Ir a contenido

BARÓMETRO DE CATALUNYA DEL GESOP

Encuesta Catalunya: Solo el 42% de los catalanes piden un referéndum sobre la independencia

La mayoría de los catalanes prefieren negociar un mayor autogobierno que buscar la secesión

La mitad de los votantes de Esquerra niegan que los resultados del 1-O legitimen la DUI

Jose Rico

La plaza de Sant Jaume, el 27 de octubre del 2017, día de la DUI

La plaza de Sant Jaume, el 27 de octubre del 2017, día de la DUI / FERRAN NADEU

'Volem votar' es la proclama por excelencia de quienes sostienen que, deseen o no la independencia, la inmensa mayoría de los catalanes quieren expresar su opinión en un referéndum. Y cientos de veces han repetido los dirigentes soberanistas que ese porcentaje de partidarios del "derecho a decidir" se encarama hasta el 80%. Sin embargo, un año después de las convulsiones del otoño del 2017 y con el cambio de inquilino en la Moncloa de por medio, el Barómetro Político de Catalunya del Gabinet d'Estudis Socials i Opinió Pública (GESOP) para EL PERIÓDICO puntualiza bastante este mantra. Es cierto que casi el 70% de los catalanes piden hoy un referéndum, pero no todos en esta mayoría apuestan por votar la ruptura con España.

A la pregunta de si preferirían un referéndum sobre la independencia o uno sobre la mejora del autogobierno, el 42,4% de los entrevistados se inclinan por una consulta independentista, mientras que el 27,2% se decanta por votar una mayor autonomía, lo que equivaldría a una reforma del Estatut. El 26,5% rechaza cualquier referéndum. En el precedente más cercano del GESOP, del pasado abril, el respaldo a un referéndum llegaba al 78,7%, aunque en aquel caso no se planteaba la disyuntiva entre consulta secesionista o autonomista. Entonces aún 'gobernaba' Catalunya el 155, Quim Torra todavía no era 'president' y Mariano Rajoy residía en la Moncloa, por lo que la vía de la reforma estatutaria estaba en aquel momento bloqueada.

Mejor negociar que romper

Pero el contexto ha cambiado y el actual presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha puesto sobre la mesa una oferta para negociar y votar una mejora del autogobierno catalán. Una opción que agrada a la mayoría de los sondeados. El 56% considera que la Generalitat debería explorar esta vía y aparcar el proceso independentista, aunque un 34,8% no da credibilidad a Sánchez y opina que Catalunya debe seguir el camino hacia el estado propio. Una quinta parte de quienes se sienten independentistas abogan por negociar una reforma del Estatut, incluida una cuarta parte de los votantes de JxCat y un tercio de los de ERC.

Tres de cada cuatro independentistas reclaman un referéndum sobre la ruptura. En cambio, los no independentistas se dividen entre los que piden una consulta sobre el autogobierno y los que deploran toda votación. Entre los votantes del PSC obtiene más apoyos la primera opción y entre los de Ciudadanos y el PP, la segunda. El electorado de Catalunya en Comú-Podem es, una vez más, el que consigna mayor división: el 44,1% apuesta por un referéndum sobre una mayor autonomía y el 41,5%, por una consulta secesionista.

El trabajo de campo de la encuesta se elaboró a partir de 739 entrevistas efectuadas entre el 22 y el 25 de octubre, es decir, coincidiendo con la activación sin consenso del Consell de la República, el viraje de Sánchez respecto al delito de rebelión y la apertura de juicio oral a los líderes del 'procés'. El 52,8% de los entrevistados se declaran contrarios a la independencia, mientras que el 45,9% apoyan la secesión. De este último porcentaje, el 25,7% afirma haberse convertido al independentismo en los últimos años y el 20,2% dice serlo de toda la vida.

Legitimidad en cuestión

El rechazo a la ruptura con España ha crecido cinco puntos desde diciembre del 2017, justo antes de las últimas elecciones autonómicas. El respaldo a un estado catalán ha perdido un punto desde entonces. Dos de cada 10 votantes de los 'comuns' se declaran independentistas, pero la mayor parte de ese electorado (77,2%) no lo es. En paralelo, el 39,4% de los sondeados se sienten tan catalanes como españoles; el 27,1% se confiesan solo catalanes, y el 19,5%, más catalanes que españoles. Solo en el 10,8% prima el sentimiento español.

El GESOP también desmonta otro mantra del procesismo: el supuesto "mandato del 1-O" para declarar la independencia de Catalunya. Para el 68,4% de los catalanes, de aquel referéndum unilateral no se desprendió ninguna legitimidad para la DUI. Tan solo el 28,8% opina que aquellos resultados son válidos para proclamar la secesión. Y es que no son solo los antiindependentistas quienes ponen en duda la legitimidad del 1-O para declarar el estado catalán, sino que también la cuestionan el 50% de los votantes de ERC, el 42% de los electores de JxCat y el 37% de los adeptos a la CUP.

Ficha técnica de la encuesta del GESOP

Técnica: entrevistas telefónicas asistidas por ordenador.
Universo: población mayor de edad y residente en Catalunya.
Número de entrevistas: 739.
Muestreo: Estratificado por dimensión de municipio, siguiendo una afijación proporcional. Selección aleatoria de personas y cuotas cruzadas de sexo y edad, siguiendo la distribución real de la población objeto de estudio.
Error de la muestra: +/- 3,7% para un nivel de confianza del 95,5% y p=q=0,5.
Trabajo de campo: del 22 al 25 de octubre.