Ir a contenido
Félix Millet, Luis Bárcenas e Ignacio González.

LA RENTRÉE JUDICIAL

La financiación del PP y la de CDC marcarán el otoño judicial

La 'trama Gürtel' y el 'caso Palau' encaran la recta final en los tribunales, que determinarán si hubo comisiones ilegales

El 'caso Lezo' se retomará con medio centenar de comparecencias y Anticorrupción reactivará la 'Púnica'

Ángeles Vázquez

Como los malos estudiantes, los tribunales tendrán que hacer el próximo curso lo que dejaron pendiente el anterior y en septiembre retomarán los sumarios que quedaron inconclusos. La corrupción volverá a ser noticia de la mano del 'caso Millet' y de los procesos judiciales sobre  'Gürtel', ‘Lezo’Púnica y Pretoria -cuyo juicio está previsto que acabe a finales del próximo mes-. La presunta financiación irregular del PP y de la antigua Convergència, ahora PDECat, volverán a ser las principales protagonistas de la crónica judicial de los próximos meses.

El 'caso Palau'

Tras una treintena de sesiones, el juicio por el saqueo del Palau de la Música quedó visto para sentencia en junio. Ahora el tribunal presidido por Montserrat Comas deberá concretar el alcance del expolio y si, como sostiene la fiscalía, 6,6 millones de euros fueron a parar a Convergència Democrática (CDC).

En la sentencia que se dictará en las próximas semanas se determinará si Ferrovial pagó comisiones al partido a través de la entidad a cambio de obra pública, tesis que se vio reforzada por el pacto sellado entre el fiscal y la defensa del exdirectivo del Palau Jordi Montull, y de su hija Gemma.

Las conclusiones que alcancen los magistrados podrían ayudar en la investigación del 'caso 3%, de cuya instrucción han trascendido esta misma semana nuevos documentos que demuestran el presunto cobro de comisiones irregulares por parte de Convergència a cambio de adjudicaciones de obra pública.

La 'trama Gürtel'

La financiación irregular del PP se esclarecerá en la sentencia que dictará la Audiencia Nacional en relación a la primera época de la 'trama Gürtel' (1999-2005). El juicio, que se suspendió tras la declaración del presidente del GobiernoMariano Rajoy, como testigo, se retomará en septiembre con las periciales pendientes. Se prevé que concluya en octubre, tras un año de sesiones.

Aunque la existencia de una caja b con la que los populares se financiaron supuestamente durante al menos 18 años se dilucidará en otro juicio, el que se celebrará por los papeles de su extesorero Luis Bárcenas -cuya instrucción se reabrió tras las declaraciones del cabecilla de la trama, Francisco Correa-, durante la vista del ‘caso Gürtel’ no han faltado las preguntas relativas a la “contabilidad extracontable”, en palabras del primero, y los sobresueldos que, según sus notas, cobraron los dirigentes del PP. El presidente del tribunal, Ángel Hurtado, trató de evitarlo rechazando las preguntas de las partes que excedían el periodo investigado, pero será difícil dejar fuera de la resolución toda referencia a la financiación del PP, después de que Bárcenas admitiera la contabilidad b y Correa describiera cómo cobraba comisiones de empresarios a cambio de adjudicaciones que llevaba al partido.

Nóos, la 'Gürtel' valenciana y las 'black', en manos del TS

El Tribunal Supremo ha rebajado sus tiempos y tarda un año de media en resolver los recursos de casación presentados. Entre los que tiene pendientes y se prevé que afronte ya este curso hay tres de gran expectación mediática: el ‘caso Nóos’, la parte de la 'Gürtel' juzgada en València y las tarjetas ‘black’.

De los tres tiene preferencia el relativo a la corrupción de la red liderada por Francisco Correa, porque tanto él como su mano derecha, Pablo Crespo, y el responsable de las empresas valencianas de la trama, Álvaro Pérez, ‘El Bigotes’, ya cumplen las condenas de 13 años, 13 años y tres meses y 12 años y tres meses de cárcel que, respectivamente, les impuso el Tribunal Superior de Justicia de la Comunidad Valenciana por el ‘caso Fitur’. Con el ‘caso Nóos’ se pondrá fin a las especulaciones sobre si Iñaki Urdangarin ingresa en prisión o no. La Fiscalía pide que su condena de 6 años y tres meses de cárcel se eleve a 10, mientras que la defensa pide la absolución. Por otra parte, al revisar las condenas impuestas por el uso de las tarjetas ‘black’ en Caja Madrid, el Supremo determinará si hubo delito en esta práctica.

Medio centenar de imputados

Mientras se dicta la sentencia de la Gürtel los procedimientos que más dolor de cabeza darán al partido de Rajoy serán el ‘caso Lezo’ y Púnica. En el primero a partir del 12 de septiembre desfilará por la Audiencia Nacional el medio centenar de imputados que citó el primer instructor del caso, Eloy Velasco, y que será interrogado por el actual juez, Manuel García Castellón, también encargado de Púnica, cuya reactivación por parte de Anticorrupción se espera para la vuelta del verano. En ambos procedimientos tiene una especial importancia la pieza relativa a la financiación irregular del PP madrileño, en las que están imputados, además del exsecretario general del PP madrileño Francisco Granados y el expresidente de Madrid Ignacio González, el exgerente del partido Beltrán Gutiérrez.

También le causará un disgusto el juicio por la financiación del PP valenciano y la causa del borrado de los ordenadores de Bárcenas, en la que la Audiencia de Madrid tiene que resolver el recurso con el que el partido trata de evitar el juicio por daños informáticos y encubrimiento que pesa sobre él mismo, su tesorera y sus responsables jurídico e informático.

'Operación Cataluña'

En los juzgados madrileños, además, se sabrá más sobre la 'operación Cataluña', con la declaración del exnúmero dos de la policía Eugenio Pino, imputado por haber introducido un pendrive de origen dudoso en el 'caso Pujol'. El juez José de la Mata lo apartó para que no afectara a la investigación relativa a la familia del expresidente de la Generalitat.

Uno de sus miembros, Oriol Pujol, tampoco tardará en saber si será juzgado por el 'caso de las ITV', aunque haya aceptado ya una condena de dos años y medio de cárcel al admitir que cobró comisiones por utilizar su influencia política para favorecer a empresarios amigos con su adjudicación.

El 9-N y Forcadell

Entre los asuntos judiciales pendientes para el nuevo curso judicial figuran varios relacionados con el ‘procés’. Uno corresponderá al Tribunal Supremo, que tendrá que revisar la condena impuesta por el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya al expresidente de la Generalitat Artur Mas y las ‘exconselleres’ Joana Ortega y Irene Rigau por haber promovido la consulta del 9-N de 2014. El alto tribunal ya marcó su criterio cuando él mismo condenó al 'exconseller' de Presidència Francesc Homs a 13 meses de inhabilitación por desobedecer al Constitucional. Esta pena le supuso perder la condición de diputado.

A instancias del propio Constitucional, la Fiscalía interpuso dos querellas por desobediencia y prevaricación contra la presidenta del Parlament, Carme Forcadell. En la segunda también la acompañaban los otros tres miembros de la Mesa de la Cámara de Junts pel Sí y el de Catalunya Sí que es Pot que permitieron votar resoluciones prorreferéndum. El caso está todavía en instrucción, por lo que el juicio difícilmente podrá celebrarse antes del 1 de octubre, fecha prevista para la celebración del referéndum unilateral.