Ir a contenido

Los moderados del PDECat marcan territorio en Poblet

La reunión 'El país de demà' se posiciona en contra de la vía unilateral de Puigdemont y Torra

El documento de propuestas ecónomicas, sociales y políticas será presentado a los agentes sociales

Fidel Masreal

Asistentes a la presentación de la plataforma ’El país de demà’ hacen cola en el monasterio de Poblet.

Asistentes a la presentación de la plataforma ’El país de demà’ hacen cola en el monasterio de Poblet. / MAR ROVIRA / ACN

Nada de unilateralismos, que sólo conducen a la frustración. Así de contundentes se mostraron ayer en los integrantes de 'El país de demà', el think tank apadrinado por el sector moderado de la antigua Convergència y el PDECat, que se pretende plantar cara al independentismo del 'president' Torra y el 'expresident' Puigdemont. Unas 150 personas se reunieron ayer durante una reunión de trabajo en el palacio del Abad de Poblet, lugar de gran carga histórica que alberga entre otros tesoros el archivo Terradellas. Entre los reunidos, el 'exconseller' y exalcalde de Sant Cugt, Lluís Recoder, los exdiputados del PDECat en Madrid, Carles CampuzanoJordi Xuclà y Mercè Pigem, la senadora Marta Pascal así como cargos de menor rango del partido. También participaron el exconcejal del PSC en el ayuntamiento de Barcelona, Ramon García Bragado, y Josep Solé, director del Institut d'estudis Financers, entre otros. Antoni Bayona, jurista y exletrado mayor del Parlament, coordinó los debates del eje político del documento.

La reunión sirvió para rubircar una posición en favor de los consensos para hacer avanzar el autogobierno y, sin renunciar a la independencia, apostar claramente por las vías legales y la transversalidad, con un tinte de centro ideológico que no gustó a algunos de los presentes de tendencia liberal. Pese a que los portavoces de la reunión ubrayaban que sólo el 5% de los asistentes son políticos o expolíticos, lo cierto es que el ala más alejada de Puigdemont en el PDECat no descarta convertir este foro en el embrión de un partido. Hoy esta paso "no está en el horizonte", según los dirigentes posconvergentes, que nadan y guardan la ropa esperando que tras la sentencia del 1-O se abra otro ciclo político más favorable a sus planteamientos.

Los impulsores de la iniciativa harán público el texto definitivo en los próximos días e iniciarán una rueda de contactos territoriales y con agentes sociales para darlo a conocer, sin descartar también contactos con los partidos políticos.