'CASO 3%'

Osàcar implica a Mas en el blanqueo de dinero en Convergència

El extesorero responsabiliza a Gordó del control del sistema de 'pitufeo' con donaciones de dirigentes y altos cargos

El imputado sigue tirando de la manta tras el acuerdo alcanzado entre su defensa y la Fiscalía Anticorrupción

El extesorero de CDC Daniel Osàcar.

El extesorero de CDC Daniel Osàcar. / ALBERT BERTRAN

4
Se lee en minutos
J. G. Albalat / Ángeles Vázquez

El extesorero de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC) Daniel Osàcar ha optado por tirar de la manta caiga quien caiga. Empezó la semana pasada en la Audiencia Nacional, pero su declaración por videoconferencia tuvo que ser suspendida por problemas técnicos. Ese día prácticamente solo le dio tiempo a admitir ante el juez José de la Mata las acusaciones contenidas en los escritos de la Fiscalía Anticorrupción relativas a que exdirigentes del partido ayudaron a este a blanquear el efectivo adquirido en comisiones ilegales a través de donaciones de 3.000 euros que realizaron entre el 2008 y el 2010.

Este martes, en Barcelona, Osàcar ha profundizado en esas acusaciones. Ha dicho que "creía" que el expresidente de la Generalitat Artur Mas estaba al tanto del 'pitufeo' con el que se blanqueaban los fondos del partido. "Creo que probablemente lo sabía", afirmó. Cuando el magistrado, que junto al fiscal anticorrupción José Grinda viajó a Barcelona para interrogarle, le pidió más concreción, porque sus creencias no eran suficientes para él, el extesorero añadió: "Entiendo que sí estaba al caso".

Horas después, en rueda de prensa, Mas ha negado haber dado a Osàcar "ninguna instrucción" para las prácticas que denuncia y ha considerado "suposiciones" lo declarado ante el juez por el extesorero, que ha atribuido a su "vulnerabilidad". "Si no di yo la instrucción, no la podía dar nadie. El único que podía dar una instrucción de estas características era yo, como superior jerárquico", ha remachado.

"Cielo sereno"

Con el que Osàcar se ha mostrado más seguro ha sido con el exgerente y de CDC y 'exconseller' de Justicia Germà Gordó, a quien ha situado al frente del sistema ideado para blanquear el dinero que presuntamente llegaba de forma ilegal al partido. Gordó, que desmintió con un tuit la versión de Osàcar ("Cielo sereno. Como siempre he dicho, nunca he hecho nada ilegal", decía en su mensaje), es uno de la treintena de imputados a los que el magistrado ya propone juzgar por la pieza principal del 'caso 3%', cuya investigación dio por concluida en julio. El exresponsable de finanzas ha dicho que la estructura de CDC era "jerarquizada" y que Mas y Gordó tenían una estrecha relación de confianza.

Con la declaración prestada por Osàcar, el caso ha dado un paso de gigante en la línea mantenida por Anticorrupción. El extesorero de CDC estuvo a punto de cerrar un pacto en el 'caso Palau' con la fiscalía, pero no se llegó a materializar, a diferencia del que ahora se ha evidenciado en la pieza del 'pitufeo' del 'caso 3%', conforme había avanzado EL PERIÓDICO.

Altos cargos del partido

El extesorero de CDC, que se negó a contestar a las preguntas de las defensas, aseguró ante el juez que al finalizar cada año se pedía a determinados altos cargos del partido, entre ellos los cuatro 'exconsellers' imputados (Felip PuigPere MaciasJordi Jané e Irene Rigau), que hicieran una donación, según la lista que elaboraba para ello el departamento de contabilidad. Lo habitual era que aportaran 3.000 euros, aunque algunos entregaban menos. Después se les ofrecía la posibilidad de recuperar esa cantidad y, los que aceptaban, la recibían en metálico.

Osàcar señaló que era "una forma de blanquear el dinero negro que movía" Convergència, aunque dijo desconocer de dónde procedía. Los investigadores sitúan su origen en el cobro de comisiones a cambio de obra pública o adjudicación de servicios dependientes de las instituciones controladas por CDC.

El extesorero detalló los altos cargos que aceptaron el retorno de los fondos, como el 'exconseller' Jordi Jané o el exacalde de Lloret de Mar Xavier Crespo, que fue el único que ante De la Mata negó haber entregado el dinero que Anticorrupción, en su caso, cifraba en 1.500 euros. En cambio, declaró que Rigau, Puig y Macias renunciaron a recuperar los fondos que habían entregado a CDC. Eso significa que la acusación contra estos últimos por blanqueo tiene menos posibilidades de prosperar, puesto que en su caso sí se trataría de una donación legal a un partido político.

Noticias relacionadas

Según Osàcar, cuando se renunciaba al reintegro, era a Gordó a quien retornaba el sobrante del dinero. Además de atribuirle el control sobre el sistema, su compañero de partido también le identificó como el intermediario de dos pagos concretos de comisiones. Uno relativo a una constructora leridana que habría pagado al partido a cambio de la adjudicación del servicio y la otra relacionada con una entidad que organizaba actos del CDC y percibió su remuneración a través de facturas falsas de una productora que en su día trabajó para TV-3.

La fiscalía recurre la suspensión de la prisión de Gemma Montull

La fiscalía ha recurrido la decisión de la Audiencia de Barcelona de suspender la entrada en prisión de la exdirectora financiera del Palau de la Música, Gemma Montull, condenada a cuatro años de cárcel y a una multa de 2,6 millones de euros por el desvío de fondos de la institución. El ministerio público se opone a que Montull eluda la cárcel, teniendo en cuenta la gravedad de los hechos por los que fue condenada, por delitos de malversación, apropiación indebida, tráfico de influencias y blanqueo de capitales en concurso con falsedad.