22 oct 2020

Ir a contenido

LOS PRESUNTOS SEGUIMIENTOS A BÁRCENAS

Podemos pedirá la comparecencia de Casado y Rajoy por la 'operación Kitchen'

El PSOE no se pronuncia sobre la propuesta de los morados para que declare el líder popular

Los grupos minoritarios presentan una iniciativa similar por su cuenta, aunque más amplia y sobre Villarejo

Miguel Ángel Rodríguez Juanma Romero

El líder del PP, Pablo Casado, conversa con su número dos, Teodoro García Egea, durante el pleno en el Congreso de este 10 de septiembre. 

El líder del PP, Pablo Casado, conversa con su número dos, Teodoro García Egea, durante el pleno en el Congreso de este 10 de septiembre.  / JUAN CARLOS HIDALGO (EFE)

Unidas Podemos quiere cercar a Pablo Casado con la ‘operación Kitchen’. Los morados, junto al PSOE, registraron este jueves la petición en el Congreso para abrir una investigación sobre la supuesta trama de espionaje al extesorero del PP Luis Bárcenas con fondos reservados del Ministerio del Interior durante los gobiernos de Mariano Rajoy. Salvo sorpresa inesperada, la iniciativa saldrá adelante con los votos de ERC y varios partidos minoritarios. Será entonces cuando los de Pablo Iglesias planteen la comparecencia de Casado y del expresidente del Gobierno. Los socialistas, por el momento, no se han pronunciado sobre esta petición, pero todo apunta a que tendrán menos problemas en respaldar la solicitud para que Rajoy acuda a declarar a la Cámara baja que la del líder del PP.

 

Los socios de Gobierno han construido su solicitud [aquí en PDF] para crear una comisión sobre el informe que la Fiscalía Anticorrupción remitió a la Audiencia Nacional pidiendo la imputación del ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz y la ex secretaria general del PP María Dolores de Cospedal. Así, su intención, señalan en el escrito, es esclarecer "la utilización ilegal de efectivos, medios y recursos del Ministerio del Interior, con la finalidad de favorecer intereses políticos del PP y de anular pruebas inculpatorias para este partido en casos de corrupción, durante los mandatos de gobierno del Partido Popular". La previsión es que los trabajos de la comisión duren "tres meses desde su constitución", plazo que "podrá ser prorrogado por decisión del pleno del Congreso de los Diputados". 

Los vínculos pasados

Los morados piden que Casado declare porque fue elegido líder del PP con el voto de Cospedal

Sobre esta misma base, fuentes del partido morado sostienen que la presunta implicación de Cospedal en la ‘operación Kitchen’ exige la comparecencia de Casado, pese a que este no formar parte de la cúpula conservadora durante los años en los que ocurrieron los hechos. "Fue elegido presidente del PP con los votos de María Dolores de Cospedal y pactó la ejecutiva con ella", defienden.

La intención de los de Iglesias es que Rajoy también acuda a la Congreso para dar explicaciones sobre la supuesta trama de espionaje que según el juez encargado del caso supuso un gasto de, al menos, de 53.266 euros de los fondos reservados del Ministerio del Interior. En el texto registrado, socialistas y morados ya señalan que "algunas de las pruebas aportadas apuntan al presunto conocimiento de la trama por parte de Mariano Rajoy, siendo entonces presidente del Gobierno". Una evidencia de que los aliados en el Ejecutivo comparten la idea de hacer declarar al expresidente. 

Documento

Solicitud de creación de una comisión de investigación en el Congreso por la ’operación Kitchen’, registrada este 10 de septiembre de 2020 por PSOE y Unidas Podemos. 

La 'comisión Kitchen' pedida por PSOE y UP

Además, el portavoz parlamentario de Unidas Podemos, Pablo Echenique, señaló que tendrán que comparecer todos los que "tuvieran conocimiento o participaran" en la trama. No obstantes, los socialistas no han querido dejar entrever cuál será su estrategia a la hora de elegir a los comparecientes. Fuentes de la cúpula socialista sostienen que no entrarán en este asunto hasta que el Congreso no dé su visto bueno a la comisión. Un paso que será sencillo ya que ERCEH BilduMás PaísJxCatCompromísBNG CUP han registrado una iniciativa similar.

La diferencia entre los dos textos estriba en que el escrito de los minoritarios es más amplio que el del PSOE y UP, ya que persigue investigar la vinculación de "diversos estamentos oficiales del Estado y un entramado mediático, empresarial y parapolicial creado con fines crematísticos ilícitos". Es decir, quiere indagar sobre las relaciones del excomisario José Manuel Villarejo y el montaje de una estructura para "presionar a personajes públicos y partidos políticos con información obtenida de manera irregular". 

Dar explicaciones

Casado evitó responder preguntas sobre el asunto. Convocó a la prensa en el patio del Congreso para celebrar la derrota parlamentaria del Gobierno sobre los remanentes, pero no dio la palabra a los periodistas. Al acabar su pequeño discurso, bien rodeado por sus vicesecretarios y algunos alcaldes, salió del patio del edificio hacia un restaurante cercano, informa Pilar Santos. Pero la tesis esgrimida en los últimos días ante los medios es que el caso afecta al equipo anterior al suyo, que él no ocupaba la primera línea del PP. Y también ha recordado que la Fiscalía General del Estado está capitaneada por una exministra y exdiputada socialista, Dolores Delgado

El líder del PP debe lidiar con este escándalo del pasado y, ante la afluencia de información, decidir cada día si "dar la cara" o no ante la prensa. Por ahora, en su equipo defienden la estrategia de seguir con el ritmo habitual de contactos con la prensa (el martes dio una entrevista a 'El Mundo') porque "él no tiene nada que esconder". Pero la 'Kitchen' rompe su discurso y rompe su estrategia, porque el foco mediático está ahí.

El equipo del jefe del PP defiende que no tiene "nada que esconder"

El levantamiento del sumario coincide para él con un mal momento, ya que intenta argumentar que no puede acceder a la renovación de los órganos institucionales pendientes —Consejo General del Poder Judicial, Tribunal Constitucional, Defensor del Pueblo o RTVE— por la "imputación" de Podemos y sus ataques a la Monarquía. Ahora es su partido, el PP, el que está en el centro del escándalo, y además con un turbio caso de presunto espionaje y de utilización de las entrañas del Estado para fines partidistas y para obstaculizar, supuestamente, la acción de la justicia.