Ir a contenido

PULSO INDEPENDENTISTA

Puigdemont activa sin consenso el Consell de la República

Toni Comín coordinará el organismo, que irá más allá de la "internacionalización"

Torra, ERC y las entidades asisten a una reunión de la que la CUP se desmarca

Fidel Masreal

Carles Puigdemont anuncia el Consell de la República para el 30 de octubre en el Palau de la Generalitat / NATÀLIA SEGURA - ACN (ACN VÍDEO)

A falta de unidad independentista, creación de nuevos organismos con voluntad unitaria. La estrategia del 'president' Quim Torra, siempre en plena coordinación con quien le designó, el 'expresident' Carles Puigdemont, insiste en intentar un mínimo común denominador pese a que la realidad del Govern es la de una evidente cohabitación fría entre posconvergentes y republicanos. Mientras, el tercer actor, la CUP, y buena parte del soberanismo civil, en especial la ANC, mantienen un pulso interno para hacer efectiva una república que nunca ha sido tal. Así las cosas, este lunes en Waterloo la cumbre pretendidamente secreta entre los diferentes actores del 'procés' se transformó en un anuncio: la creación por fin, el próximo día 30, del embrión del Consell de la República, que liderará Puigdemont y coordinará el 'exconseller' de ERC Toni Comín, también desde Bélgica.

La reunión en Waterloo contó con la ausencia de los anticapitalistas, que una vez más denunciaron que este tipo de organismos, como el Consell, son meramente "simbólicos" si no van acompañados de la ruptura. En coherencia con esta crítica, los anticapitalistas declinan participar en el Consell y tampoco en el Fòrum Cívic Social i Constituent, cuyo embrión presentará este martes Torra. Por cierto, que hablando de ruptura, la diputada 'cupaire' Natàlia Sànchez, advirtió en el diario 'Ara': "Se ha de desobedecer cuando sea útil".

La pretendida cumbre discreta también llegó precedida de los nuevos avisos del PDECat de distanciamiento respecto a otra plataforma en ciernes: la Crida Nacional per la República, liderada también por Puigdemont. El presidente del PDECat, David Bonvehí, volvió a alertar de que "si la Crida es lo mismo que el PDECat, será el PDECat; y no tiene sentido que haya dos partidos defendiendo lo mismo".

Acuerdos por consenso

En todo caso, la número dos del PDECat, Míriam Nogueras, sí estuvo en Waterloo. Y también representantes de ERC, como Sergi Sabrià, de la Associació de Municipis per la Independència y la Associació Catalana de Municipis, así como la 'consellera' Elsa Artadi y otros afines a Puigdemont, como Albert Batet, de Junts per Catalunya. Òmnium y la ANC acudieron pero sin sus máximos dirigentes.

Fuentes conocedoras del encuentro subrayaron que transcurrió en un clima positivo y que se acordó por consenso presentar el embrión (el 'consell fundador') del Consell de la República el próximo día 30 en el Palau de la Generalitat. Ahora les tocará a Torra y al vicepresidente y dirigente de ERC, Pere Aragonès, trenzar la concreción de un organismo que figura en el pacto de legislatura pero que no va a tener financiación pública, como se encargó de subrayar recientemente el 'conseller' de Exteriors, el también republicano, Ernest Maragall.

Un organismo que no solo servirá para internacionalizar el 'procés', pero cuyo alcance es visto en Esquerra con cierto recelo. En ningún caso los republicanos quieren que se convierta en un Govern paralelo. Pero Puigdemont insistió este lunes tras la cita de Waterloo en la existencia de un Govern ilegítimamente destituido. Y es que en el entorno del 'expresident' se sigue hablando del "Govern legítimo" para refirirse al que presidía Puigdemont.

"Hacer efectiva la república"

Los más optimistas, con todo, dicen ver en la reunión de Waterloo una cierta recuperación del espíritu de ilusión. Una ilusión de la que va necesitado el soberanismo. Toni Comín, a la salida del encuentro, en un hotel de Waterloo, aseguró que el Consell es necesario "para desplegar la república" y que, en caso contrario, si solo se basara la legislatura en las instituciones de la Generalitat y la movilización social, no habría "equilibrio".

Torra, también voluntarista, prefirió apelar a la CUP: "No me cansaré de repetir que hay que tener un proyecto de toda la mayoría independentista, en el que siempre incluyo a los compañeros y compañeras de la CUP. Espero que de aquí al 30 de octubre se convenzan de la necesidad de participar, porque para nosotros el Consell de la República es una pieza clave".

Otra pieza clave en la intención de Torra de reconstruir un cierto andamiaje unificador es el Fòrum Cívic Social i Constituent, cuyo consejo asesor presentará este martes el 'president'. Otro organismo que el Govern había anunciado y que pretende ser un embrión de una futura constitución catalana. Organismo del que la CUP -gran abanderada de los procesos constituyentes junto al espacio de los 'comuns'- se ha desmarcado calificándolo de simple "pintura".

0 Comentarios
cargando