Ir a contenido

CONFERENCIA EN LONDRES

Puigdemont: "Comienza una nueva era en la que la unilateralidad no debe ser rechazada"

El 'expresident' considera que el tiempo de Pedro Sánchez "se termina" y le reprocha no haber puesto "ni una sola idea" sobre la mesa

Agencias

Puigdemont abre la puerta a recuperar la vía unilateral. / PHIL NOBLE (REUTERS / VÍDEO: ACN)

El 'expresident' Carles Puigdemont ha advertido al jefe del Gobierno español, Pedro Sánchez, de que "su tiempo se termina" para proponer una solución política para Catalunya y ha cargado contra su intervención en el Congreso el pasado miércoles. A su juicio, "no puso sobre la mesa ni una sola buena idea", por lo que, ante la falta de propuestas, abrió la puerta a recuperar la vía unilateral.

En una conferencia en el Frontline Club de Londres pronunciada la noche de ayer jueves, el dirigente político huido en Bélgica ha destacado que Sánchez gobierna gracias al apoyo parlamentario de, entre otros, las formaciones independentistas ERC y PDECat: "Decidimos votar a Pedro Sánchez en la moción de censura porque confiábamos en una nueva generación de políticos".

"Le hemos dejado tiempo para que mostrara su proyecto para Catalunya", ha señalado, pero ese plan no se ha materializado y, por eso, ha agregado, "comienza una nueva era en la que la unilateralidad no debe ser rechazada".

"Nuestra hoja de ruta consiste en abrir las dos alternativas para alcanzar la independencia", ha aclarado, para referirse concretamente a la vía del diálogo o a la vía de la autodeterminación.

Estretegia unificada

El 'expresident' ha opinado que los independentistas necesitan una "estrategia unificada más fuerte que nunca" para enfrentarse a los nuevos retos. "Tenemos que luchar en el Parlamento español, en las instituciones europeas, dentro de las instituciones catalanas y desde el exilio", ha proclamado.

Puigdemont ha dibujado ante un público que le jaleó al gritó de "president, president" a su entrada al salón de actos, una Catalunya "reprimida" ante una España "violenta y antidemocrática".

Interrogado sobre si cree que el "procés" ha separado a familias catalanas, se ha burlado de esa posibilidad y ha aprovechado para ironizar sobre la familia real española sugiriendo que no se hablan entre ellos. "La política no separa a las familias", ha asegurado, y ha comparado las tensiones que provoca el debate sobre la independencia con el que causa el debate Monarquía-República en España.