POLÉMICA VIDEOCONFERENCIA

El vicepresidente del Parlament, de JxCat, asistió a una reunión con grupos de ultraderecha

Josep Costa se disculpa por participar en un encuentro con el Front Nacional de Catalunya

El vicepresident primer de la Mesa  Josep Costa  durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN

El vicepresident primer de la Mesa Josep Costa durant el ple del Parlament l 1 de juliol de 2020 (Horitzontal) Bernat Vilaro ACN / Bernat Vilaro

5
Se lee en minutos
El Periódico

El vicepresidente primero del Parlament, Josep Costa, ha protagonizado una nueva polémica al asistir a una reunión telemática en la que participaron representantes de varios grupos independentistas, incluidas algunas fuerzas minoritarias de extrema derecha. El dirigente de JxCat, afín a Carles Puigdemont, ha pedido disculpas al partido después de que ERC y la CUP reclamasen su dimisión, pero también ha arremetido con dureza contra los republicanos por sus críticas.

La reunión por videoconferencia, celebrada el jueves, tenía como objetivo explorar las posibilidades de conformar un frente electoral unitario del independentismo partidario de la vía unilateral. Participaron representantes de la Assemblea de Represaliats i Activistes, Bloc Sobiranista Català, Demòcrates de Catalunya, Directe68, Força Catalunya, Front Nacional de Catalunya y Solidaritat Catalana per la Independència, además de Costa.

Aluvión de críticas

Precisamente, la presencia de representantes de grupos extremistas como el Front Nacional de Catalunya (FNC) o Força Catalunya -formación liderada por Santiago Espot- junto a Costa generó múltiples reacciones de rechazo en redes sociales. El vicepresidente del Parlament ha asegurado que desconocía qué grupos iban a asistir al encuentro, al que también estaban invitadas, pero no tomaron parte, fuerzas como ERC, la CUP o el PDECat.

"Cualquiera que me conozca sabe que no iría nunca a ninguna reunión con ultras. Si al principio hubiera escuchado que estaban presentes, me habría desconectado. Entré con buena fe", se ha excusado Costa en Twitter.

La participación del número dos de la Cámara catalana en dicha reunión llevó a ERC a pedir su dimisión por "blanquear a la extrema derecha", en palabras del presidente del grupo de Esquerra en el Parlament, Sergi Sabrià. "Para mí, lo más grave es que Josep Costa es el vicepresidente del Parlament de Catalunya; es gravísimo", ha afirmado la diputada de la CUP Natàlia Sànchez.

Las palabras de Sabrià y de otros dirigentes republicanos han encendido los ánimos de Costa, que se ha revuelto contra los socios de JxCat en el Govern recordándoles algunos episodios del pasado. En concreto, ha censurado el famoso tuit sobre las "155 monedas de plata", hecho por Rufián en octubre de 2017, tras trascender que el entonces 'president' Puigdemont barajaba convocar elecciones para evitar la aplicación del artículo 155 de la Constitución. "¿Aún te ves con autoridad moral para dar lecciones?", le ha espetado Costa.

El vicepresidente del Parlament también ha comentado en otro tuit: "Dicen que prevéis que la próxima campaña será muy sucia", y pregunta a ERC si ya era "suficientemente limpia" la campaña electoral que tenían "preparada hace tres años", cuando se especulaba con la salida de ERC del Govern si Puigdemont convocaba elecciones.

"Es muy legítimo preguntarse en qué circunstancias es razonable dimitir. Visto con perspectiva, ¿crees que alguien debería dimitir por este tuit?", le pregunta Costa en otro mensaje a Sergi Sabrià, y enlaza un antiguo tuit del dirigente republicano en el que subraya que "las urnas que valen son las del 1 de octubre".

Pese a estos ataques, Costa, que ha defendido que la reunión era para "sumar esfuerzos para defender el mandato del 1-O", ha pedido disculpas a JxCat, a la portavoz del partido en el Congreso y candidata de Junts a la presidencia de la Generalitat, Laura Borràs, y a los miembros y diputados del Parlament.

Díscolos de la ANC

Y es que la vicepresidenta de Junts y diputada en el Parlament, Elsa Artadi, tuvo que aclarar que el partido no tenía nada que ver con la decisión de Costa: "JxCat no ha asistido a esta reunión, ningún miembro de la dirección ni nadie ha autorizado al partido. JxCat no participa en reuniones con partidos xenófobos".

En defensa de Costa solo ha salido el expresidente de la Generalitat Quim Torra: "Si alguien ha luchado con todas sus fuerzas durante estos tres años para que no nos desviáramos del mandato del 1 de octubre, es Josep Costa. Nadie en Catalunya ha hecho más que él. Lo digo por conocimiento propio".

Noticias relacionadas

Los impulsores de la reunión eran los siete miembros del secretariado nacional de la ANC que dimitieron en noviembre y que están integrados en la plataforma Donec Perficiam. Según un comunicado de los convocantes, la reunión duró dos horas y media y sirvió para abordar la posibilidad de constituir una "candidatura única" a las elecciones del 14 de febrero.