29 oct 2020

Ir a contenido

vicepresidente dialogante

Iglesias considera "unos demócratas" a los 'Jordis' y se declara dispuesto a negociar con Puigdemont

Afirma que seguirán pactando con Bildu y avisa de la "tentación" de algunas "figuras" en el PP de "volver" a posiciones franquistas

Europa Press

Iglesias considera unos demócratas a los ’Jordis’. / VIDEO: EUROPA PRESS

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias, ha defendido este jueves que el presidente de la Asamblea Nacional Catalana, Jordi Sánchez, y el de Ómnium Cultural, Jordi Cuixart, que cumplen condena por su participación en la organización del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, "son unos demócratas que deberían formar parte del debate político" sobre Catalunya.

Así lo ha asegurado durante la Comisión para la Reconstrucción Económica y Social de España tras el covid-19, en la que también ha puesto de manifiesto que está dispuesto a dialogar con el expresidente catalán Carles Puigdemont, porque es el líder de una formación "a la que votan muchos españoles".

"Superar desde el consenso un conflicto político"

El líder de Podemos ha respondido así a las cuestiones planteadas, por un lado, por el diputado de Junts, Ferran Bel, que le ha pedido la liberación de Cuixart y Sánchez, y por otro lado, por el diputado del PP, Mario Garcés, que le ha preguntado si estaba a favor de que Puigdemont comparezca en la citada comisión -posibilidad que ya ha sido rechazada-.

Según Iglesias, los conocidos como los 'jordis' son "dos demócratas que deberían formar parte del debate político" para poder "superar desde el consenso y el diálogo un conflicto político que ha hecho mucho daño". Además, ha recordado que él mismo les ha visitado a los dos en prisión.

"Explorar mecanismos" para la salida de prisión

Eso sí, ante la petición de liberación, el vicepresidente ha asegurado que "el Gobierno va a cumplir la ley", que es la que dictan "los tribunales de justicia", guste "más" o guste "menos". "Pero mi posición, la conoce", ha afirmado Iglesias, quien la semana pasada sí pidió "explorar mecanismos" que permitan, en el marco de la legalidad, que los políticos catalanes condenados por el 1-O, como Sánchez y Cuixart, salgan de prisión.

En cuanto a Puigdemont, y la posibilidad de que compareciera por videoconferencia, que fue rechazada por PSOE, PP, Vox y Ciudadanos, pero ante la que Unidas Podemos se mostró a favor, Iglesias ha señalado que él está dispuesto a dialogar "con cualquiera", ya sea con Puigdemont, o incluso con los líderes de Vox.

"Dispuesto a dialogar con cualquiera"

"¿Sabe por qué? Porque Puigdemont es el representante de una formación a la que votan muchos españoles, y como la votan muchos españoles, es un interlocutor. Se puede imaginar la opinión que tengo de Iván Espinosa de los Monteros o de Santiago Abascal, pero les han votado muchos españoles y aunque a veces parezca que quieren dar un golpe de Estado, estoy dispuesto a dialogar con cualquiera", ha apostillado.

Estas palabras de Iglesias han provocado el enfado del mencionado portavoz de Vox, Iván Espinosa de los Monteros, quien tras denunciar que el vicepresidente había "faltado a la verdad", y pedir sin éxito una rectificación, ha decidido abandonar la comisión. "Cierre al salir, señoría", le ha sugerido Iglesias, con sorna.

Buscar acuerdos con formaciones de izquierdas

Por otra parte, el vicepresidente también ha querido dejar claro que su formación y el Gobierno va a seguir buscando acuerdos con las formaciones políticas de izquierdas, entre las que ha ubicado a EH Bildu. Así lo ha asegurado en respuesta también al diputado del PP Mario Garcés, quien ha cuestionado el pacto que alcanzaron la semana pasada para derogar la reforma laboral, y ha avisado de que su grupo no va a aceptar "que se haga apología ni constatación de determinadas formaciones que hayan podido tener identidades terroristas".

A este respecto, Iglesias ha pedido al PP "prudencia", porque es "un partido político fundado por varios ministros de una dictadura, que como tales cometieron crímenes innobles". Eso sí, ha destacado el hecho de que decidieran seguir un camino distinto, aunque "con impunidad absoluta".

"Si alguien ha tenido impunidad, has sido los franquistas"

"En este país, si alguien ha tenido impunidad, han sido los franquistas, así que le pido prudencia y no haga viajes inversos", ha advertido, antes de mencionar en concreto al expresidente del PP Manuel Fraga y fundador de Alianza Popular, y el "viaje que hizo desde posiciones de un ministro de una dictadura criminal, a convertirse en el jefe de uno de los partidos más importantes de la democracia española".

En este punto, Iglesias ha señalado que tiene la sensación de que algunas "figuras" del PP -de las que ha excluido a Garcés y a la diputada Ana Pastor-, "tienen la tentación de seguir el camino inverso y volver a las posiciones que abandonaron", en clara alusión a la portavoz parlamentaria de los populares, Cayetana Álvarez de Toledo, con la que este miércoles tuvo un fuerte enfrentamiento en el pleno, en el que la diputada afirmó que era hijo de "un terrorista".

Solidaridad de la portavoz de Bildu

Iglesias no ha querido entrar en este asunto, pero sí ha agradecido las muestras de "solidaridad" que le han trasladado algunos diputados durante su comparecencia, como por ejemplo, la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua.

"Vaya por delante el respeto de nuestro grupo a personas que como su padre se atrevieron a confrontar contra una dictadura franquista que se llevó por delante la libertad de nuestro pueblo y de los pueblos del Estado durante 40 años", ha afirmado Aizpurua.

Apoyo de Rufián

A su vez, el portavoz de ERC, Gabriel Rufián, también se ha solidarizado con Iglesias y ha criticado que "los mismos" que han llamado terrorista a su padre son los que llaman "golpistas" a su formación. "Sabemos lo que hay porque las derechas, todas las derechas, se creen que los países son suyos", ha afirmado, al tiempo que ha denunciado la operación de "blanqueo de la corrupción y el fascismo" que están llevando a cabo "las derechas", a su juicio.

Por su parte, el portavoz de Junts también ha mostrado su solidaridad a Iglesias, mientras que el de Compromís, Joan Baldoví, ha querido expresar su "vergüenza" por el "espectáculo" que provocaron, a su parecer, algunos miembros de la derecha y la extrema derecha.