30 mar 2020

Ir a contenido

EL TABLERO CATALÁN

PSC y 'comuns' piden blindar la presidencia de la Generalitat a pesar de Torra

"Por la defensa del Estatut, del autogobierno, nuestras instituciones, vayamos juntos", reclama Iceta

Albiach sentencia que "esta aberración jurídica" es solo "un ensayo" de los intentos para frustrar el "gobierno de cambio"

Roger Pascual

El primer secretario y diputado por el PSC, Miquel Iceta, durante una intervención en el Parlament de Catalunya.

El primer secretario y diputado por el PSC, Miquel Iceta, durante una intervención en el Parlament de Catalunya. / Ricard Cugat

La gran incógnita de la sesión parlamentaria de este sábado en el Parlament era qué haría el PSC. La decisión del Junta Electoral Central (JEC) había sido una torpedo a la investidura de Pedro Sánchez, poniendo en riesgo el gobierno de coalición de los socialistas, podemistas y 'comuns'. Tanto el PSC como Catalunya en Comú Podem han intentado marcar perfil propio, para evitar estar en la misma orilla que independentistas, por un lado, y PP y Cs, por otro, al presentar resoluciones propias. Ambas formaciones han reivindicado blindar la presidencia de la Generalitat a pesar de Quim Torra, cuya gestión han vuelto a criticar.

"Por la defensa del Estatut, del autogobierno, nuestras instituciones, vayamos juntos (...). Discrepamos mucho de su ejercicio de la presidencia, de su orientación política pero reiteramos el respeto a la institución que usted representa en estos momentos. Espero que todos estemos a la altura del momento", ha solicitado Miquel Iceta, reclamando unir las fuerzas de los defensores del autogobierno. El primer secretario del PSC ha valorado que la JEC se tendría que haber inhibido como hizo la provincial, antes de recordar que el Estatut deja claro que solo una sentencia judicial firme puede tumbar al 'president'. Después de echar un capote a ERC, ha instado a Torra a que recurra hasta el final y no aproveche la decisión de la JEC para ahondar en el conflicto. "Nada es ajeno al debate de investidura que ha empezado en el Congreso", ha advertido.  

Mientras los socialistas instaban a Torra a agotar la vía judicial y llegar hasta el Tribunal Supremo, el texto de los 'comuns' ha ido más allá al acusar directamente a la JEC de formar parte de "la estrategia de la derecha y la extrema derecha per interferir en el debate de investidura". Jéssica Albiach, líder parlamentaria de Catalunya en Comú Podem, ha clamado en el hemiciclo contra "el ala más reaccionaria del poder judicial", contra "las élites que quieren ganar sin presentarse a las elecciones", contra la Conferencia Episcopal y contra los que intentan ganar en los despachos lo que no ganaran en las urnas. En este sentido ha pedido "no caer en la trampa de Inés Arrimadas, Pablo Casado y Santiago Abascal", considerando que "esta aberración jurídica" es solo "un ensayo" de los intentos que vendrán para frustrar el "gobierno de cambio". Albiach ha señalado que seguía pensando que Torra es el "peor presidente de la Generalitat, pero no hablamos de esto. Hay cosas que están por encima de las personas".

Cs y PP ha seguido el guion previsto. Lorena Roldán ha tirado del argumentario habitual para cargar contra el "expresidente Torra": golpe, vergüenza, degradación de las instituciones, circo, teatro... "Usted está de prestado. Desde ayer ya no es el presidente de la Generalitat, no porque lo diga yo, sino porque lo dice la JEC", ha sentenciado la líder naranja. "Tan valiente fue para desobedecer, tan valiente tiene que ser para asumir las consecuencias", ha rubricado antes de apunta a los socialistas. "Señor Iceta, dejen de darles alas al independentismo". Alejandro Fernández también ha dirigido la mayoría de sus dados a la diana socialista. "Es extraordinariamente grave que el Partido Socialista desacredite y desprestigie una institución fundamental como la JEC (...). El daño que están haciendo a la democracia para conseguir la investidura es inaceptable y empieza a ser irreversible", ha aseverado el diputado popular, sazonando su intervención con adjetivos como "viscoso", "tabernario" y "chusquero" a la respuesta de los socialistas a la JEC.