de la Assemblea de Represaliats i Activistes, Bloc Sobiranista Català, Demòcrates de Catalunya, Directe68, Força Catalunya, Front Nacional de Catalunya y Solidaritat Catalana per la Independència, además de Costa. 

Una reunión "intolerable"

La dirección de ERC ha pedido explicaciones a Demòcrates sobre este encuentro, pero estas "no han sido satisfactorias", por lo que esta mañana, según ha informado, ha comunicado a la formación la extinción del acuerdo y le ha pedido que ponga sus actas de diputados a disposición o abandonen el grupo parlamentario.

"Esquerra da por rota formalmente la relación parlamentaria", señala el partido en un comunicado, en el que tacha de "intolerable y vergonzosa" la reunión y avisa que no cederá "con quien hace el juego al fascismo y a la extrema derecha, lleve la bandera que lleve".

Por ello, ERC pide también a JxCat que actúe en el mismo sentido con Josep Costa y exija su dimisión.

Los republicanos consideran que la presencia de Costa, vicepresidente primero del Parlament, en dicho encuentro "daña" a la institución catalana, por lo que reclaman su dimisión, "para cortar de raíz cualquier duda de connivencia con el fascismo y la extrema derecha".

ERC recuerda que también estaba invitada a participar en el encuentro y declinó hacerlo y subraya que "es y será implacable con aquellos que compartan espacios o banalicen discursos xenófobos e identitarios".

"Esquerra Republicana, con casi 90 años de historia, continuará combatiendo y destruyendo el fascismo venga de donde venga", recalca la formación que coordina Pere Aragonès.

Costa se disculpa

La presencia de Costa, uno de los principales cargos de JxCat, en una reunión telemática en la que participaron representantes de diversos grupos independentistas, incluidos algunas fuerzas minoritarias de extrema derecha, desató el jueves la polémica. A la reunión no acudieron, pese a estar invitados, fuerzas como ERC, la CUP o el PDECat, que criticaron la participación de Costa en la misma.

El propio Costa pidió disculpas a JxCat y a su candidata a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs, por si les podía "perjudicar" su presencia en la reunión y quiso dejar claro que participó a título personal.

Te puede interesar

Visto el revuelo suscitado, Costa dio explicaciones desde Twitter: "Cualquiera que me conozca sabe que no iría nunca a ninguna reunión con ultras. Si ayer hubiese sabido que estarían, no me habría conectado. Si al principio hubiese oído quiénes eran los presentes, me habría desconectado. Entré de buena fe, como otra gente que me merece todo el respeto".

Ayer, la plataforma Donec Perficiam, convocante de la reunión, aseguró que no se informó previamente de quién iba a asistir a la cita y convocó a todas las fuerzas independentistas a un nuevo encuentro para el 9 de diciembre.