Ir a contenido

EL 'CASO 3%'

La Guardia Civil detecta nuevas supuestas mordidas en CDC

Los investigadores repasan cómo un empresario donaba a la CatDem y despúes lograba adjudicaciones

El imputado dio 147.000 euros a la fundación convergente y recibió varias licitaciones de obras

J. G. Albalat / R. Julve / Barcelona

Registro en una sede de CDC, en octubre del 2015.

Registro en una sede de CDC, en octubre del 2015. / AFP / LLUÍS GENÉ

Los agentes de la Guardia Civil que investigan el 'caso 3%' por indicación del Juzgado de Instrucción número 1 de El Vendrell han detectado nuevos documentos que demuestran el presunto cobro de comisiones irregulares por parte de Convergència a cambio de adjudicaciones de obra pública. En un informe entregado en dependencias judiciales el pasado 9 de agosto y al que ha tenido acceso este diario se señala al empresario Fèlix Pasquina como beneficiario de esas licitaciones. Él, supuestamente a cambio, donó al menos 147.000 euros a la Fundació CatDem, vinculada a CDC.

De acuerdo con los documentos de los que se incautaron los investigadores durante el registro de alguna de las propiedades de Pasquina, este entregó a la CatDem 102.000 euros el 31 de octubre del 2014 y otros 45.000 el 28 de enero del 2015. Estas donaciones se efectuaban a través de las sociedades administradas por el imputado: Voladures i Enderrocs, Berguedana de Transports i Excavacions, Reciclatge Mòbil del Llobregat y Tramex Empresa de Lloguers.

Asimismo, los agentes hallaron un documento de la junta general de accionistas de una compañía de Pasquina en el que se acordaba la decisión de aportar fondos a la "Fundació Privada Catalanista i Demòcrata-CatDem" y en la que se incluía una anotación manuscrita donde se indicaba: "Fundació CatDem, 174.000 euros". La Guardia Civil, de acuerdo con los correos electrónicos intervenidos al extesorero convergente Andreu Viloca, sospecha que el redactado de ese documento sigue una plantilla elaborada por los propios nacionalistas, "un modelo propio de la fundación" que "probablemente habría sido facilitado por la Fundación CatDem a Pasquina". Es decir, él solo debía anotar los nombres de los directivos y la cuantía a entregar.

La contraprestación

Siempre de acuerdo con el informe de la Guardia Civil, se investiga si dichas donaciones guardan relación con la adjudicación a las empresas de Pasquina de obras como "La mejora de la seguridad de la carretera BV-1202 entre Ullastrell y Abrera" (por un importe de 252.980,52 euros sin IVA); la mejora de un tramo de la C-55 en Manresa (por valor de 2.101.864,23 euros sin IVA que posteriormente se amplió a 2.321.996,12 sin IVA); y un "contrato de servicios para la ejecución de operaciones de conservación de obra civil, señalización vertical y barreras de seguridad" en varias carreteras catalanas dependientes del Departament de Territori. En este caso, el precio de la adjudicación fue de 7.203.443,14 euros con IVA incluido. 

Cuantías y obras al margen, los agentes también han rastreado agendas y llegan a la conclusión de que "las continuas reuniones que tiene [Pasquina] con Andreu Viloca, basadas en las anotaciones que constan en los asientos diarios de los años 2012 y 2013, tienen un fin, que no es otro que la adjudicación final de un contrato y por ello una donación a la fundación como contraprestación".

En su análisis, además, los investigadores resaltan que algunas obras adjudicadas a Pasquina obtenían la tercera mejor puntuación en la parte económica del concurso de licitación pero se situaban las primeras en la cuestión técnica. En este sentido, "tal y como se ha ido exponiendo durante la investigación, la puntuación técnica es de entre los criterios de adjudicación la más subjetiva y valorable por la mesa de contratación, y es la empresa Pasquina SA la que obtiene mayor puntuación", lo que decantaba la balanza a su favor.