05 abr 2020

Ir a contenido

La Eurocámara pone en marcha el suplicatorio contra Puigdemont y Comín

La comisión de asuntos jurídicos será la responsable de realizar un informe que tendrá que votarse posteriormente en el pleno

Los tres principales grupos del Parlamento Europeo, populares, socialistas y liberales, apoyan el suplicatorio para que la justicia pueda "hacer su trabajo"

Silvia Martínez

La Eurocámara anuncia el inicio del suplicatorio contra Puigdemont y Comín. / FREDERICK FLORIN / AFP / VÍDEO: EUROPA PRESS

El trámite del suplicatorio contra Carles Puigdemont y Toni Comín ya está en marcha en la Eurocámara. La presidencia del Parlamento Europeo ha comunicado este jueves, durante la apertura de la sesión plenaria, la solicitud enviada por el Tribunal Supremo contra los dos eurodiputados españoles, que se estrenaron el pasado lunes en Estrasburgo, lo que pone en marcha el procedimiento que se prolongará durante unos meses.

"Las autoridades españolas se han dirigido al presidente de nuestra institución (David Sassoli) para solicitar el levantamiento de la inmunidad de Carles Puigdemont y Toni Comín para poder seguir con las investigaciones judiciales contra estos dos eurodiputados. Según el reglamento esta solicitud se someterá a la comisión de asuntos jurídicos y comisión competente", ha informado brevemente la vicepresidente de la Eurocámara, Ewa Kopacz, que ha presidido este jueves la apertura de la sesión.

Con esta notificación oficial arranca la tramitación de un proceso que se prolongará varios meses. El procedimiento no fija ningún plazo concreto aunque sí señala que el expediente de inmunidad debe tramitarse con "la mayor celeridad posible", lo que en la práctica suele ser entre tres y seis meses, aunque ha habido casos en el pasado en el que los plazos se han estirado mucho más.

Puigdemont pregunta al PSOE si votará con Vox por el suplicatorio. / VINCENT KESSLER / REUTERS / VÍDEO: NAZARET ROMERO / ACN

Puigdemont ha usado Twitter para afirmar que todo está "en orden y según las previsiones". El líder independentista también ha cargado contra los socialistas afirmando que "después de tantos aspavientos" al final "votarán junto a Vox sin ningún tipo de complejo". 

Próximo paso, comisión de asuntos jurídicos

El primer paso ahora será remitir el asunto a la comisión de asuntos jurídicos que lo primero que tendrá que hacer -la próxima reunión está prevista el 27 y 28 de enero- es nombrar un ponente responsable de elaborar el informe de recomendación del levantamiento o no de la inmunidad que, posteriormente, deberá ser votado primero en la comisión parlamentaria y después en sesión plenaria. Todo este proceso tendrá lugar a puerta cerrada y durante el mismo Puigdemont y Comín tendrán derecho a ser escuchados en audiencia así como a aportar toda la documentación que consideren necesaria. El ponente del informe no podrá ser de la misma nacionalidad que los afectados ni tampoco del mismo grupo parlamentario.

El miércoles, el PSOE anunció que apoyaría, salvo cambios de última hora, el suplicatorio en el Parlamento Europeo para actuar contra Carles Puigdemont y Toni Comín. Los socialistas insisten en que la decisión definitiva no está tomada, que todavía faltan meses para que se vote esta iniciativa en la Cámara comunitaria, pero no contemplan votar en contra de la petición, llevada a cabo por el juez Pablo Llarena y respaldada por la Abogacía del Estado, para que le sea retirada la inmunidad al 'expresident' y al 'exconseller'.

Además de los socialistas también son partidarios de apoyar el levantamiento de la inmunidad los líderes del grupo del PPE y del liberal Renew, lo que a priori, y si no hay grandes deserciones en sus filas en la futura votación, bastaría para que el expediente sea aprobado por la mayoría simple que requiere. "Respetamos plenamente los principios del Estado de derecho y si las autoridades españolas nos piden que levantemos la inmunidad nuestro partido está preparado a hacerlo” porque “la justicia tiene que hacer su trabajo”, decía este martes el jefe de filas del PPE, Manfred Weber. "La justicia debe hacer su trabajo", añadió en líneas con la postura que esgrimió también el líder de los liberales, Dacian Ciolos

En todo caso, "lo normal", aseguran fuentes de la Eurocámara, es que las solicitudes de suplicatorios se aprueben. Según las cifras aportadas este martes por la presidenta de los Socialistas y Demócratas (S&D), Iratxe García, el año pasado se tramitaron más de 50 expedientes de inmunidad con una tasa de aprobación superior al 90%. Aprobar la solicitud, no significa que Puigdemont y Comín vayan a perder automáticamente su condición de eurodiputados sino el levantamiento de su inmunidad parlamentaria para que la justicia española pueda seguir tramitando la euroorden que la justicia belga paralizó a principios de año. “Lo normal, por lo que he visto, es que la gente vaya a pedir que se levante la inmunidad para tener la oportunidad de defenderse en su propio país porque con la inmunidad funcionando no pueden personarse en los tribunales”, aseguran fuentes de la comisión responsable.