Ir a contenido

con la pancarta 'La violencia no tiene género'

Vox boicotea el minuto de silencio contra el último crimen machista en Madrid

Almeida se enfrenta a Ortega Smith por escenificar así su negacionismo de estos crímenes

El Periódico / Agencias

Vox ha boicoteado el minuto de silencio por la última mujer asesinada en Madrid con una pancarta que niega la violencia machista. Sus concejales no quisieron situarse detrás del cartel que sujetaban el resto de grupos del Ayuntamiento, alegando que no iban a situarse detrás de un cartel que "representa la mentira de la ideología de género". En su lugar, exhibieron una pancarta propia en la que se leía 'La violencia no tiene género'.

El propio alcalde, José Luis Martínez-Almeida, se ha encarado este jueves con el portavoz ultraderechista  en el Consistorio, Javier Ortega Smith. "Esto es una realidad dramática, la primera causa de muerte en Madrid, y me gustaría que me hubieras comunicado que venías con una pancarta", le ha reprochado.

Cara a cara

Tras haber anunciado ayer la formación liderada por Santiago Abascal que no participarían en este minuto de silencio, finalmente se han presentado en la plaza de Cibeles con esa pancarta. Cuando han aparecido, el regidor madrileño no ha dudado en acercarse a ellos. Así, le ha recordado a Ortega Smith que "en 2018 un 20% de los asesinatos fueron mujeres, y es una realidad incontestable". Ha precisado que "es cierto que hay violencia intrafamiliar, pero también es cierto que un 20% es asesinato de mujeres", el ha indicado a renglón seguido. "Y aunque solo fuera el uno por ciento, la vida vale lo mismo. No me va a decir el alcalde", ha comenzado a responder el portavoz de Vox, a quien Martínez-Almeida ha replicado que él no decía "eso", sino que existe "una realidad dramática" que es "la primera causa de muerte en Madrid".

Además, le ha echado en cara que no le hubiera comunicado que acudiría con una pancarta. "A mí nadie me preguntó la pancarta que se iba a poner", ha lanzado a su vez Ortega Smith. En este punto, el regidor le ha explicado que se trata de la pancarta que se pone "habitualmente" en el Consistorio, y que lo "razonable" es que todos se juntaran en torno a ella. Smith le ha respondido que es "la que pone la izquierda".

"Yo no comparto ni la ideología de género ni el feminismo del 8 de marzo, pero eso no quiere decir que se coloquen dos distintas", ha expresado Almeida, quien ha lamentado no haber llegado a un acuerdo.

"Compromiso inquebrantable"

Una vez ha finalizado el encontronazo entre ambos y ha tenido lugar el minuto de silencio, ante los medios de comunicación, el alcalde ha reiterado el "compromiso inquebrantable del Ayuntamiento" contra la violencia de género. "Toda muestra de división, de enfrentamiento, en la violencia contra las mujeres es un flaco favor, tenemos que hacer un ejercicio de autocrítica y saber llegar a espacios de entendimiento común. No entraré en valoraciones de lo que ha ocurrido. No puede volver a pasar en esta situación", ha lanzado.

Por ello ha pedido "la lealtad suficiente" para que se pueda "encontrar un espacio común en el que los madrileños y madrileñas tienen el mismo objetivo, acabar con la violencia contra las mujeres". "Apelo a la unidad para afrontar situaciones tan dramáticas. Creo que madrileños no pueden entender lo que se ha producido aquí hoy", ha lamentado.

En la misma línea, la vicealcaldesa, Begoña Villacís, ha lamentado que exista la violencia machista. "Hay violencia machista en este país, en Madrid, y tenemos que combatirla. Nadie niega la existencia de otras violencias", ha precisado.