09 jul 2020

Ir a contenido

DISCURSO EN EL DEBATE

Casado amenaza a Sánchez con llevarle ante la justicia si no actúa contra Torra

El líder del PP pide al candidato a la investidura que aplique el 155 si el 'president' "no cesa de su cargo en las próximas horas"

Ambos dirigentes protagonizan un duro cara a cara por el alcance para la unidad de España del acuerdo de ERC

Pilar Santos

Debate de investidura. Pablo Casado pide a Sánchez activar el 155 o actuará contra él por prevaricación. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EFE

Pablo Casado volvió este sábado a mostrar su cara más agresiva en el debate de investidura. El presidente del PP cerró así la etapa de moderación que inauguró en abril, cuando su partido se hundió hasta los 66 escaños. Casado acusó a Pedro Sánchez de “romper la soberanía nacional” con su pacto con ERC y le advirtió de que les frenará con todos los recursos que tenga a su alcance, incluidas medidas contra el propio secretario general del PSOE. En su segundo minuto de intervención, aseguró que le denunciará por prevaricación si no actúa contra Quim Torra tras acordar la Junta Electoral Central que el ‘president’ debe dejar de ser diputado del Parlament. El líder de los conservadores dio muestras de que su labor de oposición va a ser férrea.

Casado reclamó al candidato socialista que aplique el artículo 155 para obligar al dirigente catalán "al cumplimiento forzoso" de la resolución de la Junta Electoral Central, que la víspera decidió atender los recursos de PP, Vox y Cs y acordó inhabilitar a Torra tras ser condenado por no retirar los lazos amarillos de los edificios públicos en precampaña. En todo caso, este órgano aún no ha comunicado al dirigente catalán su resolución y lo hará en los próximos días cuando añada los textos de los votos particulares.

El líder de los conservadores advirtió a Sánchez de que, si no exige a Torra que cumpla con la resolución de la JEC, "podría estar incurriendo en la prevaricación por hacer resoluciones injustas por rédito electoral y partidista". "Y en ese caso le aseguro que actuaremos con usted con la misma firmeza que contra Torra", aseguró. 

Casado acusa a Sánchez de aministiar de facto a los autores del ’procés’. / DAVID CASTRO / VÍDEO: EFE

El "epitafio político" de Sánchez

El máximo dirigente del PP cree que el Gobierno de coalición que promete será el “epitafio” de Sánchez, al que trató de mentiroso y tildó de ser un “presidente ‘fake’ [falso]”.  En su opinión, el acuerdo al que ha llegado el PSOE con ERC para lograr la abstención de los 13 diputados independentistas supone “haber amnistiado de facto” a los políticos encarcelados por el 1-O.

El cara a cara entre ambos fue bronco, jaleados por sus bancadas. La presidenta del Congreso, la socialista Meritxell Batet, pidió contención a todos y "dejar la plaza del pueblo". 

En su primera intervención tras escuchar a Casado, Sánchez le dijo que le “toca afeitarse la barba de nuevo” al ironizar sobre su cambio de estilo cuando se moderó. El secretario general del PSOE no mencionó a Torra ni tampoco la amenaza de denuncia por prevaricación, algo que es escoció al dirigente del PP, que se quejó de que no respondía a su pregunta de qué piensa hacer en caso de que el ‘president’ si no cumple con la resolución de la JEC. Sánchez se limitó a afearle que el PP no demuestre la misma "lealtad" que el PSOE en la oposición tuvo con Mariano Rajoy cuando este tuvo que aplicar el 155 contra la Generalitat de Carles Puigdemont. 

Sánchez acusó al presidente del PP de maniobrar para tratar de frustrar la investidura en referencia al recurso que los conservadores presentaron ante la junta electoral. “Ustedes dicen que les duele España pero lo que verdaderamente les duele es no gobernar España y ese dolor se les hace insoportable. Por eso bloquean”, resumió. 

"Los herederos de Batasuna"

También fue punzante su rifirrafe sobre ETA. El aspirante a la presidencia reprochó a Casado que saque a relucir el terrorismo cuando fueron, señaló, José Luis Rodríguez Zapatero y Alfredo Pérez Rubalcaba los que pusieron fin a la banda. En su primera intervención, el líder de los populares había denunciado que el PSOE aspire a sacar la investidura con la abstención de EH Bildu. "Pacta usted con un partido que considera a ETA la vanguardia de la democracia, justificando el asesinato de socialistas. Lo siguen haciendo los herederos de Batasuna. Pregúnteles si condenan el asesinato de inocentes en España", le había requerido.

Casado volvió a subir a la tribuna y trató de sacudirse los ataques de Sánchez con dos asuntos: la gestión económica del PP y la sentencia del 'caso de los ERE', un fallo judicial que Sánchez ha evitado comentar durante estas semanas. Pero tampoco consiguió que el secretario general entrara en esos temas. El jefe del Ejecutivo se escabulló aludiendo a los escándalos de corrupción del PP. 

Sánchez, ya desde el escaño, aseguró que con “su actitud y sus formas” Casado no conecta ni con sus propios votantes y le recordó la división en tres del espacio de la derecha.