29 oct 2020

Ir a contenido

'caja b' del PP

La Audiencia ve argumentos innecesarios sobre el PP en la sentencia de la 'Gürtel'

El juez De Prada fuera del juicio de la caja b por el contenido de esa resolución, pero seguirá en el de Boadilla

Cinco magistrados consideran en un voto particular discrepante que nunca debió ser apartado

El Periódico / Agencias

Los magistrados José Ricardo de Prada (derecha) y Julio de Diego (izquierda) durante el primer macrojuico.

Los magistrados José Ricardo de Prada (derecha) y Julio de Diego (izquierda) durante el primer macrojuico. / EFE

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional quedó dividida prácticamente por la mitad al apartar al juez José Ricardo de Prada del próximo juicio por la presunta caja B del PP, que quedó reducido prácticamente al presunto pago en negro de las obras de las sede principal del partido en la madrileña calle Génova. El auto de la mayoría justifica esta decisión en que la sentencia de la primera época de la trama Gürtel, tras la que Pedro Sánchez llegó al gobierno con una moción de censura, incluyó argumentación "absolutamente necesaria", lo que hace que su imparcialidad para haya quedado "comprometida".

El tribunal estima los incidentes de recusación que presentaron tanto el PP como que fue su tesorero Luis Bárcenas, en la pieza de la caja b, pero no en la pieza relativa a la contratación de la trama corrupta en el municipio madrileño de Boadilla del Monte, donde se le intentó apartar argumentando la amistad que tanto el partido como el lugarteniente de Francisco Correa, Pablo Crespo, le atribuyen con la ministra de Justicia, Dolores Delgado, y el exjuez Baltasar Garzón. En la pieza de Boadilla, la mayoría del pleno de lo Penal ha determinado que ello "no denota malquerencia ni desdibuja la imagen de imparcialidad".

En cambio, en la de los papeles de Bárcenas o de la caja b, sí le aparta basándose en la propia sentencia firmada por los magistrados Ángel Hurtado, Julio de Diego y el propio De Prada en la que se establecía la existencia de "una estructura financiera y contable paralela a la oficial al menos desde 1989, cuyas partidas se anotaban informalmente, en ocasiones en simples hojas manuscritas como las correspondientes a Luis Bárcenas, en las que se hacían constar ingresos y gastos del partido o en otros casos cantidades entregadas a personas miembros relevantes del partido".

Postura del magistrado

A pesar de ser el ponente de la sentencia, Hurtado emitió un voto particular en el que mostraba su disconformidad con este tipo de argumentos, que siempre se han atribuido a De Prada. El Pleno de la Sala recuerda en su auto que Hurtado ya "advirtió" entonces que la sentencia de la primera época de actividades de la trama de Francisco Correa incluía "pasajes de la introducción de los hechos declarados probados que no era necesario introducir".

El auto con el que se le aparta afirma que de ahí "se deduce con claridad la toma de postura ya de este magistrado respecto de varias de las cuestiones relevantes, que no eran objeto estrictamente de enjuiciamiento en ese primer procedimiento concluido por sentencia, pero que deben resolverse en el posterior".

Entre ellos, afirma, "dio por sentado el acreditamiento de varios hechos que no eran objeto estricto de enjuiciamiento" y que "sí constituyen parte de las cuestiones debatibles en el juicio oral que debe celebrarse" sobre la presunta 'caja B' del PP.

"El posicionamiento explícito del magistrado en estas materias le priva objetivamente de las condiciones de imparcialidad exigibles", subraya el auto del Pleno, que presidió el pasado 4 de octubre el juez Alfonso Guevara, ya que la presidenta de la Sala de lo Penal, Concepción Espejel, ya fue apartada de todos los tribunales que se ocupen del 'caso Gürtel'.

El pleno de lo Penal  cree que es "cierto" que la "responsabilidad del PP como partícipe a título lucrativo a raíz de las cantidades percibidas en relación a las actividades realizadas por responsables del partido en Majadahonda y Pozuelo", esto es, la condena de la primera época de Gürtel, "no determina que los componentes del tribunal hayan expresado ya su criterio sobre la responsabilidad civil subsidiaria del PP", la acusación en el juicio de la 'caja B', "por la percepción de donativos o aportaciones ajenos a la contabilidad oficial en otros hechos diferentes".

Pero sí entiende que De Prada quedó invalidado para formar parte de ese tribuanl, al pronunciarse "sobre la llevanza por parte de Luis Bárcenas, como gerente y tesorero, de una contabilidad paralela o caja B", que es el objeto concreto de uno de los próximos juicios de la Sección a la que pertenece el magistrado.

Cinco discrepantes

Por su parte, Ramón Sáez Valcárcel ha emitido un voto particular,suscrito también por Alfonso Guevara, María Riera, Fernando Andreu y Fermín Echarri, en el que se sostiene que la discusión sobre si el pronunciamiento acerca de la existencia de una "contabilidad clandestina en el partido" era necesaria "no es sólo ociosa, sino que es irrelevante para la decisión sobre la recusación", informa Europa Press. 

Según explica el voto, el objeto de la pieza que el tribunal del que formaba parte De Prada va a juzgar próximamente "no es que el partido tuviera una contabilidad paralela o caja b", y por tanto no tiene nada que ver con la denominada Época I (1999-2005).