Ir a contenido

CONFERENCIA EN PRADA DE CONFLENT

Torra rebate a Junqueras y apuesta por la "confrontación" con el Estado

El 'president' da por imposible la vía del diálogo con el Gobierno español

"Que nadie cuente conmigo para convertir el 1-O en un recuerdo melancólico", advierte

Roger Pascual Xabi Barrena

Quim Torra, en Prada de Conflent.

Quim Torra, en Prada de Conflent. / EUROPA PRESS

Quim Torra ha llamado al independentismo a abandonar la estrategia defensiva y, evocando a Johan Cruyff y Pep Guardiola, salir al ataque, hacia la "confrontación" y la "ruptura" con el Estado para avanzar hacia la República. El 'president', que ha apelado a la unidad estratégica, ha dado por imposible la vía del diálogo con el gobierno español que defendía Oriol Junqueras el lunes. 

Un día después de que el líder de ERC rechazara la vía de la confrontación por la que aboga Carles Puigdemont en su reciente libro, Torra ha apostado por la senda marcada por su predecesor. "Solo nos queda la confrontación democrática y pacífica por los derechos y la libertad y por la autodeterminación", ha asegurado en una conferencia organizada por la Universitat Catalana d'Estiu en Prada de Conflent (Francia). 

Torra considera que la etapa del repliegue ya ha pasado y que ahora, con la sentencia del juicio del 'procés' a la vuelta de la esquina, habrá que aprovechar el impulso ciudadano que genere una más que previsible condena para forzar la ruptura. "La sentencia será la condena política del Estado, no la nuestra", ha valorado.

A tres semanas de la Diada ha levantado la bandera del 'ho tornarem a fer' y ha apelado a la "desobediencia civil", señalando que el 11-S será el inicio de la última etapa hacia la independencia. "Tenemos un deber entre nosotros, la responsabilidad cívica y democrática de volver a hacerlo", ha clamado Torra. "La independencia no será nunca un regalo, sino una conquista", ha subrayado.

El 'president', que el lunes se reunió con Junqueras, Jordi Cuixart, Jordi Sànchez y los 'exconsellers Josep Rull, Joaquim Forn, Jordi Turull y Raül Romeva en la prisión de Lledoners, ha reclamado frenar "la batalla entre independentistas" para ir unidos hacia la confrontación y la ruptura. "Es imprescindible una excelente coordinación política y cívica, que entidades y partidos vayan a una en esta confrontación. A la independendencia llegaremos si vamos juntos. Si entendemos que el camino es la ruptura demócratica".

Como si tuviera en mente los versos de Neil Young que Kurt Cobain hizo inmortales ('it's better to burn out than to fade away', es mejor quemarse que apagarse lentamente), Torra ha vuelto a insistir en que había aceptado el cargo para mantener viva la llama del 1-O, no para permitir que se apagara. "Yo no soy un president' para gestionar una autonomía (...). Que nadie cuente conmigo para convertir el 1-O en un recuerdo melancólico", ha advertido, levantando aplausos entre el auditorio.