Ir a contenido

TABLERO POLÍTICO

El retrato robot del votante de derechas

El PP atesora un electorado envejecido y rural frente a la juventud y estudios de los votantes de Ciudadanos

Tres de cada cuatro votantes de Vox son hombres y la mayoría solo tienen la formación obligatoria

Iolanda Mármol

Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Santiago Abascal (Vox)

Pablo Casado (PP), Albert Rivera (Ciudadanos) y Santiago Abascal (Vox)

En plena batalla por conquistar los votos del centroderecha PP y Ciudadanos parecen haberse sumergido en un proceso de mutación tras constatar la fuga de parte de sus electorados hacia Vox, un partido surgido en la sacudida del tablero político en el 2014, pero que sobrevivía en la marginalidad sin colarse en las instituciones.

Ahora, en un contexto internacional de repliegue identitario conservador, la ultraderecha puede tocar poder en España. La encuesta del Gabinet d’Estudis d’Opinió Pública (GESOP) le da entre tres y cinco diputados en el Congreso y el último CIS le otorga un escaño en el parlamento andaluz que saldrá de los comicios del 2 de diciembre.

¿A qué electorado seduce Vox? ¿Cómo es el perfil del votante en espectro derecho? Los estudios son todavía preliminares y las muestras demasiado frágiles para determinar el alcance de un proceso en plena transformación, pero preconfiguran un primer retrato robot. No es definitivo, porque el fenómeno no está asentado y se somete a constantes volantazos dialécticos de PP y Cs, pero sí da pistas para comprender mejor qué está sucediendo.

PERFIL DEL VOTANTE MEDIO DEL PP

La mayoría se considera de centroderecha (47,6%) y tienen el mismo electorado que se siente de centro como de derecha pura (22,8). Se detecta un sentimiento más autonomista que en sus competidores, probablemente por el arraigo del estado autonómico que, junto al PSOE, construyó, por la gestión en autonomías en las que ha gobernado largamente y por su implantación en el territorio.

Los votantes de Pablo Casado son tanto hombres como mujeres, sin diferencias significativas por género. Donde sí hay una clara señal es en la edad. El PP es un partido envejecido. El grueso de sus electores tienen sesenta años o más (50,4%), seguidos por la franja de cuarenta y cinco a cincuenta y nueve años (21,9%). Los jóvenes no están en el PP (8,5%). Esto se traduce en una amplia base de jubilados (40,9%), la más elevada de todos los partidos, y un ínfimo resultado entre estudiantes (2%).

Los conservadores tienen a su electorado dividido en cuanto a nivel de estudios, hay tantos votantes del PP que solo ha seguido la enseñanza obligatoria como los que han alcanzado títulos universitarios. Esta es una diferencia llamativa con Cs y Vox. El PP es un partido rural, con su nicho en pueblos y pequeñas ciudades, justamente donde más va a competir con Vox, que pugna claramente por esas plazas. El 4% de los votantes conservadores se han fugado a Vox, según el último estudio del GESOP para EL PERIÓDICO.

PERFIL DEL VOTANTE MEDIO DE CIUDADANOS

Albert Rivera tiene a su electorado dividido entre los que se sienten de centro y los que se autoubican como centroderecha (38,6%). Conserva un pequeño pero llamativo porcentaje de votantes que se siente de centro izquierda (12,1%). Su reivindicación es más españolista frente al autonomismo, una línea en la que compite con Vox. Sigue teniendo una ligera brecha de género.

Ciudadanos recibe más votos de hombres (56%) que de mujeres (44%) y sus bases son sobre todo adultos de franjas intermedias en la escala de edad. Su primer nicho son población de entre treinta y cuarenta y cuatro años (34,1%), seguido por los de cuarenta y cinco a cincuenta y nueve. Es aquí donde se ha producido la mayor fuga de votantes del PP a Cs.

Pero, ojo, el perfil del votante de Ciudadanos cambia según el territorio. Casi la mitad de los votantes de Rivera en España tiene estudios superiores, mientras que en Catalunya solo el 32% de su electorado ha llegado a la universidad. No es un fenómeno único (le sucede algo parecido a Podemos) pero es llamativo. El índice de estudios es otro elemento clave que distingue a las tres derechas. Ciudadanos es claramente el partido en ese espectro ideológico con mayor formación de su electorado.

Rivera ha logrado penetrar en ciudades medianas (donde Vox le gana) y capitales (que se reparten a partes iguales los tres partidos). Sobre el mapa, a grandes rasgos, el PP sigue dominando los pueblos, mientras que Cs y Vox pugnan por los grandes núcleos urbanos. Rivera gusta más a los desempleados que el PP (probablemente por la austeridad de la crisis) y que Vox. Tiene un índice menor entre estudiantes (5,3%) pero es el partido de las derechas que más votos recibe de ese colectivo. Según el último estudio del GESOP es el partido que más nutre de votantes a Vox (7% de fugas).

PERFIL DEL VOTANTE MEDIO DE VOX

El dato más llamativo es la inmensa brecha de género de sus votantes. Su electorado está compuesto mayoritariamente por hombres (75%) frente a mujeres (25%). Los análisis académicos suelen atribuir este salto a la denominada “aversión al riesgo”, un fenómeno según el cual las votantes tienden a escoger menos opciones que consideran arriesgadas debido a los patrones de socialización.

Sus votantes son nítidamente de derechas (55,1%), una ubicación ideológica en la que doblan al electorado del PP y en la que Cs no tiene nicho. Sus bases son las que más declaran tener mayor sentimiento español de las tres derechas. El grueso de sus votantes solo tienen estudios obligatorios (44,8%), un espacio en el que se sitúan por encima de Cs y PP. En el nivel universitario, Vox está por debajo (27,6%) de PP (35,2%) y sobre todo de Cs (47,7%).

Pocos parados les votan y también pocos jubilados. La mayoría de sus electores están en activo (75,8%) y, por lo tanto, no se nutren como otras formaciones de extrema derecha en Europa de los perdedores de la globalización. Con todas las cautelas de un proceso que todavía está en ebullición, los datos parecen indicar que Vox se alimenta más del desencanto hacia de las posiciones más conservadoras del PP hacia esta marca que de una población transversal. Los analistas, sin embargo, apuntan a que todo indica a que necesariamente Vox, si sigue en aumento, se irá haciendo más transversal. Ya lo es en edades.

Temas: Vox Ciudadanos PP