Ir a contenido

MEMORIA HISTÓRICA

Un tribunal español admite por primera vez una querella contra el franquismo

Un juzgado de Bergara aprecia indicios de "genocidio y crímenes contra la humanidad"

Las víctimas se congratulan de la decisión y esperan que abra la puerta a otros sumarios

El Periódico

Pedro Sánchez durante su visita a las fosas comunas del cementerio de Paterna, este lunes.

Pedro Sánchez durante su visita a las fosas comunas del cementerio de Paterna, este lunes. / MIGUEL LORENZO

El Juzgado de Instrucción número 4 de Bergara ha abierto una investigación sobre los crímenes cometidos por la dictadura franquista en el municipio guipuzcoano de Elgeta. El auto califica los hechos objeto de denuncia como "conductas susceptibles de ser tipificadas como genocidio y crímenes contra la humanidad". Se trata de la primera vez que un tribunal español admite una querella sobre los delitos del régimen, después del intento infructuoso del exjuez Baltasar Garzón. 

El alcalde de Elgeta, Iraitz Lazkano, la edil Janire Lazkano, y la representante de la Plataforma Vasca contra los Crímenes del Franquismo y de Intxorta 1937 Kultur Elkartea, Julia Monge, han dado a conocer este auto, de fecha 14 de noviembre, que admite a trámite la querella criminal interpuesta por el propio Consistorio de Elgeta el pasado 4 de octubre.

Tanto el Ayuntamiento como la Plataforma consideran que se trata de una resolución judicial "de enorme relevancia, que da respuesta, por primera vez, a la demanda de justicia sostenida y mantenida durante tantos años por las víctimas de la dictadura franquista", y que "evidencia el conocimiento, respeto y aplicación del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y del Derecho Penal Internacional por parte del Juzgado que ha dictado dicha resolución".

Jueces que no están "dispuestos a mirar hacia otro lado"

"Nos congratulamos al apreciar que hay jueces que no están dispuestos a mirar hacia otro lado cuando se trata de juzgar crímenes reiteradamente denunciados por las víctimas, por organizaciones de Derechos Humanos, tanto del Estado Español como internacionales, y por diversas instituciones locales y autonómicas", ha manifestado Monge.

Por su parte, el colectivo de damnificados Ceaqua ha considerado que la investigación es "un gran paso para juzgar los crímenes del franquismo que tanto tiempo llevan impunes" y que la instrucción puede ser "el principio de muchas más que traigan por fin justicia a las víctimas".

Para acabar precisamente con la impunidad, Ceaqua ha promovido la presentación en el Congreso de una reforma de la ley de amnistía, la norma que hasta ahora aducen los jueces para negarse a investigar el franquismo.

La bomba contra el bar Ostatu

La querella presentada en Bergara se sustenta en 14 testimonios recogidos por la oficina que abrió el Consistorio para las víctimas del franquismo dentro del periodo entre 1936 y 1977, así como otros hechos justificados documentalmente, entre los que se encuentra "la bomba arrojada el 18 de julio de 1980 contra el bar Ostatu".

El alcalde, de EH Bildu, ha señalado que el hecho de que "sea precisamente Elgeta la primera querella de las que se admiten a trámite" en cierto modo es como "si fuera justicia poética" porque la resistencia de este municipio guipuzcoano "fue muy cruenta". "Nos da cierto orgullo el poder reparar lo que hicieron", ha destacado.