29 oct 2020

Ir a contenido

INVESTIGACIÓN

La Policía estima que Tsunami Democràtic gastó al menos 300.000 euros en su aplicación para móviles

Los investigadores sostienen que hay gente de "traje y corbata" que "paga la fiesta" y dirige la estrategia de la plataforma

Con esa herramienta preparan golpes sorpresa para la jornada de reflexión del 9-N y el Barça-Madrid de diciembre

Luis Rendueles

Manifestantes en el aeropuerto de El Prat

Manifestantes en el aeropuerto de El Prat / ELISENDA PONS

Tsunami Democràtic sigue siendo un misterio para la Policía Nacional. Y su 'app', su aplicación para teléfonos móviles desde donde anuncia que coordinará las protestas callejeras en Catalunya, es la principal preocupación para los servicios de Información. La Guardia Civil intenta que Microsoft ordene el cierre de esa aplicación mientras la Policía trata de averiguar cuánto ha costado y quién está detrás de ella. Los primeros datos obtenidos por los investigadores apuntan a que esa 'app' "ha costado cientos de miles de euros: un mínimo de 300.000 euros y un máximo de un millón", según explicaron fuentes policiales a EL PERIÓDICO.

"Es difícil cuantificar con exactitud los costes, pero detrás de la 'app' hay un muy buen trabajo de expertos tecnológicos. Es bastante potente", subrayan. "Y detrás de Tsunami Democràtic hay muchísima cocina y también mucha estrategia de gente con traje y corbata. Esa fiesta tiene que estar pagándola alguien", añaden.

Los analistas del Ministerio del Interior y también del CNI saben que Tsunami está haciendo "pruebas constantes" de su aplicación para teléfonos móviles, su herramienta para coordinar las protestas en Catalunya en tiempo real. Y que solo algunos "errores" de esa herramienta han evitado que convocaran nuevas movilizaciones masivas hasta el momento.

Códigos de seguridad

"Como le han metido tantas medidas de seguridad, no está disponible ni en Google Play ni en Ios", explican fuentes de los servicios de información. Para conseguir descargarla, alguien de Tsunami debe facilitarnos un código QR. De esa forma, los activistas callejeros tratan de evitar la infiltración de la policía en sus movilizaciones. El dominio de su página web se creo a finales del mes de julio. Está registrado por una empresa que tiene su sede en San Cristóbal y Nieves, dos islas caribeñas que son auténticos y opacos paraísos fiscales.

El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, reveló que el CNI y la policía están trabajando para saber quiénes están detrás del Tsunami y si hay lazos entre la organización y líderes políticos catalanes. El ex jugador y ex entrenador del Fútbol Club Barcelona Pep Guardiola fue quien puso rostro y voz a su primera gran protesta.

El Camp Nou

La movilización de Tsunami en el aeropuerto de El Prat después de conocerse la sentencia contra los líderes del procés fue la única que realmente sorprendió a los servicios de información del Gobierno, por "su rapidez y su volumen". Y su amenaza de hacer algo similar en el Camp Nou durante el Barcelona-Real Madrid, previsto para el pasado 26 de octubre, fue el motivo del aplazamiento del partido.

"Nos torcieron el brazo, pero fue la decisión menos mala posible", admiten fuentes de los servicios de información que no quieren dar detalles de la performance que Tsunami preparaba para el partido de máxima rivalidad. Entre las posibilidades que se barajaban estaba una invasión pacífica de campo y el bloqueo de la salida del estadio de los futbolistas del Real Madrid.

La organización ha anunciado movilizaciones sorpresa para la jornada de reflexión, el próximo 9 de noviembre, y también para la nueva fecha del partido de fútbol en el Camp Nou, el 18 de diciembre. Si su 'app' funciona entonces a pleno rendimiento, la policía tendrá mucho más difícil frenarla. Con esa aplicación, todos los que quieran participar en protestas callejeras reciben información casi inmediata de hacia dónde y cuándo moverse.