Ir a contenido

COMPARECENCIA SÁNCHEZ

Iglesias pide no incendiar Catalunya

El líder de Podemos carga contra el "constitucionalismo" de PP y Cs

Miguel Ángel Rodríguez

Pablo Iglesias pide a Pedro Sánchez que no incendie Catalunya. / JOSÉ LUIS ROCA (VÍDEO: ATLAS)

Con una actitud sosegada y conciliadora, el secretario general de Podemos hizo frente a la crisis catalana. Su mensaje para el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, fue claro y conciso: no avivar el fuego en Catalunya. "Muchos sectores le están presionando para que incendie Catalunya, no lo haga", reclamó el secretario general de Podemos segundo después de dirigirse al 'president' de la Generalitat, Quim Torra, para exigirle que "respire" antes de hablar. 

Continuando con el discurso "desinflamador" que Podemos enarbola durante las últimas semanas, Iglesias volvió a quitar hierro a las declaraciones de Torra sobre la vía eslovena: "Se le calentó la boca".  Al igual que el pasado lunes, el dirigente morado defendió que "ningún independentista quiere una guerra en Catalunya", como sucedió en los Balcanes cuando, en 1991, Eslovenia se independizó de Yugoslavia. 

Iglesias fue más cortés con los portavoces de ERC y PDeCatJoan Tardà y Carles Campuzano, respectivamente. A ambos diputados les agradeció la "valentía" de apostar por el diálogo. A Tardà le reconoció la dificultad de decir que "todavía" estan "a tiempo" de encontrar una solución al conflicto catalán. Sobre el portavoz posconvergente, Iglesias admitió que, pese a ser del mismo partido que Torra y decir cosas parecidas, le "gusta más como suena" Campuzano. "Sigamos trabajando juntos", propuso el líder de Podemos a los partidos independentistas. 

El "ladrillo" de la Constitución

Iglesias aprovechó su discurso desde la tribuna del Congreso para cargar contra los partidos que enarbolan el "patriotismo de bandera". PP y Cs fueron el centro las críticas de Iglesias que, con un tono más elevado y agresivo, acusó a populares y liberales de usar la Constitución como una "ladrillo" que lanzar a los que piensan de manera diferente. 

El líder morado, apoyándose en los artículos 41, 42 y 50 de la Carta Magna, criticó a las formaciones de derechas por pregonar un "constitucionalismo" que olvida a los "parados de larga duración" a los "jóvenes exiliados" y a los "pensionistas". Por todo ello, Iglesias exhortó a Sánchez a hacer todo lo necesario "para que, los que utilizan las instituciones y las leyes como una piedra que arrojar, no vuelvan  a traer la corrupción y la mentira al Gobierno del Estado".

En un discurso en el que apelaba al diálogo entre todos los actores políticos, Iglesias también reconoció "echar de menos" una "derecha responsable" y con "altura de Estado". Llegó, incluso, a alabar el discurso de la presidenta del Congreso, Ana Pastor, durante los actos del 40 aniversario de la Constitución. "No estoy de acuerdo con muchas de las cosas que dijo", aseguró, "pero, ojalá, el PP sonara un poco más a Ana Pastor y un poquito menos a José María Aznar", concluyó en un guiño a la presidenta de la Cámara.